Documento final para el pacto en educación

El Gobierno se compromete a acelerar la negociación del Estatuto del Profesorado y contempla una inversión de 1.570 millones de euros en tres años

El texto que propone Educación contempla prorrogar la actual jubilación anticipada de los profesores, así como retomar la negociación del estatuto docente. Además, establece llevar a cabo evaluaciones nacionales en 4º y 6º de Primaria y en 2º y 4º de ESO. En este último curso, los alumnos podrán elegir entre dos vías no excluyentes, una enfocada al Bachillerato y otra a la FP. También se reduce el número de materias y se articulan las medidas para que todos los alumnos se expresen correctamente en castellano.

El ministro de Educación, Angel Gabilondo, durante la rueda de prensa en la que dio a conocer el estado de las negociaciones sobre el pacto educativo.
(Foto: Rafael Martínez)

Madrid. M. GIRON
El ministro de Educación, Angel Gabilondo, ha declarado que el texto definitivo del Pacto por la Educación que ha presentado a partidos políticos, comunidades autónomas y representantes de todos los sectores educativos ha alcanzado el máximo de su capacidad de consenso, y ha establecido un plazo de 15 días para conocer la respuesta definitiva de los agentes implicados.
El titular de Educación ha dicho que “prestaremos atención no sólo a quien se opone al pacto sino a quienes lo apoyan” para saber con que fuerzas contamos y “valorar el camino a seguir después”. “Vamos a pensar en quién puede decir sí y no sólo en quien diga no” –añadió el ministro- quien ha confesado que no le es “indiferente” la postura del PP, “puesto que queremos dotar de estabilidad al sistema educativo”, pero señaló que un rechazo del partido en la oposición “tampoco tendría porque invalidar el resultado del acuerdo”.
Tras reunirse a lo largo del día con más 100 personas implicadas en la consecución de este acuerdo, el ministro ha expresado en rueda de prensa “su enorme agradecimiento” a todos ellos, por su “alta responsabilidad institucional”, y ha calificado de “muy positiva” la respuesta obtenida en las cuatro mesas de negociación del pacto educativo (diálogo social, comunidad educativa, conferencia sectorial  partidos políticos), y afirmó que, “con independencia del resultado, el proceso ya ha sido muy fructífero por sí sólo”, puesto que ha permitido, entre otras cosas, hacer un adecuado diagnóstico e identificar acciones que “consideramos necesarias y precisas llevar a cabo”.

Intenso trabajo

El texto definitivo del denominado Pacto Social y Político por la Educación incluye 12 objetivos y 148 propuestas de acción que son el resultado del estudio de más de 120 documentos. Tiene, además, cuatro anexos, uno para cada sector (comunidad educativa, partidos políticos, comunidades autónomas y mesa de diálogo social para la educación) los cuales tendrán que ser firmados por cada uno de los interesados. De esta forma, se garantiza la “responsabilidad” de cada parte, ya que “cada cual conoce los compromisos que asume al firmar”.
Respecto al presupuesto destinado a esta materia en los próximos tres años, ascenderá a 1.570 millones de euros, repartidos de la siguiente forma: 590 millones en 2011, 590 en 2012 y 390 en 2013. A estas cantidades hay que sumar la cofinanciación de las autonomías, por lo que el ministro espera que el presupuesto educativo pueda doblarse. “Invertir en educación es caro, pero no hacerlo es carísimo”, añadió Gabilondo, a la vez que confirmaba el total compromiso del Gobierno con la financiación del pacto, no solo a través del presidente Zapatero sino también del Ministerio de Hacienda.

Dominio del castellano

Entre las principales novedades del último texto de este  pacto educativo figura el que los poderes públicos deben poner los medios necesarios para que al finalizar la ESO, todo el alumnado comprenda y se exprese con corrección oralmente y por escrito, en la lengua castellana y, si la hubiere, en la lengua cooficial de la Comunidad Autónoma.
Además, en 4º y 6º de Primaria y en 2º y 4º de ESO el Ministerio de Educación y las autonomías acordarán el diseño de una evaluación general para el diagnóstico del sistema educativo. Se realizaría sobre una muestra de alumnos y su objetivo sería la evaluación de la situación, nunca calificar los centros.
Igualmente, el texto promueve que las materias se agrupen en ámbitos principalmente en los primeros cursos de la ESO con el fin de reducir el número de materias y de profesores que tiene el alumnado.
Respecto a 4º de la ESO, se mantiene como un curso de carácter orientador al siguiente ciclo educativo. Así habrá dos opciones a elegir: una encaminada al Bachillerato, con materias que adelantes contenidos del mismo, y otra hacia la FP de Grado Medio.

Cambiar de opción

Además, se establecerán procedimientos de convalidación de materias entre Bachillerato y FP de Grado Medio para que los alumnos puedan cambiar de opción una vez empezado cualquiera de los ciclos.
El texto recoge un incremento en el conjunto de medidas en el ámbito escolar y social con el fin de garantizar que todos los jóvenes se expresen con corrección, al menos, en un idioma extranjero, especialmente en inglés. En este sentido, se acreditará el nivel alcanzado en otras lenguas según los niveles de referencia del Consejo de Europa.
Igualmente, se adoptarán medidas para facilitar la transformación progresiva en plazas de Educación Infantil de la oferta de atención a los niños de 0 a 3 años.
En cuanto al tiempo de escolarización, se fomentará que todos los estudiantes continúen su formación, como mínimo hasta los 18 años, flexibilizando las ofertas formativas, impulsando el aprendizaje a lo largo de la vida y ofreciendo alternativas que permitan compatibilizar formación y empleo.
Educación promulgará el Estatuto del Estudiante Universitario y la Constitución del Consejo de Estudiantes para contar con un marco adecuado que garantice su participación en los asuntos universitarios.

Jubilación anticipada

Respecto al profesorado, se propone la posibilidad de prorrogar el vigente sistema de jubilaciones anticipadas para los docentes hasta que se regule la edad de jubilación en los distintos colectivos de trabajadores en el marco del Pacto de Toledo. También se comprometen a retomar la negociación del estatuto docente en junio y cerrar un acuerdo antes de final de año, lo que permitirá la estructuración de la carrera profesional docente.
Asimismo, se reforzará la labor del profesor al promover su reconocimiento y su autoridad moral y profesional en el ejercicio de sus funciones y fomentando el respecto y el buen clima de convivencia en las aulas.
Además, se organizarán planes específicos de formación permanente para facilitar al profesorado una buena preparación, tanto en los aspectos científicos como pedagógicos, así como para la utilización de las tecnologías de la información en las aulas.
En lo que se refiere a los centros educativos, en el texto de recoge el compromiso de revisar el cálculo de las subvenciones a los colegios concertados y a impulsar la equiparación progresiva de las condiciones laborales de los profesores de estos centros con los de los públicos. Para ello se establece que, “una comisión con la participación de las organizaciones empresariales y sindicales más representativas de la enseñanza privada concertada estudiará la cuantía de los módulos de concertación.
Por último, se organizarán “campañas de sensibilización dirigidas al alumnado y a sus familias, en las que subraye la importancia de continuar los estudios”. Igualmente, la programación general de la enseñanza por parte de las administraciones favorecerá la libertad de elección de las familias”.
El documento sobre el Pacto Político y Social por la Educación se encuentra en la siguiente dirección web:

http://www.educacion.es/dctm/ministerio/horizontales/prensa/

 

arriba