La Educación Física pide mayor presencia en
el currículo escolar

Ceuta acoge un Congreso Internacional sobre la enseñanza de esta asignatura

Docentes de Educación Física de todas las etapas escolares se ha reunido en un foro con el fin de aunar criterios, analizar problemáticas y establecer vías de colaboración con las instituciones. El sector demanda más horas dedicadas al deporte dentro del horario escolar, más material para la Educación Física y concienciar a la sociedad de que la obesidad o la diabetes se combaten con la práctica regular del deporte.
Los participantes del Congreso destacan la importancia de luchar contra la obesidad y el sedentarismo infantil y adolescente.
(Foto: Rafael Martínez)

Madrid. A. LEGORBURU
El VIII Congreso Internacional sobre la Enseñanza de la Educación Física y el Deporte Escolar, celebrado en Ceuta, ha reunido a casi 300 docentes de Educación Física de toda España. Los reunidos en el encuentro creen que dentro de la problemática de la asignatura destaca la necesidad de no reducir el horario de educación física y aumentarlo como mínimo hasta las tres horas diarias en cada una de las etapas de la educación. Asimismo, destacan la importancia de luchar contra la obesidad y el sedentarismo infantil y adolescente, desde la educación física. Y además creen que esta materia es necesaria y clave para una vida feliz y de calidad. Y que cada centro escolar debe contar una partida económica bien diferenciada para poder adquirir los materiales necesarios para educación física. También recuerdan que el deporte no es solo medallas en las competiciones sino mucho más, y creen que los políticos no lo apoyan como deberían hacerlo.
Durante la inauguración del congreso la portavoz del Gobierno de Ceuta, Yolanda Belm comentó que “el Plan Integral de la Actividad Física y del Deportes es un cambio de mentalidad y de enfoque de las prioridades de promoción de la actividad física y el deporte para que llegue a todo el mundo”. Y añadió que “es una necesidad que la Educación Física esté en el currículum escolar”.
Durante el debate, el representante de la Universidad de Castilla-La Mancha, Onofre Contreras, recalcó en lo referente a la importancia de la asignatura de Educación Física, que “puede influir en la vida futura de los alumnos y en la lucha contra el sedentarismo, que provoca obesidad”.
Junto a la imagen corporal y la percepción de uno mismo en niños y adolescentes, el ponente hizo referencia a los trastornos alimenticios asociados a esta visión, tales como la anorexia. “Son cuestiones que no han llegado a las familias y si estas supieran las nociones que la Educación Física podría aportar a este campo, apoyarían más la materia”, destacó Contreras, quien además apostó por “cuestiones que tienen gran incidencia social y que pasan desapercibidas en la sociedad, haciendo que esta asignatura tenga poco peso en el currículum escolar cuando nosotros pensamos que debería tener más”, concluyó.

Momento crítico


El representante de la Universidad de Lisboa, Francisco Carreiro, trató un tema de gran actualidad, la necesidad de ampliar el horario de la Educación Física en el calendario escolar. En su ponencia, titulada “Educación Física: asignatura imprescindible versus asignatura dispensable. ¿Cómo superar la situación paradójica por la que pasa la Educación Física?”, Carreiro explicó que la asignatura atraviesa un momento de “crisis, de tensión”, por el choque entre las estadísticas sobre educación, “cada vez más negativas”. Según este experto, para paliar los resultados “los políticos han adoptado la postura fácil, la de reducir el horario de la materia y ampliar el de otras que consideran más importantes para la formación del alumno”. Por otro lado, y ante la postura adoptada, recomendó el equilibrio entre esta primera opción y la de “mirar problemas como la obesidad, la diabetes, enfermedades de corazón”.
Según Carreiro, la actividad física es necesaria ya que hasta los niños tienden a ser más sedentarios; y es aquí donde radica esta situación paradójica. Para concluir, el representante portugués planteó varios puntos de superación del momento para el profesorado. “Debemos tener consenso profesional, una idea única sobre la finalidad de la Educación Física. A partir de ello, formar a profesores que hagan de esta materia una asignatura eficaz. Y por último, instaurar un sistema de control de calidad de la enseñanza”.

Una generación sedentaria

El profesor francés Maurice Piéron, uno de los expertos del Congreso, afirmó que “España es un país donde realmente no hay mucha cultura de actividad física”. Los jóvenes no están mentalizados sobre los beneficios de la actividad física, pero parece que su familia tampoco, clave para consolidar, junto a los profesores y los agentes sociales en general, los buenos hábitos..
Por otro lado, el profesor Jesús Mora, de la Universidad de Cádiz, comentó que “cada vez hay más pruebas de que el deporte es capaz de modificar nuestros genes” y además añadió que cada vez hacemos menos ejercicio, “desgraciadamente baja la participación activa del ciudadano y son muchos elementos los que influyen”.
Para Francisco Ruiz, de la Universidad de Murcia, “la sociedad actual, sin la menor duda, es la más sedentaria de la historia”. El profesor cree que si no existiera esperanza de ganar la batalla a los videojuegos “no tendría sentido de que el profesor de educación física estuviera aquí”. Francisco Ruiz afirma que los medios tecnológicos ponen medios al alcance para poder vivir mejor en teoría pero en la práctica a lo que nos ayudan es “a ser más menos saludables”.

Juventud y aventura

El profesor de Secundaria Manuel Parra sabe que las clases de Educaci ón Física de hace 40 años no son iguales que las de ahora pero opina que “si se logra mantener el componente de ilusión en los alumnos, el profesor ya ha ganado prácticamente todo”.
Especializado en el deporte de aventura, admite que el factor de riesgo es como un imán para lograr ese objetivo ya que “facilita la entrega de sensaciones de manera rápida tan unida a la sociedad actual”. Aún así existen otros componentes que determinan el éxito de este tipo de ejercicio físico actualmente como la relación con los compañeros, con el espacio natural, la posibilidad de evadirse de lo cotidiano, relajar sentidos. Parra apuesta por partir de la práctica para luego llegar a la teoría, crear un ambiente que invite a aprender y una vez así aderezamos con interrelación, reto, globalidad y relativización del fracaso para lograr que se asuman las reglas del aprendizaje”. Y hay que olvidar lo de que la Educación Física es una “maría”: “El cuerpo lo tenemos para toda la vida pero otras asignaturas las utilizamos de vez en cuando por lo que la importancia no la da la materia sino lo que se enseña y se transmite en cada momento”.

arriba