El Museo Arqueológico Regional de Madrid exhibe la muestra El color de los dioses

El Greco en Bruselas. La exposición “El Greco. Doménikos Theotokópoulos 1900”, la gran cita cultural de la presidencia española, redescubre la luz y el color únicos del artista griego a una Europa que lo olvidó durante tres siglos: dueño de un estilo vanguardista este grande de la historia del arte fue tachado de tenebrista, extravagante y loco, incluso de astigmático, debido a sus características figuras alargadas. Esta muestra que ahora se presenta exhibe un Greco luminoso y contemporáneo que rompe la idea de la España negra y acentúa la modernidad de uno de los fundadores de la escuela española de pintura.
Organizada por la Sociedad Estatal para la Acción Cultural exterior (SEACEX), el Palais de Beaux-Arts de Bruselas y la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, la selección de 40 obras que expone el Palacio de Bellas Artes de Bruselas hasta el 9 de mayo, narra a través de 40 obras la evolución estilística de El Greco desde que sale de Creta, donde era pintor de iconos, hasta que llega a España persiguiendo la fama que no logró durante su estancia en Italia y con la intención de trabajar para el mecenas por antonomasia del momento, el rey Felipe II, embarcado en el proyecto de El Escorial.
La emblemática “Las lágrimas de San Pedro”, el impresionante “El expolio” y la serie final “El Apostolado”, considerada su testamento artístico en cuanto a la libertad de sus formas y el extraordinario uso que hace del color, forman parte de una exposición a la que, por motivos de conservación, no ha podido viajar su obra más conocida, “El entierro del Conde de Orgaz”.

 
 

La hora de China. El extraordinario auge económico de China, su emergente importancia en la sociedad global, está sorprendiendo a especialistas en todo el mundo que ven cómo en plena crisis económica aumenta su crecimiento. La próxima Exposición Universal de Shanghai, dedicada a mostrar los nuevos modelos urbanos donde se localiza el gran cambio que ha experimentado el país, aportará mayores datos sobre el auténtico calibre de este “milagro”. Mientras, la Sociedad Estatal para Exposiciones Internacionales y Casa Asia sitúan el foco de interés en su más reciente arte.
En el espacio diáfano de Matadero Madrid, hasta el 22 de marzo, Beijing Time. La hora de China propone una visión panorámica de la creación contemporánea desde la fotografía, vídeo, videoinstalaciones, cine y performances a través de 17 artistas de prestigio internacional, con base en Beijing: CANG Xin, LI WEI, GAO Lei, JIN Shi, MIAO Xiaochun, QIN Yufen, SHEN Yuan, SUI Jianguo, WANG Jianwei, WANG Zhiyuan, XIONG Wenyun, YI De’er, YIN Xiuzhen, YUAN Shun, ZHANG Xiaotao, ZHOU Wendou y DU Zhenjun.
Adoptando el gran formato para unos contenidos directamente relacionados con la ciudad, cuyo modelo se caracteriza por su hibridación, la diversidad multicultural y la integración de los múltiples estratos constitutivos de su identidad, la muestra reúne una gran variedad de una China que nada tiene que ver con la idea prefijada que se maneja. En las obras que se exponen hay preocupación y crítica por las políticas medio ambientales y una reflexión sobre los nuevos modos sociales desarrollados en China, expresadas en corrientes artísticas que tienen resonancias occidentales. Piezas cinematográficas que representan a la sexta generación de cine chino independiente actual, con largometrajes de ficción, documentales y un ciclo dedicado a la novelista y directora china Xiaolu, son parte también de este escenario que muestra la creación contemporánea de China.

 
   

Arte salvado. Detallar con pormenores cómo se llevó a cabo la política de protección y salvamento del patrimonio artístico español durante la Guerra Civil ha sido el objetivo que se ha planteado la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales (SECC) en el proyecto expositivo que estos días y hasta el 21 de marzo acampa al aire libre, frente al Museo del Prado.
“Arte salvado”, comisariada por Arturo Colorado Castellary, presenta, con un diseño creativo e innovador, las dramáticas circunstancias que rodearon esta labor y los peligros y dificultades que tuvieron que afrontar los miembros de la Junta del Tesoro Artístico y del Comité Internacional.
En el montaje, una serie de embalajes de diferentes formas y tamaños se distribuyen en el espacio expositivo, que recrea el ambiente y el paisaje de guerra, con vehículos y carteles de época, sacos terreros, etc., además del sonido ambiente y canciones de la época.
Estos embalajes dejan entrever reproducciones a tamaño real de las obras salvadas más representativas y forman, a su vez, los soportes para la exposición de información gráfica y documental que reúne un centenar de fotografías de la época acompañadas de planos, mapas, carteles y diverso material documental. Un puesto interactivo sobre las fases de la evacuación, la proyección de secuencias de vídeo y de diapositivas digitales que muestran una selección de las obras salvadas, completan esta mirada a nuestra historia. 

 
   

Maruja Mayo. Recuperar y restaurar la determinante aportación de Maruja Mallo a las vanguardias del siglo XX, ha sido el propósito que ha movido a Caixa Galicia y la SECC a organizar esta completa recuperación de su trayectoria vital y artística, dirigida por los estudiosos Fernando Huici y Juan Pérez de Ayala. Tras su paso por Casa das Artes, en Vigo, llega ahora a Madrid, a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, desplegando las 130 piezas que recorren más de cincuenta años de trabajo: desde el óleo “La isleña”, fechado en 1927, hasta “Protoesquema”, lienzo datado en 1982.
Y entre estos dos límites, muestras sobresalientes de todas y cada una de las etapas pictóricas de la artista, entretejidas con las obras maestras de su producción, algunas de ellas en paradero desconocido hasta hace bien poco. Es el caso de la obra “Antro de fósiles”, un magnífico óleo de gran formato pintado por esta artista en 1930 y adquirido recientemente por el galerista Guillermo de Osma en subasta, tras permanecer más de medio siglo en paradero desconocido y que puede verse por primera vez en esta exposición.
Dibujos y bocetos que revelan su proceso creativo; numerosas fotografías y publicaciones de época; y la  película documental Maruja Mallo. Mitad ángel, mitad marisco (descripción que de la artista hizo Salvador Dalí) completan el homenaje a esta artista hasta hace muy poco injustamente valorada, ensombrecida por su doloroso exilio y muy probablemente por ser una mujer adelantada a su tiempo.

 
     
arriba