El MICINN ha destinado este año 442 millones para Parques Científicos y Tecnológicos

Las ayudas se invierten en proyectos de I+D colaborativa y en dotaciones de infraestructuras y adquisición de equipos

Madrid. G. A.
El Ministerio de Ciencia e Innovación ha comprometido para este año una inversión de 442 millones de euros para Parques Científicos y Tecnológicos por vía competitiva, según ha anunciado en el Senado la titular de este Departamento, Cristina Garmendia. De ellos, 411 millones proceden, en forma de créditos y subvenciones, de la convocatoria 2009 de ayudas para infraestructuras y equipamientos en dichos parques, partida a la que se suman los 31 millones que llegarán a los mismos a través de la convocatoria de proyectos de investigación corporativa.
La ministra ha afirmado ante la Cámara Alta que esta cifra multiplica por 5 la partida de 2008, y “constituye un apoyo sin precedente para las empresas ubicadas en estos entornos innovadores”. Y a ello hay que sumar, además, la ayuda extraordinaria de 30 millones de euros en subvenciones que, procedente del PlanE, se han destinado a diversos parques. También ha desatacado que desde el año 2000 la Administración General del Estado ha invertido a través de este programa un total de 1.413 millones, de los que 1.109 (prácticamente el 79%) corresponden al período 2005-2008.

Dos tipos de convocatorias. Estas ayudas se han materializado a través de dos tipos de convocatorias: unas para financiar la realización de proyectos de I+D colaborativa, y otras para la dotación de infraestructuras y adquisición de equipos. Así, en 2009 se ha resuelto financiar 233 propuestas (un 69% de las presentadas), lo que supone un 24% más que en el año anterior. Además, en esta convocatoria se han utilizado, por primera vez, fondos estructurales europeos FEDER en forma de anticipo reembolsable, por valor de 18 millones. Las áreas temáticas en las que se han presentado más propuestas y para las que ha recaído mayor financiación han sido biotecnología, sectores industriales, energía, salud, nanociencia y nanotecnología, tecnologías de las comunicaciones y sociedad de la información, y sector aeroespacial.
Los Parques Científicos y Tecnológicos son una de las herramientas que propicia la Administración central en todas las Comunidades Autónomas para la modernización de la economía, y constituyen un elemento importante para salir de la actual crisis financiera, por la interacción que promueven entre las entidades del sector público de I+D y las del sector privado emprendedor. Según ha recordado la ministra, estos parques concentran actualmente más de 127.000 empleos, juegan un papel crucial en la transferencia de conocimiento al sector empresarial industrial, son “un activo semillero” de nuevas empresas de base tecnológica y, por ello, constituyen “uno de los agentes promotores más relevantes” en el cambio de modelo productivo en España.

 

Hay que reducir la brecha entre la generación
de conocimiento y su aplicación

La ministra Cristina Garmendia ha participado en un ciclo de conferencias sobre “Ingeniería e Innovación”

Madrid. G. A.
La ministra Cristina Garmendia también ha participado recientemente en un ciclo de conferencias sobre “Ingeniería e Innovación” organizado por la Fundación Ingeniería y Sostenibilidad, donde ha manifestado que uno de los objetivos de su Departamento es reducir la brecha que existe entre la generación de conocimiento y su aplicación. Y ha dicho que, para ello, hay que “capitalizar las actuales fortalezas científicas y tecnológicas con las que cuenta España, para transformarlas en ventajas competitivas. En su opinión, “se trata de una tarea colectiva con la que empresarios, investigadores y el conjunto de la sociedad debemos sentirnos comprometidos, especialmente en estos momentos de austeridad económica”.
Cristina Garmendia ha desatacado que desde su Departamento se están impulsando profundos cambios estructurales, “orientados a que el conocimiento, la innovación y la creatividad sean, en un futuro cercano, las principales fuentes del valor añadido de nuestro tejido productivo”. En este sentido, ha recordado que España es la novena potencia mundial en materia de desarrollo científico y tecnológico y que, según el último informe elaborado por SCOPUS, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ocupa un destacado octavo puesto a nivel mundial, en términos de impacto de sus publicaciones científicas.
También ha insistido en que la “puesta en valor de nuestra ciencia es una condición fundamental para poder impulsar eficientemente nuestro sistema de innovación, y acelerar así la transición de nuestro modelo productivo hacia uno más competitivo y sostenible”. Para hacer posible la transición hacia una economía más innovadora, la ministra ha destacado dos frentes de acción sobre los que hay que trabajar de forma inmediata. Por un lado, consolidar y fortalecer el sistema científico español, donde la nueva Ley de la Ciencia y la Tecnología debería desempeñar un papel importante. Y en paralelo, impulsar “decididamente” políticas de transferencia de tecnología e innovación empresarial y la Estrategia Estatal de Innovación, E21.

