Manifiesto por la jubilación anticipada

Los sindicatos han recogido más de 300.000 firmas de profesores apoyando la prórroga indefinida del sistema establecido en la LOE

Los sindicatos quieren negociar con el Ministerio de Educación una fórmula para prorrogar indefinidamente el sistema de jubilación anticipada voluntaria a los 60 años que establece la LOE y que, en principio, finalizará en agosto de 2011. Creen que ayudaría así a la renovación de las plantillas, y se favorecería a profesores con muchos años de servicios y que han tenido que adaptarse a numerosos cambios sociales y educativos. Y ya han recogido más de 300.000 firmas de docentes apoyando esta petición.

Los sindicatos de la enseñanza pública han anunciado su intención de continuar movilizándose si el Ministerio no negocia la prórroga indefinida de la jubilación anticipada voluntaria. (Foto: Javier Sanz)

Madrid. G. ARIANES
Los sindicatos de la enseñanza pública con representación en la Mesa sectorial de Educación (ANPE, CC.OO-Enseñanza, CIG-Ensino, CSIF-Enseñanza, ELA Irakaskuntza, FETE-UGT y STEs-Intersindical), han suscrito un manifiesto conjunto a favor de la jubilación anticipada y voluntaria de los profesores a los 60 años de edad, que hasta ahora estaba reconocida y regulada por la Ley Orgánica de Educación (LOE). Regulado por distintas normas legales, este sistema de jubilación está vigente desde hace veinte años y finalizará el 31 de agosto de 2011, según lo establecido en la citada Ley.
Por ello, las estas organizaciones han vuelto a exigir al Ministerio de Educación que negocie su prórroga indefinida mediante un acuerdo específico, con independencia de las negociaciones que se desarrollan actualmente para conseguir un Pacto Político y social por la enseñanza, “y de las que se reanuden en un futuro próximo” sobre el Estatuto Docente. Sus máximos responsables han presentado en reciente rueda de prensa este manifiesto, y han recordado que la disposición transitoria segunda de la LOE estableció “un sistema transitorio de jubilación anticipada, voluntaria, incentivada y gratificada” (la llamada “jubilación LOE”), que ha estado vigente durante el período de implantación de dicha Ley y, por tanto, finalizará el próximo año.
También han añadido que esa normativa establece con carácter preceptivo que “antes de la finalización del período de implantación de la presente Ley, el Gobierno, previa consulta a las Comunidades Autónomas, procederá a la revisión del tiempo referido al régimen de  jubilación voluntaria, así como los requisitos exigidos”. Y que el propio Estatuto Básico del Empleado Público (art. 67.2, segundo párrafo) dice que “por Ley de las Cortes Generales, con carácter excepcional y en el marco de la planificación de los recursos humanos, se podrán establecer las condiciones especiales de las jubilaciones voluntaria y parcial”.

Reivindicación básica

Los dirigentes de estos sindicatos han insistido en que ésta “es una reivindicación básica para el profesorado, y no debe estar vinculada a la consecución del Pacto de Estado por la Educación ni al desarrollo del Estatuto Docente”. Por todo ello, han querido manifestar al Ministerio de Educación su voluntad de alcanzar un acuerdo que dé satisfacción a esta petición, “que consideramos irrenunciable para llegar a cualquier principio de acuerdo”. Han pedido al profesorado de la enseñanza pública su compromiso y apoyo con las acciones que decidan promover para lograr ese objetivo. Y han exigido “la apertura inmediata de negociaciones en la Mesa Estatal Sectorial de Educación” para tratar este tema.
Los sindicatos están realizando una campaña en los centros docentes y, entre otras acciones para apoyar la prórroga de este sistema de jubilación, han recogido ya más de 300.000 firmas que entregarán al Ministerio junto con las consigan hasta el próximo 21 de abril. Ese día realizarán una concentración de delegados ante la sede ministerial, con la que culminarán diversas movilizaciones previstas para el 5 y el 16 de ese mes en todas las comunidades autónomas, y que podrían continuar durante el mes de mayo los responsables ministeriales siguen sin negociar.

Renovar plantillas

Los representantes de estas organizaciones han afirmado que la prórroga de la “jubilación LOE” es necesaria por el desgaste que sufre actualmente el profesorado, en parte por problemas de convivencia en el ámbito escolar. Y también ayudará a renovar las plantillas, dado el elevado porcentaje de docentes activos que actualmente tienen entre 50 y 60 años de edad y acumulan mucho tiempo de servicio activo. Además, han advertido que los profesores que podrían beneficiarse de la prórroga “son los que han tenido que adaptarse a los cambios normativos y a las transformaciones que han experimentado la sociedad y la enseñanza en España en las dos últimas décadas.
También han informado que más del 50% del profesorado viene acogiéndose últimamente a esta jubilación voluntaria anticipada, similar a la que se aplica en otros 15 países de la Unión Europea, porcentaje que asciende al 70% en algunas comunidades autónomas. Han añadido que mientras que en los primeros años eran los maestros quienes más se acogían a este sistema, últimamente se están sumando muchos profesores de Secundaria. Y, por último, han dicho que si se alarga la jubilación se podría producir un “tapón generacional”, que colapsaría el acceso a la docencia de los jóvenes aspirantes.

 

arriba