Integración de las TIC en educación

Expertos europeos y latinoamericanos examinan las aulas digitales en una reunión en Madrid

“La vida en Internet tiene que entrar en las aulas”, manifestó Ángel Gabilondo en el acto inaugural de la conferencia “Modelos de integración TIC en Educación”, que ha reunido en Madrid a más de 170 expertos y representantes de los Ministerios de Educación de los países miembros de la UE, de las comunidades autónomas y de empresas del sector tecnológico.

El ministro se
dirige a los
participantes
en este encuentro.

(Foto: Rafael
Martínez)

Madrid. ROSAURA CALLEJA
Ángel Gabilondo ha presentado el programa Escuela 2.0 ante expertos en integración de las nuevas tecnologías en la educación de más de 30 países europeos y latinoamericanos, que participaron en la Conferencia “Modelos de integración TIC en la educación”, organizada por el Ministerio de Educación dentro del programa de la Presidencia Española de la UE. También intervinieron representantes de las comunidades autónomas y del sector tecnológico.
Diseñar estrategias de formación inicial y permanente del profesorado en competencias TIC, analizar enfoques metodológicos para su integración en el aula, compartir prácticas y políticas de integración en los centros y estudiar modelos diferentes de dotación y funcionamiento de las aulas digitales constituían las líneas de trabajo de esta conferencia.
El acto de inauguración estuvo presidido por el ministro, acompañado de Antonio Pérez, director del Instituto de Tecnologías Educativas, y de Jordi Curell, director de Aprendizaje a lo largo de la Vida de la Dirección General de Educación y Cultura de la Comisión Europea. Durante su intervención, Gabilondo señaló el alto grado de implantación del programa en España, una vez firmados los convenios con la práctica totalidad de las comunidades autónomas y expresó su convencimiento de que a finales del próximo mes de abril más de 18.600 aulas estarán completamente digitalizadas y casi 365.000 alumnos de 5º de Primaria dispondrán de un ordenador portátil. Este proyecto comenzó el pasado mes de septiembre y en ocho meses se completará su implantación.

Proyecto social

“El programa Escuela 2.0 trasciende los límites de la escuela para convertirse en un proyecto social que atañe también a las familias y repercute en la modernización del modelo productivo”, afirmó. También precisó que “todo el conocimiento que adquiramos a través de Escuela 2.0, todo avance que se realice, toda práctica que se identifique como buena práctica, estará a disposición de nuestros socios comunitarios y de toda la ciudadanía europea”.
En el transcurso de las sesiones, los participantes han constatado que por primera vez la educación forma parte de los cinco grandes ejes de la estrategia de la UE para 2020.
Este curso 2009-10, el programa Escuela 2.0 dispone de un presupuesto de 200 millones de euros, cofinanciados al 50% entre el Gobierno y las comunidades autónomas. Con la puesta en marcha de este programa, en los próximos cuatro años, las clases tradicionales de 5º y 6º de Primaria y 1º y 2º de Secundaria se transformarán en aulas digitales, dotadas con pizarras digitales y conexión inalámbrica a Internet, en las que el profesor dispondrá de un ordenador portátil y en las que cada alumno trabajará con un ordenador personal ultraportátil.

Internet en el aula

Dotar de recursos TICs a los alumnos y los centros, garantizar la conectividad a Internet en las aulas y los domicilios y asegurar la formación del profesorado constituyen los ejes del proyecto, además se facilitará el acceso de profesores, alumnos y familias a materiales digitales.
El ministro señaló que “la vida de Internet debe entrar en las aulas”, pero “no se puede dejar que los niños y jóvenes interpreten que Internet es la vida y que las aulas son una formalidad, que no tiene nada que ver con el vivir”, matizó. Así como, manifestó que si el aprendizaje social está en la web, “también es importante que esté presente esta sociedad de relación y de comunicación en las escuelas”.
En este sentido, se mostró partidario de situar las TIC en el “alma” de todo el sistema educativo y expresó que su incorporación en las aulas conseguirá una Europa “más saludable”, pues garantizan y son compatibles con los valores europeos de libertad y justicia.
El encargado de clausurar la Conferencia fue el director General de Formación Profesional, Miguel Soler, quién destacó durante su intervención la necesidad de "implicar al máximo a todos los colectivos" con el fin de lograr el cambio que necesita el sistema educativo en la integración de las nuevas tecnologías. En este sentido ha destacado que el programa Escuela 2.0 no sólo "conlleva dotación sino también conectividad, contenidos y formación del profesorado". Alcanzar este objetivo exige "que se produzca el diálogo y se implique a profesionales con perfiles diversos para conseguir innovación didáctica". Por otro lado Antonio Pérez Sanz, Director del Instituto de Tecnologías Educativas, ha agradecido la presencia institucional del Ministro de Educación, Ángel Gabilondo, la Secretaria de Estado, Eva Almunia y la del propio Miguel Soler, y destacó la buena organización del evento.

