Ganar salud en la escuela

Los Ministerios de Educación y Sanidad editan una guía para desarrollar proyectos de calidad en este ámbito en los centros de enseñanza

Desarrollar proyectos de promoción y educación para la salud en los centros es la finalidad de una guía, que recoge objetivos, dimensiones de actuación, contenidos e indicadores de evaluación útiles, para facilitar la incorporación de estas actuacio- nes, desde el marco que proporcionan la LOE y el Proyecto Educativo de Centro.

Los centros disponen de un marco conceptual sólido para poner en marcha un proyecto de PES factible y de probada efectividad. (Fotos: Rafael Martínez)

Madrid. ROSAURA CALLEJA
La firma de un convenio de colaboración desde 1989 entre los Ministerios responsables de la Educación y la Sanidad es un claro exponente del interés de las Administraciones por facilitar los avances en promoción y educación para la salud en la escuela (PES). La guía “Ganar Salud en la escuela” lleva la firma del Instituto de Formación del Profeso- rado,  Investigación   e  Innovación  Educativa

(IFFIE). El texto es el resultado y la síntesis de dos publicaciones previas: la primera analiza los avances en PES que se han producido hasta 2008 en el ámbito autonómico y la segunda es un documento de referencia sobre criterios de calidad en PES.
Los expertos consideran que el ámbito escolar constituye un espacio idóneo para desarrollar actuaciones de promoción y educación para la salud, además de constatar el interés del profesorado por formarse en este campo e introducir la PES a la práctica educativa de los centros.
Así como, la PES representa una de las herramientas clave de las que puede disponer un centro, no sólo para incrementar los niveles de salud de los alumnos, sino también para contribuir de forma significativa a mejorar su clima interno y a responder a los retos educativos.

Marco conceptual

Según se especifica en el primer capítulo, los centros disponen de un marco conceptual sólido para poner en marcha un proyecto de PES factible y de probada efectividad, capaz de optimizar los resultados globales del Proyecto Educativo de Centro (PEC). Las pautas y los instrumentos educativos que se derivan de los modelos teóricos de Promoción de la Salud, Educación para la Salud, Creencias en Salud y del modelo de la Influencia Social proporcionan las herramientas adecuadas para llevar a cabo proyectos de probada efectividad. La consideración de estos modelos permite integrar el trabajo educativo en Promoción y Educación para la Salud en el Proyecto Educativo de Centro y desarrollarlo en cuatro dimensiones: la curricular, el entorno interno del centro, la familiar y la coordinación con los recursos socio-sanitarios locales.

Claves para el éxito

En el capítulo segundo se proporcionan las claves para alcanzar el éxito de un proyecto básico de promoción y educación para la salud. Por una parte, es preciso integrarlo en el marco del Proyecto Educativo de Centro y considerar el marco legal que lo sustenta, la LOE y los desarrollos autonómicos que lo complementan. También se deben valorar las necesidades objetivas del centro, además de las percibidas por los alumnos y profesores. Otras claves para alcanzar el éxito son utilizar las aportaciones de las diferentes áreas de conocimiento, partir de modelos teóricos de efectividad probada y contar con los grandes paradigmas pedagógicos que plantean la transversalidad, la interactividad y la participación como los métodos educativos más efectivos. De igual modo, se deben incorporar en los contenidos específicos del currículo la educación en conocimientos relevantes en salud, valores y habilidades para la vida y tender a la adopción de un enfoque integral y contextualizado, desarrollado a lo largo de todos los ciclos educativos y planificado de acuerdo con el modelo lógico. Por último, apuestan por incorporar un tratamiento sensible a los aspectos de género y a las características socioculturales de los alumnos y fomentar la formación continuada del profesorado del centro.

Profundizar en el proyecto

En este capítulo se ofrecen opciones de profundización, entendidas como posibles extensiones opcionales del proyecto troncal básico de PES, cuya adopción se deberá realizar considerando la situación y necesidades que presentan los estudiantes en cada centro.
Para que el grado de implicación del centro en el proyecto de PES sea más claro y explícito, y disponga además de elementos más específicos y consecuentemente más fáciles de manejar en todas las actuaciones del centro es necesario profundizar en el proyecto, además de para afrontar de forma más adecuada aquellos aspectos que pueden claramente mejorar el clima interno de la comunidad escolar en su conjunto. También, para optimizar el abordaje educativo y responder específicamente a aquellas situaciones que pueden afectar negativamente a la salud de los alumnos y que, de acuerdo con la evidencia disponible, son mejorables desde el ámbito educativo. Con la puesta en marcha de este proyecto se optimizarán la fluidez de las relaciones que el centro mantiene con las familias, así como se incrementará su contenido y relevancia para los padres. De igual modo, se reforzarán vínculos de mutua colaboración y apoyo con instituciones públicas, servicios sociales, deportivos y sanitarios, así como con organizaciones familiares y ciudadanas presentes en el ámbito local.

Calidad

El último capítulo contiene unas pautas y un instrumento de trabajo que pueden facilitar la aplicación de una propuesta integral de PES basada en la evidencia de efectividad. Por una parte, presenta una síntesis básica de criterios de calidad que debe cumplir un proyecto en promoción y educación para la salud. Un repaso a la presencia o ausencia de cada criterio posibilitará la valoración de un proyecto que se quiera desarrollar o presentar a una Administración pública para lograr financiación. También incluye un instrumento de medida, que puede servir para evaluar la calidad, tanto de un proyecto en desarrollo como de un programa ya editado y de los materiales que lo integran.

 

arriba