La Escuelas Católicas de Madrid piden la concertación del Bachillerato

Una encuesta revela que la mayoría de los profesores de estos centros
se sienten identificados
con su proyecto educativo

Los responsables de los colegios católicos concertados han pedido la extensión de las subvenciones al Bachillerato, para garantizar el derecho de las familias a elegir centro y mejorar la calidad y pluralidad del sistema educativo. También han realizado una encuesta entre sus profesores que, de forma mayoritaria, dicen estar identificados con su proyecto educativo.

La mayoría de los profesores de los centros católicos concertados valoran positivamente su ambiente de trabajo y su relación con compañeros y alumnos. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid. G. A.
Las Escuelas Católicas de Madrid (FERE-CECA y EyG) y la Asociación de entidades colaboradoras de la Enseñanza (AESECE-Madrid) han organizado una jornada, en la que más de 200 directores de centros privados de Bachillerato han debatido sobre las novedades normativas que afectan este curso a dicho tramo educativo, sobre la nueva estructura y contenido de la Prueba de Acceso a la Universidad, y sobre la incidencia que ejerce en estas enseñanzas el nuevo régimen universitario derivado del plan de Bolonia. Sus trabajos se han culminado con una declaración en la que, de forma “clara y contundente”, manifiestan la “extrema necesidad” de extender los conciertos educativos a las enseñanzas de Bachillerato.
Los directores de los colegios católicos madrileños afirman que “la falta de concierto pone en peligro la supervivencia de muchos de los Bachilleratos ofertados en centros con el resto de las enseñanzas concertadas”. Y creen que la concertación de este nivel “permitirá el ejercicio verdadero de la libertad de elección de las familias y de los alumnos, además de una mejora de la calidad y la pluralidad de nuestro sistema educativo”. También consideran necesario “que la plena autonomía pedagógica que concede la ley a los centros de Bachillerato debidamente autorizados, tenga su reflejo en el reconocimiento pleno de su capacidad de matrícula, evaluación y titulación de los alumnos”.

La opinión de los docentes

Por otra parte, las Escuelas Católicas de Madrid también han presentado recientemente los resultados del “II Educabarómetro”, un estudio realizado para conocer lo que sienten y piensan los profesores de los centros concertados católicos de esta Comunidad Autónoma. Tras un primer estudio dedicado a los equipos directivos en 2008, ahora se han realizado encuestas con un total de 2.221 profesores (737 de Primaria, 660 de Secundaria y 260 de Bachillerato) de un centenar de colegios madrileños. El atrabajo se ha realizado en colaboración con la Fundación SM, a través del Instituto de Evaluación y Asesoramiento Educativo (IDEA).
Los resultados del estudio revelan que el profesorado de estos colegios es bastante joven, ya que casi el 80% tiene menos de 50 años, con una experiencia docente de entre 4 y 20 años. Es mayoritariamente femenino (70,2%), se siente identificado con su proyecto educativo (73,8%), y comparte el “carisma fundacional” de la institución (84,9%). Además, el 85,8% está convencido de que las escuelas católicas aportan cualitativamente “algo distinto” al resto de los centros concertados, y tienen “identidad propia”.
Uno de los aspectos mejor valorados por los profesores de la escuela concertada católica es la relación con su entorno de trabajo. Así, el 69,9% considera que el ambiente entre los compañeros favorece su labor docente y el 73,6% cree que las relaciones con sus alumnos son muy buenas.  Por otra parte, el 61,6% destaca la firmeza como el atributo más importante para su trabajo, seguida de la accesibilidad (49,6%), la adaptabilidad (34%)  y el tacto (33%).  Por último,  su valoración sobre la situación de la educación es bastante pesimista, ya que el 75,8% afirma que ha empeorado en los últimos años, y también son mayoría quienes consideran que la existencia de profesores mentores la mejoraría algo (47,5%) o mucho (27%).

 

arriba