El Centro Cultural Blanquerna
exhibe la muestra
"El Madrid de
Josep Pla"

Los mundos de Torrente Ballester. En el centenario de su nacimiento, la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales y la Fundación Gonzalo Torrente Ballester, recuerdan al autor de Los gozos y las sombras con la exposición “Los mundos de Gonzalo Torrente Ballester”, en el Patio de Escuelas y Sala de exposiciones Cielo de Salamanca hasta finales de marzo, una memoria de la trayectoria vital y literaria del escritor a través de más de 200 piezas (muchas de ellas inéditas) entre manuscritos, libros, artículos de prensa, cartas, fotografías, cuadros, dibujos y diversos documentos y objetos que acercan a su iconografía personal.
Carmen Becerra y Miguel Fernández-Cid son los comisarios de este recorrido que cuenta con una colección completa de las primeras ediciones de sus libros, junto a manuscritos y escritos mecanografiados, con las correcciones y los distintos estados de algunas obras, así como ejemplares significativos de las revistas y periódicos en los que colaboró, además de objetos personales, recuerdos, premios o algunos de los materiales que empleaba para escribir.
Una serie de fotografías tomadas por el escritor, usadas por Torrente Ballester no sólo como ficheros de recuerdos sino como incluso elaboración simbólica de sus imágenes literarias, son exhibidas por vez primera en esta muestra donde también hay obras de algunos artistas con los que colaboró o por los que sentía admiración, como Manuel Colmeiro, Manuel Prego o Pradillo.
Un documental dirigido por Luis Felipe Torrente y Daniel Suberviola, en el que Gonzalo Torrente Ballester habla sobre su vida, su obra y sus preocupaciones intelectuales, sociales y políticas cierra esta memoria.   

 
 

Después de la alambrada.   Los distintos exilios geográficos,  sociológicos, ideológicos y estéticos que desgarraron e impregnaron el arte español del siglo XX son analizados en Después de la alambrada. El arte español en el exilio 1939-1960, la muestra que hasta el 25 de abril acoge el Centre Cultural La Nau de la Universitat de València.
Violentamente fracturado por el conflicto bélico de 1936 y su fatal desenlace, el arte español fue dividido en dos hemisferios cronológicos claramente diferenciados y separados por la guerra civil. La Segunda Guerra Mundial ahondó esta división ya que se perturbó también el hilo conductor de la cultura artística internacional y se congeló momentáneamente el marco de referencias que había venido presidiendo la modernización de la cultura artística española durante todo el primer tercio del siglo. El aislamiento internacional de la España de la Autarquía terminó de sellar con rigor el muro de esta frontera del tiempo histórico. En medio de tales circunstancias, tras la victoria de los sublevados, muchos españoles fieles a la República se vieron forzados a abandonar el territorio nacional. Entre ellos un buen número de artistas que, por razones políticas o de asfixia cultural, debieron exiliarse y se dispersaron por varios rincones del planeta.
En un recorrido de casi doscientas piezas de medio centenar de artistas, realizadas entre 1939 y 1960, el comisario Jaime Brihuega desarrolla esta fértil reflexión acerca de la importancia de la cultura artística del exilio y la importante aportación a las nuevas tierras de acogida.

 
   

Colección Daros Latinoamérica. Iniciada a principios del pasado siglo con el objetivo de representar a todos aquellos artistas de América Latina cuyo trabajo prometiera tener un impacto internacional, la Daros Latinamerica Collection, con sedes en Zúrich y Río de Janeiro, es un concierto bien articulado de artistas y obras tan heterogéneos como los países que representan. Centrada en obras de los últimos veinte años, aunque se incluyen también importantes figuras de los años sesenta y setenta, la diversidad que recoge la Colección Daros se extiende también a los medios y materiales de expresión: desde las técnicas clásicas de la pintura, la escultura o el dibujo hasta los formatos más innovadores como las instalaciones, los vídeos o las piezas de sonido.
Esta singular panorámica del arte más actual de América Latina es resumida en la Fundación Santander (Boadilla del Monte. Madrid) hasta el 30 de abril en “Al calor del pensamiento”, una muestra de 70 obras, correspondientes a 22 artistas entre los que se encuentran Carlos Amorales, Julio Le Parc, Oswaldo Maciá, Vik Muniz, Leandro Elrich o Betsabée Romero entre otros, en la que se sintetiza todo el arco de estilos, formatos y tendencias de la Colección.

 
   

Wyndham Lewis. Pionero de la abstracción, pintor de guerra, gran retratista, novelista, ensayista, editor, crítico, Wyndham Lewis es una de las figuras claves del modernismo europeo de la primera mitad del siglo XX, una especie de “Vanguardia en un solo hombre”. Celebrar esta personalidad del arte y la cultura, desconocida entre el gran público español, es lo que pretende el proyecto puesto en pie por la Fundación Juan March, en Madrid, reconstruyendo el fecundo tiempo existencial de este artista consumado, que fundó el Vorticismo –el único movimiento inglés de vanguardia-, escribió más de 50 libros, redactó manifiestos, editó revistas y produjo una fascinante obra de energética variedad, que incluye desde sus composiciones cubofuturistas y abstractas hasta los más finos retratos.
Esta es la primera exposición sobre Wyndham Lewis presentada en España y es, además, la más completa realizada en el mundo, desde la antológica que le dedicara la Tate en 1956, un año antes de su muerte; cuenta con  más de 150 obras y más de 60 libros (primeras ediciones de sus obras y aquellas ilustradas por Lewis), 10 revistas (editadas e ilustradas por el artista y escritor inglés), además de catálogos de sus exposiciones y manifiestos.

 
     
arriba