Ángel Gabilondo aparece con el presidente de Castilla-La Mancha, José Barreda, y un grupo de alumnos, y con el consejero de Educación de Cataluña, Ernest Maragall. En otra imagen, el ministro junto a escolares de Primaria del centro Juan Aguado, de La Torre de Esteban Hambrán (Toledo), durante la presentación de una aula digital. (Fotos: Rafael Martínez)

Nuevo impulso a la escuela digital

Las comunidades de Aragón, Canarias, Castilla-La Mancha y
Cataluña y la compañía Microsoft se suman al programa Escuela 2.0

El Ministerio de Educación ha firmado con los gobiernos de Aragón, Canarias, Castilla-La Mancha y Cataluña sendos acuerdos para desarrollar en dichas regiones el programa Escuela 2.0, que ya se está implantando en Andalucía, Asturias y Castilla y León. También ha suscrito un convenio de colaboración con Microsoft, para el uso del software educativo de dicha compañía en los centros que dependen de la gestión directa del Departamento, y en las comunidades autónomas que lo deseen, “a un precio altamente competitivo”. Por otra parte, en la sede central del Ministerio se ha presentado un aula real del programa Escuela 2.0., además del recurso educativo Cosmolema.

Madrid. G. ARIANES
El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, ha firmado con los presidentes de Aragón, Marcelino Iglesias, de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, José María Barreda, y con los consejeros de Educación de los gobiernos autonómicos de Canarias, Milagros Luis Brito, y de Cataluña, Ernest Maragall, sendos acuerdos que sientan las bases para el desarrollo del programa Escuela 2.0 en esas comunidades autónomas. En virtud de dichos convenios, más de 5.500 jóvenes aragoneses, 12.000 canarios, 21.100 castellano-manchegos y 60.000 catalanes, que estudian este año 5º y 6º de Primaria  se beneficiarán de esta iniciativa para la digitalización de las aulas en dicho nivel educativo, gracias a la financiación conjunta de la Administración central y las autonómicas.
Para ello, el Ministerio y los respectivos gobiernos regionales cofinanciarán estas iniciativas en el presente curso 2009-2010 con casi 6 millones de euros en Aragón, 10,2 millones en Canarias, 11,8 millones en Castilla-La Mancha y 30,8 millones en Cataluña. Con dichas partidas se garantizará la dotación de recursos TICs a los alumnos y centros (ordenadores portátiles para estudiantes y profesores y aulas digitales con “dotación eficaz estandarizada”), así como la conectividad a Internet y la interconectividad dentro del aula para todos los equipos, y se facilitará el acceso a la Red en los domicilios en horarios especiales.

Formación

También se asegurará la formación del profesorado, no sólo en las cuestiones tecnológicas sino, sobre todo, en los aspectos metodológicos y sociales de la integración de estos recursos en su práctica docente cotidiana. Además, se generará y facilitará el acceso de toda la comunidad educativa a materiales digitales ajustados a los diseños curriculares, y se implicará al alumnado y sus familias en la responsabilidad de la custodia y uso de estos equipos.
El programa de innovación educativa Escuela 2.0 busca “hacer realidad nuevas formas de aprender y de enseñar”, y fue anunciado por el Presidente del Gobierno el pasado mes de mayo durante el último debate del Estado de la Nación. Hasta la fecha se han suscrito también convenios similares con el Principado de Asturias, la Junta de Andalucía y la Junta de Castilla y León, y en las próximas fechas se firmarán otros con la práctica totalidad de las comunidades autónomas, con el fin de que el 30 de abril de 2010 participen en esta iniciativa 400.000 jóvenes.

Polémica en Valencia

Sin embargo, el consejero de Educación de la Generalitat valenciana, Alejandro Fon de Mora, ha anunciado que esta comunidad no se sumará al programa porque los 125 euros que otorga el Gobierno central para financiar la compra de ordenadores “no suponen el 50% del coste real” ya que, según sus estimaciones, no cubren los gastos de instalación, mantenimiento, reposiciones y el seguro de rotura o robo, y sólo permiten adquirir unos equipos de pequeño tamaño que pueden causar problemas de salud a los niños. El consejero ha comparecido en una rueda de prensa exhibiendo un miniportátil con una pantalla de 10 pulgadas, y ha afirmado que “el ordenador que ofrece Zapatero puede provocar daños visuales a los chicos, como la miopía”.
Alejando Font de Mora ha apoyado sus afirmaciones con un estudio realizado por la Fundación Oftalmológica del Mediterráneo, subvencionada por la Generalitat a través de la propia Consejería de Educación. En el mismo se indica que “que el aumento de horas diarias de utilización de VDT de pequeño tamaño y sostenido durante años, podría aumentar las posibilidades de aparición de problemas de convergencia y acomodación entre los niños, y así mismo hay que prever un cierto porcentaje de miopización inducida por la demanda continuada de cerca”. Por el contrario, el vocal de la Sociedad Valenciana de Oftalmología, Ricardo Campos, ha calificado de “bobada y barbaridad científica” la tesis de la miopía que defiende el consejero, a quien ha preguntado si “realizará un llamamiento a los padres para que prohíban a sus hijos los videojuegos y teléfonos móviles, cuya dimensión esa mucho menor a la del un portátil”.
El ministro de Educación ha mostrado su respeto por la decisión del Gobierno valenciano y por “las teorías de la miopía de cada cual”, aunque ha lamentado que los estudiantes de esta región no vayan a acceder a “un programa que puede impulsar la incorporación de nuevas tecnologías, nuevos lenguajes y una nueva forma de enseñar y aprender en las aulas”. Ángel Gabilondo ha recordado que todas las comunidades autónomas, salvo Madrid, Murcia y Valencia (gobernadas por el PP) han manifestado su intención de sumarse a Escuela 2.0, ha dicho que el presidente Zapatero “no va en carromato repartiendo ordenadores”, y ha recordado que hay un “amplio margen de flexibilidad en la aplicación de este programa, que ha hecho posible el acuerdo con casi todas las comunidades incorporando las adaptaciones necesarias a cada caso”.