Grupos de trabajo

A lo largo de la jornada de clausura del Congreso Juan Madrigal, Ismail Alí y Juan José Blanco han presentado las conclusiones de los grupos de trabajo. Las conclusiones del primer grupo se han dividido en torno a tres conceptos: alumnos, profesores e integración de las TIC. En este sentido, las nuevas tecnologías aplicadas a la educación deben utilizarse como una oportunidad y tener así un uso generalizado en las aulas, favoreciendo la creación de redes de docentes.
Las conclusiones del segundo grupo han versado en torno a la formación inicial del profesorado –incorporación y certificación de competencias TIC–; la actitud del profesorado frente a la formación permanente; y, finalmente, la formación informal, donde se ha destacado el aprendizaje para la adquisición de los soft skills y la necesidad de la improvisación para adaptarse a los cambios.
Por su parte Juan José Blanco ha glosado en nueve puntos las conclusiones a las que se ha llegado a lo largo de los tres días. Formación del profesorado, gestión del cambio, inclusión digital, alumnos nativos digitales, portátil como herramienta del alumno, planificación estratégica y nuevos requisitos sobre las infraestructuras y el equipamiento, la implicación social de los proyectos y, por último, ir más allá de la e-educación.
Posteriormente Jordi Adell ofreció sus reflexiones acerca de la revolución de la información y las comunicaciones, y de los cambios profundos que suponen en la economía y en los modelos de negocio en los que las estructuras tradicionales han caído sin ser aún reemplazadas por otras nuevas. Ante conceptos como "nativos e inmigrantes digitales", la sociedad y el sector productivo exigen respuestas. Las instituciones tienen que escuchar, reflexionar y aprender para sobrevivir a la revolución tecnológica, como afirmó Ángel Gabilondo. A la pregunta de si es posible afrontar este cambio con metodologías tradicionales, Adell ha instado a seguir dos máximas: aprender con la práctica y organizarse a través de la Red

Convenio con Galicia

Por otra parte, el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, y el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, firmaron el día 22 de marzo, en Santiago de Compostela, el convenio “Escuela 2.0”, por el que ambas administraciones destinarán ocho millones de euros, a partes iguales, para financiar ordenadores portátiles a alumnos de Primaria y Secundaria.
En la rueda de prensa posterior, Gabilondo y Núñez Feijóo, según informa Efe, respondieron a una pregunta acerca de si en el Consejo de Política Fiscal y Financiera podrían decidirse recortes para proyectos de educación, y ambos abogaron por mantener la inversión en educación a salvo de las medidas para reducir el déficit público, lo que supondrá un “desafío” para no renunciar al apoyo a las políticas sociales.
En opinión de Núñez Feijóo, el primero en intervenir, las administraciones públicas deben hacer un esfuerzo por “cuadrar las cuentas”, y por ello” hay que hacer compatible la imperiosa necesidad de pagar lo que se debe y no gastar más de lo que se tiene, así como invertir en lo imprescindible, como es la educación”. "La educación es una cuestión imprescindible para salir de cualquier situación económica adversa", apostilló Feijóo. En su respuesta, el ministro de Educación dijo compartir que “el déficit público es una prioridad absoluta y determinante para el Gobierno, que va acompañada del compromiso de hacerla compatible con políticas de apoyo al ámbito social, como pueden ser la educación o las becas”.

 

arriba