El MICINN destina 50 millones de euros del PlanE a 22 campus españoles
Pretende ayudar a nuestras universidades a situarse entre las mejores de Europa y promover su reconocimiento internacional

Madrid. G. A. El Ministerio de Ciencia e Innovación va la designar 50 millones de euros a 22 campus en los que participan 28 universidades, después de que éstos hayan recibido la distinción “Campus Excelente en Investigación y Transferencias”, y tras la resolución de la primera convocatoria “Campus de Excelencia Internacional”. Los campus seleccionados combinan las capacidades de esas universidades, de centros públicos y privados de investigación y de empresas que, todas ellas, “proponen actuaciones singulares para incrementar significativamente sus capacidades científicas y tecnológicas”, según informa en un comunicado el citado Departamento.
“Campus de Excelencia Internacional” es una convocatoria conjunta de dos Departamentos ministeriales, que establece la concesión de ayudas a través de dos iniciativas: el subprograma para el Desarrollo y Concreción de un Plan Estratégico, del Ministerio de Educación, con 3 millones de euros en subvenciones y 150 millones en créditos; y el subprograma de I+D+i y Transferencia, del Ministerio de Ciencia e Innovación, con 50 millones en subvenciones procedentes del fondo especial del Estado para el Estímulo de la Economía y el Empleo (PlanE). La responsabilidad de esta primera fase de selección de proyectos ha recaído en una Comisión Técnica, con representación de los citados ministerios.
Según las bases de la convocatoria Campus, sólo podrán aspirar a recibir la subvención del Ministerio de Ciencia e Innovación las candidaturas que previamente hayan pasado la primera fase y, por tanto, hayan sido seleccionadas como candidatas a “Campus de Experiencia Internacional” o que, explícitamente, hayan recibido una mención de calidad. Así, se han seleccionado 15 proyectos que se presentaron para los dos subprogramas y, por tanto, han sido financiados por ambos Departamentos. Además, tras evaluar el resto de las propuestas se han seleccionado otros 7 campus hasta completar los 22 definitivos, que recibirán las subvenciones del MICINN para poder especializarse en determinadas áreas de investigación y transferencia.

Alianzas estratégicas

El programa “Campus de Excelencia Internacional” tiene como principal objetivo “ayudar a las universidades españolas a situarse entre las mejores de Europa en el horizonte 2015, y promover su reconocimiento internacional”. Y el subprograma I+D+i y Transferencia pretende “fraguar alianzas estratégicas entre las propias universidades y empresas, organismos, institutos y centros de investigación, hospitales, centros tecnológicos y otras instituciones”. De hecho, la relación de entidades que plantean asociarse con las universidades en este marco “es muy extensa”, y “reúne a los actores principales de la I+D nacional, incluyendo a muchas de las empresas más importantes del país”.
Los proyectos seleccionados se centran en áreas de investigación relativas a Ciencias y Tecnologías de la Vida, Economía y Sociedad, Nano-biotecnología, Química, Infraestructuras Inteligentes y Sostenibilidad, Tecnologías Industriales y Robótica, Ciencia y Tecnologías Medioambientales, Nanociencias y Biotecnología, TICs, Tecnologías para la Sostenibilidad, Tecnologías Sanitarias, Agro y Biología Alimentaria, Patrimonio Cultural, Turismo, Calidad Ambiental y Recursos Naturales, Industria del Español, Ciencias y Tecnologías de los Materiales, Ciencias y Tecnologías de la Vida, Construcción e Ingeniería Marítima, Ciencias y Tecnologías Marinas, Energía y Bioingeniería.

La Comisión Europea pide 50.000 millones de euros más para investigar en energías verdes durante los próximos diez años

Bruselas. La Comisión Europea ha pedido a los estados miembros y a sus empresas privadas que aumenten en 50.000 millones de euros la inversión en energías verdes durante la próxima década. Y ha advertido que sin dicho empuje presupuestario la Unión Europea no podrá cumplir los objetivos que se ha marcado para luchar contra el cambio climático, y perderá su liderazgo en estas tecnologías en beneficio de Estados Unidos o China. Para evitarlo habría que pasar de los 3.000 millones al año que se invierten en la actualidad hasta 8.000 millones anuales durante los diez siguientes.
La UE se ha comprometido a reducir en un 20% sus emisiones de efecto invernadero en 2020, en relación con los niveles de 1990, y está dispuesta a llegar hasta un 30%, si se logra un acuerdo internacional de lucha contra el cambio climático en la cumbre que se celebrará en Copenhage el próximo mes de diciembre. Sin embargo, para generar su energía los estados miembros todavía son dependientes en un 80% de los combustibles fósiles, los que más contaminan. Por otra parte, ese objetivo que se ha marcado la UE de aumentar la inversión en fuentes de energía renovables permitirá crear 600.000 empleos adicionales.

