VII Congreso Internacional de Educación Superior celebrado en Cuba

Bajo el lema “La Universidad por un mundo mejor”, los asistentes han debatido sobre los retos actuales y el papel de las instituciones académicas

El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, ha participado en el “VII Congreso Internacional de Educación Superior” celebrado, del 8 al 12 de febrero, en La Habana (Cuba), bajo el lema “La Universidad por un mundo mejor”, y al que han asistido veinte ministros, diez viceministros y 215 rectores y académicos de más de 60 naciones con objeto de tratar asuntos como la homologación de títulos o la colaboración entre instituciones educa- tivas y propiciar el debate orientado a encontrar alternativas al desafío que supone posibilitar el acceso la educación superior para todos.
Ángel Gabilondo, junto al embajador de España en Cuba, José Manuel Cacho, durante la reunión que mantuvo con los medios informativos en La Habana. (Foto: EFE)

Madrid.
El VII Congreso Internacional de Educación Superior, convocado bajo el lema 'La Universidad por un mundo mejor', tenía como eje central encontrar soluciones al problema de la educación superior para todos, y articuló sus actividades en el desarrollo de un programa que incluyó unas 1.500 ponencias de delegados internacionales, así como conferencias y talleres, con temas como el compromiso social de las universidades y su papel en el desarrollo sostenible, el diálogo intercultural y la construcción de una cultura de paz.
Ministros de educación, rectores universitarios y otras autoridades académicas y especialistas de unos 60 países, y los vicepresidentes cubanos Ramiro Valdés y José Ramón Fernández, asistieron a la inauguraron en La Habana del VII Congreso Internacional de Educación Superior y destacaron en sus intervenciones el reto que tiene la Universidad ante la crisis financiera mundial.
El ministro español Ángel Gabilondo, tras señalar en su intervención que la Universidad tiene el desafío de situarse “en el corazón de la economía”, y proponer el desarrollo de alianzas y estrategias comunes, resaltó que “sólo así vamos a poder luchar contra una crisis que nos afecta, una crisis también de modelo y de valores”.
Gabilondo agregó en su intervención, según informa Efe, que la actual presidencia española de la Unión Europea se propone que esa región “no se cierre sobre si misma y contribuya a reforzar la relación con América”.
Por su parte, el ministro cubano de Educación Superior, Miguel Díaz-Canel, señaló el papel “clave” de la enseñanza universitaria ante la “difícil” situación económica mundial.
También intervinieron en la sesión inaugural del Congreso los ministros de Educación de Rusia y Arabia Saudí, entre otros, ante más de 2.000 expertos y especialistas reunidos en el Teatro Karl Marx de La Habana.

Cooperación

Gabilondo selaño en La Habana, en una reunión con corresponsales de prensa, que la cooperación de su país con Cuba y otros países no se verá afectada por los recortes de presupuesto obligados por la crisis económica, y agregó a este respecto que España, desde la presidencia europea que ejerce este semestre, seguirá impulsando el "Espacio Iberoamericano del Conocimiento".
El ministro español de Educación permaneció en La Habana hasta el miércoles 10 de febrero y mantuvo reuniones con sus colegas cubanos Ena Elsa Velásquez (educación básica) y Miguel Díaz-Canel (superior).
Gabilondo mostró interés en conocer la situación actual de la educación en Cuba, país que visitó por última vez hace dos años, para un congreso similar, como rector de la Universidad Autónoma de Madrid, y manifestó su “profunda admiración” por el sistema docente de la isla, aunque dijo que sí ha sabido, por autoridades cubanas, que hay aspectos que preocupan y deben mejorarse. En su opinión, la universalización de la educación, meta del sistema cubano, tiene que ser compatible con la excelencia, y recordó que la educación debe ser “el corazón mismo de la economía”.
Sobre el pacto educativo que impulsa el Gobierno del presidente José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó que es “viable y necesario”, y que “hay posibilidades reales de que haya un acuerdo pronto si se piensa en las futuras generaciones y no sólo en las próximas elecciones”.
Gabilondo expresó su convencimiento de que el Partido Popular (PP) sí tiene “voluntad” de lograr ese pacto, al igual que otras agrupaciones políticas y demás sectores interesados, porque el acuerdo es “una demanda con abrumador apoyo social”, y señaló que la libertad de educación está consagrada en la Constitución y no está sujeta a debate, aunque puede discutirse en concreto cómo se aplica y cómo se financia.
Sobre la posibilidad de abrir en Cuba un centro educativo oficial español como en otros países -actualmente no está permitido-, dijo que se respetan las normas que hay en cada nación y que para él no es una prioridad hablar al respecto en sus contactos oficiales.
Durante su estancia en Cuba, Ángel Gabilondo ha visitado el Campus de la Universidad de la Habana, donde se están desarrollando proyectos educativos financiados con aportaciones del Ministerio de Educación de España, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), y la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI).

Sesiones de trabajo

A lo largo de las sesiones de trabajo del Congreso se han tratado temas relativos al compromiso social de las universidades y su papel en el desarrollo sostenible, el diálogo intercultural y la construcción de una cultura de paz; el conocimiento y socialización de las experiencias educacionales ofrecidas en la conferencia regional de educación superior para América Latina y el Caribe (2008), auspiciada por UNESCO-IESALC y la conferencia mundial de educación superior (2009) convocada por UNESCO; las estrategias y mecanismos para la unidad entre las instituciones de educación superior y de sus actores; los desafíos y alternativas actuales del acceso y el financiamiento en la educación superior, y la diversificación y flexibilización de la gestión universitaria.
Asimismo, se han debatido asuntos como la pertinencia e impacto de la educación de postgrado en el desarrollo de la sociedad; la extensión universitaria ante los retos de la educación a lo largo de la vida; los retos y perspectivas del proceso de formación de profesionales universitarios, el papel de la ciencia, la tecnología e innovación en la construcción de sociedades más justas e inclusivas, las proyecciones y resultados de la investigación científica en las universidades, y el reto actual de la Universidad por un desarrollo sostenible (la educación ambiental, la energía y la alimentación).
Otras cuestiones abordadas han sido: Evaluación y acreditación: su impacto en la mejora  de la calidad en la educación superior; La internacionalización de la educación superior para la integración; La Universalización de la Universidad y del conocimiento. Hacia la Universidad del Siglo XXI en la era de la virtualización; y La formación universitaria de profesionales de la educación para diferentes áreas del conocimiento.

 

arriba