Debate sobre los retos de la nueva realidad social en el ámbito educativo

FETE-UGT apuesta por una sociedad inclusiva e igualitaria en las jornadas sobre Ciudadanía Intercultural y Educación

Analizar la situación en que se encuentra el alumnado de origen extranjero en los centros educativos; cómo se afronta la realidad de una sociedad cada día más diversa, y el impacto de la inmigración, tanto en la sociedad como en el sistema edu-
cativo, eran algunos de los objetivos de las primeras Jornadas sobre Ciudadanía Intercultural y Educación, organizadas por UGT y FETE-UGT y celebradas recientemente en Zaragoza.

Madrid.
El ministro de Educación, Ángel Gabilondo; el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias; el secretario general de UGT, Cándido Méndez, y el secretario general de FETE-UGT, Carlos López Cortiñas, participaron en las jornadas organizadas recientemente por UGT y la Federación de Trabajadores de la Enseñanza de UGT (FETE-UGT) sobre “Ciudadanía Intercultural y Educación” y celebradas en el Centro de Formación “Arsenio Gimeno” de Zaragoza.
A lo largo de los tres días de desarrollo del encuentro, al que también asistieron la secretaria de Estado de Emigración e Inmigración, Consuelo Rumí; las consejeras de Educación y de Servicios Sociales del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto y Ana María Fernández, se analizó la situación en que se encuentra el alumnado de origen extranjero en los centros educativos, la manera de afrontar la realidad de una sociedad cada día más diversa, y el impacto de la inmigración.
El sindicato partía del análisis de la diversidad cultural en los espacios públicos para abordar la formación de la ciudadanía en un mundo global. El encuentro ha puesto de relieve que, si la población escolar ha cambiado, la escuela debe responder con nuevos modelos de organización, gestión, metodología, formación del profesorado, participación de las familias y la implicación de las instituciones públicas y de la sociedad, con el fin de lograr el éxito escolar y la formación de ciudadanos y ciudadanas con plenos derechos.

Valor de la educación

UGT, asimismo, señala en el comunicado final del encuentro que “es consciente del valor de la educación en la construcción de una verdadera ciudadanía intercultural, así como del reto que supone para el sistema educativo responder a la realidad social de nuestro país, en el que 12 de cada 100 ciudadanos son de origen extranjero, composición que se traslada a los centros.
Los datos señalan que, en menos de dos décadas, la presencia de este alumnado se ha incrementado, representando en el curso 2008-2009 el 9´7% del total del alumnado en enseñanzas de régimen general, concentrándose mayoritariamente en la escuela pública (82%).
El peso específico de los alumnos de origen extranjero respecto al total de los alumnos ha experimentado una evolución consecuente con el incremento de la población extranjera en España, reflejando los ciclos de tres-cuatro años de diferencia que, como media, necesita una familia para poder proceder a la reagrupación de los menores y demostrando, por otra parte, que la inmigración que recibe España tiene carácter permanente y no temporal.
La educación intercultural se presenta como una apuesta necesaria de presente y futuro para construir una sociedad inclusiva e igualitaria. Por ello, las distintas mesas redondas abordaron las perspectivas de la educación intercultural en España o el informe del Foro para la Integración social de los Inmigrantes sobre “La integración del alumnado extranjero en la escuela”, y se expusieron diversas experiencias, retos y propuestas relacionadas con la educación intercultural.
Para UGT, “la educación es una parte esencial del cambio de modelo productivo y un elemento que se ha de incorporar en las medidas para salir de la actual crisis económica y laboral. Las medidas que se adopten en este ámbito han de tener en cuenta al conjunto del alumnado, y especialmente a los que pertenecen a ámbitos socioeconómicos con mayores dificultades”.
En este sentido, y partiendo de la necesidad de incrementar la financiación para mejorar la calidad de la enseñanza, y que ésta ha de ser concebida como un servicio público, ha de lograrse el objetivo, según UGT, de que “el sistema educativo se base en el principio de igualdad de oportunidades y equidad compensando las desigualdades, entre ellas las que afectan al alumnado extranjero”.