Colaboración

Mientras tanto, el Ministerio de Educación y Microsoft han firmado un acuerdo por el que entablan “una amplia línea de colaboración” en el marco del citado programa Escuela 2.0, Para ello, ambas entidades se han marcado el objetivo común de aplicar la innovación e impulsar la consolidación del uso de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) en el ámbito educativo. En principio se beneficiarán del mismo 4.000 alumnos de 5º y 6º de primaria de Ceuta y Mellilla (que dependen de la gestión directa del Departamento), la mitad de ellos este curso y la otra mitad el próximo.
La secretaria de Estado de Educación y formación Profesional, Eva Almunia, y la presidenta de Microsoft España, María Garaña, han rubricado este convenio, cuyo alcance no se limita a la labor de “dotar las aulas de la última infraestructura tecnológica”, sino que también se extiende a “otros aspectos fundamentales para la total integración de las TIC en la enseñanza”, como la formación de los profesores, el estudio de modelos de desarrollo de las Aulas del Futuro, la colaboración en el ámbito de la Formación Profesional relacionada con la Tecnología de la Información, o la “plena integración en la Sociedad de la Información de los colectivos más desfavorecidos”.

Experiencias innovadoras

El Ministerio y Microsoft manifiestan con este acuerdo su intención de desarrollar “proyectos y experiencias innovadoras en el entorno educativo, definiendo nuevas experiencias que promuevan el uso de las más avanzadas tecnologías en contextos innovadores”. Para ello, esta compañía pondrá las últimas versiones de su software a disposición de los centros educativos que están bajo la competencia directa del Departamento, “a un precio altamente competitivo”. Y también todos los recursos y conocimientos sobre los proyectos de “Escuelas Innovadoras” o “Aulas del Futuro”, que viene desarrollando desde hace años, “con unos resultados muy positivos”, en colaboración con entidades públicas y privadas.
También ofrece un amplio abanico de posibilidades para los docentes, como cursos “para aumentar su conocimiento de los nuevos productos y versiones, así como sobre el cualquier programa innovador de interés educativo incluido en el catálogo de Microsoft”. Los principios de este acuerdo podrán extenderse a las comunidades autónomas que participan en el programa Escuela 2.0” y  deseen suscribirlo con esta compañía, con un coste que podría rondar los ocho euros al año por alumno, lo que supone alrededor de un 90% de descuento con respecto al precio de mercado. Todo ello incluiría la instalación del último sistema operativo de Microsoft (Windows 7), el paquete de aplicaciones Office y la formación de los docentes.

Integración global de las TIC

La secretaria de Estado de Educación ha manifestado que “por primera vez, el sur de Europa va a exportar un modelo de innovación educativa hacia el norte, donde ya están comenzando al estudiar las posibilidades de adaptación de Escuela 2.0”. Según Eva Almunia, “en esta apuesta por la integración global de las nuevas tecnologías en la educación, la colaboración entre instituciones y empresas del sector permitirá acelerar y multiplicar las posibilidades de un programa, que este curso llegará a casi 400.000 alumnos”.
Por su parte, la presidenta de Microsoft España ha señalado que “las habilidades tecnológicas han de estar integradas en el proceso educativo de nuestros jóvenes”. María Garaña ha recordado que su compañía lleva años “desarrollando herramientas software altamente competitivas, experiencias pioneras de aulas del futuro e iniciativas que han ayudado a alumnos, profesores y padres a vivir una experiencia educativa completamente transformada gracias al potencial de las tecnologías de la información”. Y ha añadido que “Microsoft comparte los planes del Ministerio en su iniciativa Escuela 2.0, y está absolutamente comprometida con el objetivo común de mejorar el proceso educativo mediante el uso de herramientas tecnológicas en el aula”.


Aula digital y recursos educativos

Por otra parte, el Ministerio de Educación ha presentado en su sede central un aula real del programa Escuela 2.0, con alumnos del tercer ciclo de Primaria del Colegio Público "Juan Aguado", de la localidad toledana de La Torre de Esteban Hambrán. La secretaria de Estado de Educación y Formación Profesional, Eva Almunia, ha presidido este acto que, según sus palabras, ha servido para mostrar cómo serán “las aulas de los colegios españoles en el siglo XXI, unas aulas en las que todo el mundo está al alcance de una pantalla y en las que se puede aprender de otra manera”.
Durante este acto los chicos y sus profesoras han mostrado contenidos didácticos de matemáticas y cómo funciona el recurso educativo digital Cosmolena, un juego creado por el Centro virtual www.leer.es Está basado en las relaciones entre las palabras y permite, por primera vez, navegar por el diccionario de la Real Academia de la Lengua (RAE), “descubriendo la riqueza del lenguaje y múltiples aplicaciones didácticas. Un recurso que, según Eva Almunia, “demuestra una vez más que para aprender hay que hacer un esfuerzo, pero que también se puede aprender jugando”. Al final del acto, el ministro Ángel Gabilondo ha departido informalmente con los escolares.

 

arriba