Aprobación del nuevo Estatuto del Estudiante Universitario

Consejo de Universidades y Conferencia General de
Política Universitaria emiten un informe favorable del texto, que sitúa a los alumnos en el centro del modelo formativo

El Consejo de Universidades y la Conferencia General de Política Universitaria han emitido un informe favorable al nuevo Estatuto del Estudiante Universitario, que sitúa a los alumnos en el centro del modelo formativo de las universidades. En el texto aprobado se establece que habrá un Consejo de Estudiantes Universitario del Estado, canal directo de representación estatal, y se garantiza al estudiante no sólo el derecho a ser consultado y a votar sino también el derecho a participar.

Los alumnos tendrán voz y voto, y no sólo se reconoce su derecho a ser consultados sino también a participar activamente en la vida universitaria. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid.
A propuesta del Ministerio de Educación, el Consejo de Universidades y la Conferencia General de Política Universitaria, órganos que reúnen a los rectores de las universidades españolas y a los representantes educativos de las Comunidades Autónomas, respectivamente, han aprobado, en reunión celebrada el día 26 de abril, el nuevo Estatuto del Estudiante Universitario. El texto aprobado crea un Consejo de Estudiantes del Estado y garantiza la participación del alumnado en la política y la gestión universitaria.
El Consejo de Estudiantes Universitario del Estado permitirá que los alumnos cuenten con un canal directo de representación estatal, semejante al que tienen los rectores y las Comunidades Autónomas a través del Consejo de Universidades.
El Consejo, según se establece en el texto aprobado, estará presidido por el ministro de Educación y contará con un miembro por cada universidad pública y privada existente en España; con representantes de las asociaciones estudiantiles con presencia en el Consejo Escolar del Estado; y con hasta tres estudiantes procedentes de asociaciones que, aunque no cuenten con dicha presencia en el Consejo, estén involucradas en al menos seis universidades y tres comunidades autónomas.
Con este Estatuto se crean mecanismos para colocar a los estudiantes en el centro del modelo formativo de las universidades otorgándoles una participación más activa en la vida académica, en la política estratégica, en la gestión y en la gobernanza de los centros. A este respecto, el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, significó ante los medios de comunicación que “es imprescindible entender la participación del estudiante desde la perspectiva de una Universidad de calidad donde el estudiante es el centro de los procesos de aprendizaje, docencia y decisión de los asuntos que atañen a la vida y gobierno de la Universidad".

Participación activa

La participación de los universitarios se entiende en tres dimensiones: en relación a los servicios, en relación al gobierno de los centros y a la política universitaria autonómica y estatal, y en relación a la política de responsabilidad social y ética de las universidades. Los estudiantes tendrán voz y voto, y no sólo se reconoce su derecho a ser consultados sino también a participar activamente en la vida universitaria.
Bajo la coordinación del Ministerio de Educación, desde el pasado mes de julio se han mantenido reuniones con el objetivo de adoptar un marco institucional que partiese del acuerdo consensuado. En ellos han participado asociaciones de estudiantes y entidades representativas de personas con necesidades especiales, así como la Conferencia española de defensores universitarios, la CRUE y la RUNAE (la permanente de Secretarios Generales de Universidades).
El pasado 4 de marzo, las diferentes asociaciones de estudiantes alcanzaron un acuerdo sobre la composición del Consejo, lo que permitió iniciar las tareas de impulso al Estatuto. Su aprobación constituía una aspiración de los colectivos de estudiantes desde hace tiempo y uno de los mayores retos del Gobierno en materia de ordenación universitaria.
El Consejo de Estudiantes Universitario del Estado formará parte del marco clave para debatir las políticas de modernización y desarrollo del Espacio Europeo de Educación Superior.
El texto de este Nuevo Estatuto del Estudiante deberá recibir el informe favorable del Consejo de Estado y, con posterioridad, del Consejo de Ministros donde será aprobado de forma definitiva.

Becas y doctorados

Por otra parte, el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, explicó ese mismo día, en declaraciones a los medios antes de presidir la Conferencia General de Política Universitaria celebrada en la sede del Consejo Escolar del Estado, que su departamento estudia modificar la financiación del sistema de becas, ampliando la cantidad y la modalidad de las mismas de cara a 2013, de modo que quienes disponen de menos recursos económicos puedan beneficiarse de estas ayudas y “ningún talento se vea desperdiciado”.
“No podemos pedir a quienes tienen menos que hagan el esfuerzo de sostener las becas de quienes tienen más, si ni siquiera ellos mismos pueden acceder a esta educación”, señaló Gabilondo, quien recalcó que estas medidas no entrarán en vigor antes de 2013 “porque no se puede dejar la educación al margen de la situación económica general del país”. En este sentido, pidió que el debate de las tasas de matriculación no se separe del de las becas y del rendimiento escolar.
Gabilondo, según informa Europa Press, señaló asimismo que “además, hemos analizado informes sobre los doctorados, de cara a analizar su estructura y duración, para darle al doctorado el estilo europeo”, y avanzó que su departamento perseguirá su reconocimiento “no sólo académico, sino social” y dirigido al fomento de la empleabilidad.

 

arriba