"Imágenes de un siglo de España" muestra la evolución experimentada por nuestra sociedad

Arte contemporáneo de Turquía. La instauración de la República de Turquía en 1923 supuso una apertura a la modernidad que, en lo artístico, tuvo plasmación en actuaciones como la llevada a cabo por la Academia de Bellas Artes (Sanayi-i Nefise Mekteb-i Âlisi), que tomó la iniciativa de mandar a París a algunos de sus alumnos más aventajados. En contacto con las vanguardias artísticas y literarias, los artistas turcos asimilaron los movimientos modernos europeos y aportaron sus propias interpretaciones subjetivas. Tras la Segunda Guerra Mundial, esta relación se hizo todavía más estrecha, y la escuela de París de los años cuarenta y cincuenta y el expresionismo abstracto norteamericano dejaron una huella perdurable en la sensibilidad de los artistas turcos, en la que una de las constantes ha sido la fascinación por las formas abstractas, abordada con enfoques diversos, ya sea desde el expresionismo y la abstracción figurativa o a través de interpretaciones fantásticas.
Este arte de la Turquía contemporánea, muy poco conocido fuera de sus fronteras, ha contado con el mecenazgo del Banco Central de la República, que ha reunido una importante colección de esta creatividad moderna. Ahora, y hasta el 30 de mayo, se exhibe por primera vez en España, en CaixaForum Madrid, una selección de Obras maestras contemporáneas de Turquía en la colección del Banco Central de la República de Turquía. Diecisiete artistas, que abarcan un arco de 1950 a la actualidad, son los elegidos en esta selección: Zeki Faik Izer, Nejad Devrim, Selim Turan, Mübin Orhon, Adnan Çoker, Ömer Uluç, Erol Akyavas, Devrim Erbil, Burhan Uygur, Osman Dinç, Kemal Önsoy, Mithat Sen, Mustafa Ata, Alaettin Aksoy, Serdar Arat, Komet (Gürkan Coskun) y Mehmet Güleryüz. Todos ellos estuvieron en contacto con los movimientos artísticos europeos y norteamericanos de la segunda mitad del siglo XX,  incorporando  nuevas ideas a su trabajo, sin renunciar por ello a sus creencias y valores estéticos y creando una obra original y subjetiva. Su fuerza gráfica y la potencia del color son constantes en estas obras que, aunque pintadas en fechas y circunstancias muy distintas, remiten a un legado histórico común.

 
 

Proyecto A Troya. Dentro de las iniciativas de intervención social que facilitan los procesos de educación, integración y rehabilitación en los centros penitenciarios, impidiendo su conversión en espacios de relegación, las herramientas culturales resultan especialmente eficaces a la hora de fomentar la inclusión a través del desarrollo de la reflexión, la sensibilidad y la creatividad entre las personas reclusas. Por esto, el Círculo de Bellas Artes puso En 2008 el Círculo de Bellas Artes puso en marcha un amplio programa de trabajo que incidía en este espacio junto con la Obra Social de Caixa Catalunya, la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales, Solidarios para el Desarrollo y la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias. El objetivo de la iniciativa, que también contó con la colaboración del Ministerio del Interior, la Universidad Autónoma de Madrid, Alianza Editorial y el Centro Penitenciario Madrid VI-Aranjuez, era el desarrollo dentro de un centro penitenciario de un conjunto de actividades culturales vertebradas e intelectualmente ambiciosas que trascendieran el ámbito más puramente asistencial.
El fruto, desarrollado desde diciembre de 2008 a noviembre de 2009 en el Centro Penitenciario Madrid VI-Aranjuez, es el proyecto A Troya. Tragedia, paz y justicia, articulado en torno a una representación teatral basada en dos obras de Eurípides: Hécuba y Las Troyanas, y en donde los participantes se han enfrentado a todos los aspectos del montaje, desde el proceso de estudio y comprensión de las obras fuente, hasta la representación final, pasando por la escritura del texto teatral, la escenografía, la música y la documentación y difusión de todo el proyecto.  
Estos días se presenta a los medios la experiencia a través de un libro y un DVD que no sólo dan cuenta de la complejidad cultural del proyecto sino que ambicionan servir como materiales de trabajo para experiencias similares, ya sea en centros penitenciarios o en otros espacios necesitados de intervención social y cultural.

 
   

Colecciones del MNAC en línea. El Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC) estrena el nuevo portal de colecciones en línea, http://art.mnac.cat , primera fase de un ambicioso proyecto de gestión documental y de contenidos del MNAC que va a permitir acceder a la imagen de todas las obras expuestas en la colección permanente, cerca de 1900 obras, así como a su ficha técnica, con la información en tres idiomas: catalán, castellano e inglés. Con una búsqueda avanzada que facilita la consulta de las obras desde diferentes categorías: colección, autor, título, cronología, número de inventario, período, clasificación genérica y tema, entre otros, el nuevo portal es dinámico y se actualizará continuamente, ya que está integrado en el sistema de gestión documental del museo, Museum Plus. 
El nuevo portal de colecciones en línea del MNAC permitirá, además, comprar las imágenes realizadas a través de este mismo subportal, mediante una plataforma de pago.
Otra de las aportaciones que esta innovación tecnológica trae es que se podrá desde el nuevo portal del MNAC se acceder a dos gigafotos,  fotografías de altísima resolución consultables por Internet, realizadas para la web www.patrimoni.gencat.cat en su proyecto de difusión del patrimonio cultural catalán; las gigafotos son imágenes de alta resolución, que pueden tener hasta 50 veces la resolución de una cámara fotográfica normal. A pesar de sus dimensiones, son consultables por Internet en tiempo real. Se trata  de una técnica muy similar a la que utiliza Google para Google Maps o Google Earth.
Las pinturas murales románicas del ábside central de San Climent de Taüll y “La Vicaría” de Mariano Fortuny son las dos obras a las que se les ha aplicado esta técnica que permite un nivel de detalle en la visión superior a la observación directa: a su través se puede ver aspectos de la obra como el detalle de la pincelada de Fortuny hasta los cortes que separan las diferentes partes de las pinturas murales arrancadas del muro de San Climent de Taüll.

 
     
arriba