Erradicar la violencia en las aulas

El Ministerio de Educación convoca un concurso de buenas prácticas en los centros para mejorar la convivencia escolar

Los centros públicos y concertados que impartan enseñanzas de los niveles no universitarios podrán concurrir a un concurso de ámbito nacional, convocado por el Ministerio de Educación para favorecer actuaciones encaminadas a combatir la violencia y fomentar la convivencia en el ámbito escolar. Se valorará especialmente la implicación de profesores y alumnos en las actuaciones realizadas, la participación de las asociaciones de padres, la integración de minorías y las acciones encaminadas a favorecer la igualdad entre hombres y mujeres.

En este concurso se premiará a los centros que hayan desarrollado “buenas prácticas” encaminadas a prevenir y erradicar la violencia en el entorno escolar, y a fomentar la convivencia. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid. G. A.
El Ministerio de Educación ha convocado un concurso nacional de buenas prácticas para el impulso y mejora de la convivencia escolar. Su principal finalidad es “reconocer el esfuerzo realizado y la contribución a la mejora de la calidad de la educación de los centros docentes españoles sostenidos con fondos públicos que impartan enseñanzas de 2º ciclo de Educación Infantil, Educación Primaria, Educación Especial, Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato, Formación Profesional o Enseñanzas de Régimen Especial, que durante el presente curso 2009-2010 hayan desarrollado planes y actuaciones dirigidas a la mejora y desarrollo de la convivencia.
El “Boletín Oficial del Estado” publicó el 11 de marzo la resolución promulgada por la Secretaría de Estado de Educación y Formación Profesional con las bases de esta convocatoria, que establece tres modalidades para concursar: (A) para centros públicos de Educación Infantil, Primaria y Especial; (B) para centros públicos de Secundaria Obligatoria, Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanzas de Régimen Especial; y (C) para los centros privados concertados que impartan cualquiera de dichos niveles. En cada una de ellas se concederán tres premios de 9.000, 6.500 y 4.500 euros y los respectivos diplomas acreditativos. Además, se podrán conceder menciones honoríficas para los colegios que, no habiendo obtenido premio, destaquen con su proyecto en la valoración realizada por el jurado.

Desarrollar hábitos positivos

Los premios se concederán a los centros “que demuestren haber desarrollado buenas prácticas de cara a la prevención y erradicación de la violencia, y al fomento y desarrollo de hábitos positivos y favorables a la convivencia”. El plazo de presentación de las candidaturas finalizará el 2 de junio del presente año, y los centros que quieran participar deberán contar con la aprobación previa de su consejo escolar y notificarlo a sus respectivas administraciones educativas. Y deberán presentar en la Dirección General de Educación y Cooperación Territorial, Subdirección General de Cooperación Territorial, calle Los Madrazo 15-17, 1ª planta, 28014-Madrid, el correspondiente formulario de inscripción, que se descargará de la página web del Ministerio de Educación: http://www.educacion.es/horizontales/servicios/becas-ayudas-subvenciones/premios-centros-educativos/convivaencia-escolar.html
También adjuntarán un certificado del secretario del Consejo Escolar del centro, donde conste su aprobación para participar en esta convocatoria, junto a una copia de la comunicación a la correspondiente administración educativa. Y también tres ejemplares de la memoria de la actuación o actuaciones alegadas para concursar, que ocupará un máximo de 40 páginas (45 con los materiales complementarios) numeradas y redactadas a una cara, en tamaño A4, con un interlineado doble y utilizando el tipo de letra Arial cuerpo 12. A todo ello se acompañará un CD que contenga el citado formulario y esa memoria.

Implicación de todos

El proceso de selección para conceder los premios se efectuará “en régimen de concurrencia competitiva, con procedimiento único. Y se valorará la integración de la práctica de dinamización de la convivencia en las actividades habituales del centro; así como la implicación efectiva del profesorado y del alumnado, el protagonismo atribuido a éste, y el porcentaje de participantes de ambos sectores en las diversas acciones. Y también la integración de las minorías sociales, culturales étnicas y del alumnado con necesidades educativas especiales en el normal funcionamiento del centro, “considerando las estrategias y actividades diseñadas para la participación activa de éstas, más allá de su integración estrictamente curricular”.
Se tendrá en cuenta asimismo la implicación y la participación de las asociaciones de padres y, en su caso, de las organizaciones de alumnos o juntas de delegados, y la existencia de planes de formación específica para ambos colectivos; y el desarrollo de “actividades y actuaciones positivas dirigidas a favorecer la igualdad entre hombres y mujeres, a evitar la discriminación en función del sexo o por tendencia sexual, y a prevenir conductas violentas por razón de género”. Y se estimará igualmente “el desarrollo de programas de formación permanente del personal responsable, y del resto del profesorado participante en los planes de fomento de la convivencia escolar”.

 

arriba