La excelencia académica como objetivo

El Ministerio de Educación presenta al Consejo de Universidades un documento sobre la mejora de las políticas de financiación de las universidades

El Ministerio de Educación ha presentado al Consejo de Universidades el documento sobre la mejora de las políticas de financiación de las universidades, cuyo objetivo es generar debate y recabar opiniones para alcanzar un acuerdo entre las partes involucradas (universidades, AGE, CC.AA.) sobre el modelo de financiación necesario para promover la excelencia acadé- mica e incrementar el impacto socioeconómico del sistema universitario español.
El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, y el secretario general de Universidades, Màrius Rubiralta, durante la presentación.(Foto: Rafael Martínez)

Madrid.
El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, y el secretario general de Universidades, Màrius Rubiralta, han presentado al Consejo de Universidades, integrado por los rectores de todas las universidades, un documento de reflexión sobre la mejora de las políticas de financiación de  las universidades con el objetivo de promover la excelencia académica e incrementar el impacto socioeconómico del sistema universitario español. A la reunión del Pleno del Consejo de Universidades, celebrada el día 20 de enero, fueron invitados los miembros de la Comisión mixta y los expertos que han intervenido en el proceso de elaboración del documento.
Con esta reunión extraordinaria del Consejo de Universidades se abre el debate y la búsqueda de opiniones para alcanzar el acuerdo con las partes involucradas (universidades, AGE, CCAA). El objetivo final es, según se recoge en una nota ministerial, “diseñar, con el máximo consenso, un modelo de financiación que dé a las universidades la autonomía y estabilidad que necesitan para ser el motor del cambio social y económico”.
El documento presentado, elaborado y debatido en el seno de la Comisión Mixta de Financiación que integran cinco responsables autonómicos (Conferencia General de Política Universitaria) y otros tantos rectores (Consejo de Universidades), además de cinco representantes del ministerio y expertos, debe considerarse como un informe abierto a la discusión, integrado en la Estrategia Universidad 2015, y que será enriquecido con las contribuciones que se puedan realizar en el plazo de consulta.
El documento esboza un plan de mejora financiera, tanto de las universidades, individualmente, como del sistema universitario español, con el horizonte en 2015, y que deberá ser consensuado con las Comunidades Autónomas y la AGE. Este plan va unido al compromiso de mejoras internas en la eficacia y eficiencia de la gestión y en la modernización global del sistema universitario para adecuarlo a los nuevos retos de la sociedad española.
El documento se centra en las políticas de mejora que la Universidad española necesita para adecuarse a la Agenda Europea de Modernización de las Universidades y que se integran en la Estrategia Universidad 2015.

Seis ámbitos de mejora

El modelo de financiación universitaria propuesto se estructura en seis ámbitos de mejora:
* Becas y ayudas al estudio universitario. Precios públicos. Observatorio de becas, ayudas universitarias y rendimiento académico

Equidad financiera institucional de las CC.AA.
* Recursos humanos. Carrera docente e investigadora. Carrera profesional del PAS.
* Adaptación de las infraestructuras universitarias al EEES y EEI.
* Campus de Excelencia Internacional.
* Investigación, desarrollo tecnológico e innovación.
* Eficiencia y eficacia de la gestión de las universidades españolas.   
* Rendición de cuentas e información pública.
La mejora de la financiación del sistema universitario español, según se precisa en el documento, “no es un fin en sí mismo, sino un instrumento para impulsar la consecución de objetivos de modernización y mejora del sistema universitario español y que se hallan integrados en los15 ejes de la Estrategia Universidad 2015”.
Uno de los aspectos más destacados es la propuesta de un nuevo modelo de becas y ayudas adecuado a la incorporación de nuestro sistema en el EEES, en el que destacará el impulso a las becas salario para personas con menores rentas, puestas en marcha ya este curso. También se hará un especial esfuerzo en becas para promocionar la movilidad nacional e internacional de los estudiantes. Se introduce también el observatorio de becas, ayudas y rendimiento académico como instrumento de información de la cohesión social del modelo.
El documento también propone una serie de mejoras en la financiación de las Comunidades Autónomas a sus universidades, que tengan en cuenta las especificidades de cada una, la necesidad de planificar de forma plurianual, la eficacia y la eficiencia y la equidad entre CC.AA, entre otros aspectos.

Recursos humanos

En lo relativo a recursos humanos, será fundamental, según se especifica en el documento, “abordar la carrera docente e investigadora en el marco del Estatuto del PDI, y de la carrera investigadora, en el ámbito de la Ley de la Ciencia que prepara el Gobierno”. También deberá tenerse en cuenta el nuevo modelo de docencia del EEES (con menos clases presenciales pero mayor trato individualizado al alumnado y mayor movilidad internacional, así como el esfuerzo de mejoras en nuestros espacios docentes y didácticos para adaptarlos a las nuevas tecnologías y a los modelos de innovación).
El informe de financiación también analiza, en línea con la convocatoria de ayudas Campus de Excelencia Internacional, la necesidad de impulsar el desarrollo de infraestructuras docentes, científicas y de innovación a través de agregaciones entre distintas instituciones, programando el programa en el horizonte 2015.
En cuanto a I+D+i, se abordan los costes asociados a la promoción institucional de una investigación de alta calidad y competitividad internacional. Ello requiere de unas mejoras de financiación de los costes indirectos mediante procesos de evaluación por resultados (Fortalecimiento Institucional). El informe trata además sobre la importancia del fomento de la actividad de I+D+i en las universidades, la necesidad de reconocer los resultados de las universidades en actividades de I+D+i, apoyando el fortalecimiento de las políticas internas de I+D+i de las Universidades. También debe estimularse la implicación en la actividad investigadora e innovadora del PDI, revisando el actual incentivo a la actividad investigadora.

 

arriba