Enorme oportunidad

Según ha manifestado el comisario de Ciencia e Investigación, Janez Potocnik, “es urgente intensificar las inversiones en la investigación sobre tecnologías no contaminantes en Europa”, y el dinero adicional debe salir de una asociación entre el sector público y el privado. La industria tiene que “aceptar el desafío y aprovechar la enorme oportunidad” que suponen las tecnologías verdes. Aunque “un incremento a corto plazo de la financiación pública” permitirá que el logro del objetivo de reducir las emisiones “resulte mucho más barato”.
Según las estimaciones de la UE, la energía solar debería recibir 16.000 millones de euros para no perder posiciones durante los próximos diez años, fondos que permitirían crear más de 200.000 puestos de trabajo, y el sector eólico requiere una inversión de 6.000 millones hasta 2020 y la creación de 250.000 empleos, para seguir siendo puntero. Además, el ejecutivo comunitario propone una nueva iniciativa para mejorar la eficiencia energética de las ciudades, que necesitaría otros 11.000 millones. También ha cifrado en 13.000 millones la cantidad necesaria para mejorar la tecnología de captura y almacenamiento de carbono, mientras que al sector de la biomasa se deberían destinar 9.000 millones. Por ultimo, recomienda una inversión de 7.000 millones para desarrollar los reactores de energía nuclear de cuarta generación, y de 2.000 millones para optimizar la red eléctrica.

En 2011 se presentará una nueva vacuna contra la malaria con una efectividad total

Madrid. El patólogo colombiano Manuel Elkin Patarroyo presentará en 2011 una nueva vacuna contra la malaria que, según sus estimaciones basadas en “datos muy sólidos”, podrá tener una inmunización efectiva total o, al menos, en el 95% de los casos. Este científico, conocido por el desarrollo de la primera vacuna sintética contra dicha enfermedad, ha aclarado que la nueva “podría haberse presentado ya”, puesto que está “prácticamente adelantada”, pero ha preferido que esté “completamente finalizada” y sea “perfecta”, para evitar errores pasados.
El desarrollo de esta nueva vacuna se está realizando gracias a las ayudas “altruistas” de países como Colombia y España, y aunque actualmente falta aún por completar la parte final del análisis y realizar el ensayo en humanos, culminará “en un tiempo muy corto”, sobre todo teniendo en cuenta que se trabaja con una vacuna de una sola dosis. Esto facilitará su administración en los países del tercer mundo, donde resulta complicado administrar tres dosis a un mismo individuo.
Esta vacuna se está desarrollando con “una metodología lógica y racional”, mediante una técnica que este investigador ha conseguido desarrollar tras 35 años de trabajo sobre la malaria. Dicho método “es aplicable para el desarrollo de cualquier vacuna”, y consiste en no centrarse en toda la bacteria, sino en averiguar las características físicas y químicas por las que una bacteria se une a una célula, y descifrar cómo bloquear dicho anclaje. Gracias a esa metodología se están desarrollando en la actualidad vacunas contra la hepatitis C, la tuberculosis o, más recientemente, contra el virus del papiloma humano.

Descubierto el mayor anillo del sistema solar en la órbita de Saturno

Londres. El telescopio espacial Spitzer ha detectado el mayor anillo del sistema solar en la órbita de Saturno que, según publica el último número de la revista científica “Nature”, se extiende a 13 millones de kilómetros de distancia de ese planeta y está 50 veces más lejos que los anillos más conocidos. Las imágenes tomadas por la NASA muestran un círculo de polvo de dimensiones nunca vistas hasta la fecha que, según los expertos, podría haberse formado a partir de restos desprendidos de la luna Febe tras pequeños impactos, ya que una de las peculiaridades de este anillo es que tiene una inclinación de 27 grados con respecto al plano en el que se presentan el resto de los anillos, circunstancia que también se produce en la citada luna.
Hasta ahora, el mayor anillo de este planeta, y también del sistema solar, era el “E” (los anillos de Saturno están clasificados alfabéticamente según el orden en que fueron descubiertos), que le rodea a una distancia de 240.000 kilómetros. Los investigadores de las universidades estadounidenses de Maryland y Virginia responsables del hallazgo consideran que el polvo que forma este anillo podría ser recogido por otra de las lunas de Júpiter (Japeto), lo que resolvería uno de los grandes misterios de la astronomía: por qué este satélite presenta dos caras con diferentes tonalidades, una mucho más oscura que la otra.

arriba