Cinco ejes. Para la elaboración de esta Estrategia, Cristina Garmendia ha hablado de “cinco vectores del cambio del modelo productivo y del fomento de la innovación empresarial”. El primero es “la modernización, adaptación y creación de un entorno financiero proclive a la innovación empresarial”, para lo que hay que crear un marco “estable y favorable a la innovación”, que contemple cuestiones como “el acceso al mercado de capitales, la financiación bancaria al capital riesgo y la atracción de inversión extranjera directa en I+D+i”. El segundo propone la dinamización de los llamados “mercados líderes sostenibles”, a través de “la regulación y la compra pública”. Los “mercados innovadores” detectados hasta ahora son “la economía verde, la economía social o asistencial, y la industria de la ciencia”.
El tercer vector es “la internacionalización de las actividades innovadoras”, para lo cual ya se han alcanzado acuerdos con países como Japón o Suiza en “ámbitos tan relevantes” como la biotecnología, la nanotecnología y las energías renovables. El cuarto es “la difusión de la innovación a todo el tejido productivo”,  para lo que tendrá especial relevancia la consolidación de la Red de Puntos de Información sobre I+D+i (Red PIDI), como un verdadero sistema de atención primaria” que resuelva, en primera instancia, las necesidades y consultas de empresarios y emprendedores. Y el quinto son “las personas”, por lo que “se van a redoblar los esfuerzos para seguir incorporando talento al tejido productivo”.

Descubiertos 32 nuevos exoplanetas desde
el observatorio chileno de La Silla

Madrid. Un equipo internacional de investigadores ha descubierto 32 nuevos exoplanetas desde el observatorio de La Silla, situado al norte de Chile. Así lo ha anunciado el profesor Michel Mayor, del Observatorio de Ginebra (Suiza) y miembro de dicho grupo, quien ha dado una conferencia durante el simposio “Herederos de Galileo: Fronteras de la Astronomía” organizado en Madrid por la Fundación Ramón Areces y la Real Academia Española de Ciencias. Este científico halló en 1995 el primer planeta situado alrededor de otra estrella como el Sol, y ha descubierto posteriormente otros 3500 cuerpos similares, que giran en una órbita permanente alrededor de una estrella, pero más allá del Sistema Solar.
Este hallazgo ayudará a comprender mejor el sistema solar y el Universo, y ha sido posible gracias a las mediciones realizadas por el High Accuracy Radial Velocity Planet Searcher (HARPS, o Buscador de Planetas por Velocidad Radial de alta Precisión), instalado en el telescopio de 3,6 metros que la Organización Europea para la Investigación Astronómica tiene en el observatorio chileno de La Silla. También ha participado en estas jornadas el investigador del Instituto de Tecnología de California (EEUU) y descubridor de los principales cuerpos “transplutonianos”, Michel Brown, quien ha manifestado que “lo más interesante es que aún hay muchos objetos sin descubrir más allá de Plutón”, y ha manifestado su confianza en que en los próximos años “aprenderemos más” sobre el universo.

El Instituto Vulcanológico de Canarias estará finalizado en el primer semestre de 2010

Madrid. El proyecto científico y tecnológico para la creación del Instituto Vulcanológico de Canarias (IVC), que será un “centro de referencia internacional”, podría estar finalizado en el primer semestre de 2010. Así lo ha anunciado la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia ante el Pleno del Senado, respondiendo a una interpelación sobre la política del Gobierno en materia volcánica presentada por el parlamentario de Coalición Canaria, Alfredo Belda. Este senador había reprochado a la ministra que, tras la moción aprobada por unanimidad de todos los grupos de la Cámara Alta en 2005, y después del compromiso adquirido por ella misma hace unos meses, ratificado en el Consejo de Ministros celebrado a principios de octubre en Las Palmas, este proyecto “no se ha materializado aún”, pese a las “buenas palabras e intenciones” del ejecutivo central.
Junto al Instituto se creará una red de vigilancia volcánica repartida por todo el Archipiélago, que “permitirá pronosticar una erupción basáltica en cualquiera de las islas y detectar con suficiente antelación una reactivación del Teide”.La ministra también ha anunciado que el Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias de Riesgo Volcánico (PEVOCA) será aprobado por la Comisión Nacional de Protección Civil antes del final de año y, por último, ha apostado asimismo por la potenciación del “turismo científico” con el programa “Canarias, una experiencia volcánica” que, junto a la creación del citado Instituto, es otra iniciativa del Gobierno central para “lograr el reequilibrio de la estructura económica del Archipiélago canario, bajo criterios de sostenibilidad económica y social”.

 
arriba