FETE-UGT pide una “verdadera” negociación colectiva

Este sindicato vuelve a plantear un acuerdo que dé estabilidad al sistema educativo y fomente la formación y cualificación profesional

CC.OO ha pedido a las distintas administraciones y a los principales partidos políticos que hagan posible un gran pacto de Estado sobre educación, para dar estabilidad al sistema, garantizar la igualdad de oportunida- des, contribuir a salir de la crisis y lograr un nuevo modelo productivo. Este sindicato ha organizado unas jornadas con las que ha iniciado una campaña para sensibilizar a la comunidad educativa y a la sociedad sobre la necesidad de dicho acuerdo.

FETE-UGT considera que las administraciones educativas y las patronales de la enseñanza tienen que reconocer el trabajo de los docentes. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid. G. A.
La Federación de Trabajadores de la Enseñanza de UGT (FETE-UGT) ha celebrado una reunión ordinaria de su Comité Federal Constituyente, que ha analizado la actual situación del sistema educativo español, en el marco de la evolución de nuestra economía que “mantiene un comportamiento desfavorable”. Precisamente, esta organización considera que en la actual situación de crisis económica, “el necesario cambio en el modelo productivo que necesita nuestro país, pasaría de una apuesta de futuro en educación a una de presente, girando hacia un aumento en formación y cualificación profesional de los ciudadanos”.
FETE-UGT recuerda que en 1997 ya planteó la necesidad de alcanzar un pacto por la educación, porque entonces “era el momento de poner las bases para vertebrar el sistema educativo en nuestro país, cuando las competencias en educación pasaban ser gestionadas por las comunidades autónomas”. En la actualidad, considera que el acuerdo debería ser un instrumento que conceda estabilidad legislativa a dicho sistema, que “deberá asentarse sobre el diagnóstico común de los problemas actuales de la educación, buscando puntos de encuentro que posibiliten su solución”. Y cree que “un pacto de esta naturaleza tiene que ser necesariamente político y social, y deberá gestionarse de forma compartida entre el Ministerio y las autonomías”.

Los retos del futuro

El Comité Federal de FETE insiste en que el Estado y las comunidades autónomas comparten la competencia de “dilucidar qué tipo de escuela necesitamos para hacer frente a los retos del futuro; de decidir qué enseñanzas han de tramitarse para preparar a los ciudadanos del siglo XXI; de abordar cómo ha de enseñarse en una sociedad sometida al impacto acelerado de las TIC; de definir qué perfiles profesionales y docentes necesitan los centros; y, finalmente, de implantar la autonomía de los mismos, lo que significa estudiar sus potencialidades pero también sus límites”. Para ello, cree que el Ministerio debe potenciar la Conferencia Sectorial de Educación y el Consejo Escolar del Estado.
Según FETE, “la educación se debe concebir como un servicio público y su planificación debe realizarse tanto en la red pública como en la concertada, acentuando el carácter complementario de las mismas y conservando la singularidad de cada una de ellas”. Y aunque admite que ambas están consolidadas en la sociedad, advierte que “se ha de exigir que las dos tengan las mismas responsabilidades y obligaciones para dar el servicio público”. Además, afirma que las administraciones y las diferentes patronales “han de reconocer el trabajo del profesorado, y acordar medidas que contribuyan a su motivación y reconocimiento social.
En este sentido, esta organización cree que “la negociación colectiva no está siendo suficientemente fructífera, porque en los convenios o mesas sectoriales las reivindicaciones claves para los trabajadores de la enseñanza no son asumidas”. Por ello, exige a las administraciones y a las patronales una “verdadera negociación para mejorar las condiciones sociolaborales en la enseñanza”, y advierte que está dispuesta a trabajar con el resto de sindicatos para, “si fuera necesario”, convocar movilizaciones que ayuden a desbloquear esa situación.

 

arriba