Modelo inclusivo

UGT ve también necesario “garantizar la distribución equilibrada, efectiva y real del alumnado entre todos los centros sostenidos con fondos públicos, así como que el modelo educativo responda a las nuevas realidades y cambios de la sociedad. La implantación de la educación intercultural dirigida al conjunto del alumnado y a todos los niveles educativos como un modelo inclusivo, de respeto y convivencia contribuye a construir una ciudadanía de futuro responsable”.
El rendimiento educativo de los alumnos y alumnas, españoles o extranjeros, está relacionado de manera muy directa con el estatus social y económico de las familias. Según se puso de manifiesto en el encuentro, “las desigualdades sociales que en muchos casos se atribuyen a la inmigración, son en realidad reflejo de situaciones que perviven en nuestro sistema educativo desde hace años y que afectan al conjunto del alumnado. En el 36% de los hogares españoles, el nivel de estudios de los padres se queda en los secundarios obligatorios, mientras que en el entorno OCDE, este porcentaje se reduce al 15%”.
En este sentido, es relevante que en los últimos años sea en los bachilleratos en los que menos se ha incrementado el peso relativo del alumnado extranjero, un indicativo de las dificultades de este alumnado en superar la etapa de enseñanza obligatoria, relacionadas, tal como señalábamos con la situación socioeconómica de las familias.
A este respecto, UGT señala que “el pretendido efecto de descenso de nivel educativo atribuido a la presencia de alumnos y alumnas extranjeros, relacionado casi siempre con el aprendizaje de la lengua, olvida que la mayoría del alumnado extranjero procede de Latinoamérica (el 44%) y que solo una parte minoritaria de los procedentes del resto de países han de aprender el idioma de manera tardía (con más de 10 años)”, y en el comunicado final se precisa que “la sociedad actual requiere la formación de una ciudadanía que con las mismas oportunidades desarrolle un sistema democrático, respetuoso con la diversidad, a la vez, con unos valores comunes”.

Libro Blanco Intercultural

Además, FETE-UGT presentó el libro blanco de UGT sobre la educación intercultural, que cuenta con más de 300 adhesiones de docentes. Entre las propuestas para una educación intercultural presentadas en las jornadas destacan las siguientes:
* Considerar a la educación como parte esencial del cambio de modelo productivo y como elemento que se ha de incorporar en las medidas para salir de la actual crisis económica y laboral. Las medidas que se adopten en este ámbito han de tener en cuenta al conjunto del alumnado, y especialmente a los que pertenecen a ámbitos socioeconómicos con mayores dificultades.
* Incrementar la financiación para mejorar la calidad de la enseñanza, concebida como un servicio público. Un sistema educativo basado en el principio de igualdad de oportunidades y equidad compensando las desigualdades, entre ellas las que afectan al alumnado extranjero.
* Garantizar la escolarización equilibrada, efectiva y real del alumnado entre todos los centros sostenidos con fondos públicos.
* Respuestas efectivas desde un nuevo modelo educativo que permita responder a las nuevas realidades y cambios de la sociedad. La implantación de la educación intercultural dirigida al conjunto del alumnado y a todos los niveles educativos como un modelo inclusivo, de respeto y convivencia, contribuye a construir una ciudadanía de futuro responsable.
* Medidas que permitan la atención a la diversidad del alumnado, potenciando y reconociendo la acción tutorial, los agrupamientos flexibles y heterogéneos del alumnado que permitan una educación más personalizada, incorporando otros profesionales que complementen la acción educativa del profesorado. Todo ello, con planes de formación específicos para conseguir una verdadera educación intercultural.

Reconocimientos

Por su parte, el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, entregó los reconocimientos al desarrollo de la interculturalidad en los centros educativos, que han correspondido a los siguientes centros: Colegio Público de Infantil y Primaria “San Isidro” ,de Níjar (Almería), por la respuesta humana, educativa y social al alumnado y a sus familias en un entorno desfavorable económicamente; CP “Santo Domingo”, de Zaragoza, por su modelo organizativo y de gestión del centro desde unos criterios interculturales; CP de Infantil y Primaria “Concha Espina”, de Madrid, por su trayectoria en los planes de acogida para el alumnado inmigrante y por su metodología participativa e innovadora  en convivencia intercultural, y al IES “Virgen del Remedio”, de Alicante, por su trabajo en la educación en valores, el fomento de la participación de la familias y su apuesta por consideran a la diversidad cultural como futuro de convivencia.

 

arriba