Llamamiento al reconocimiento de su labor en el Día Mundial del Docente

Los sindicatos de enseñanza emiten un manifiesto conjunto en favor del maestro y reclaman que el gasto en educación represente el 7% del PIB

Los principales sindicatos de enseñanza, con motivo de la celebración, el 5 de octubre, del Día Mundial del Docente han hecho público un manifiesto conjunto en el que se hace un llamamiento para reconocer al profesor el valor de su trabajo y su autoridad, y la urgencia de dotarle de los medios materiales necesarios para desarrollar su labor eficazmente, y reclaman un gasto en educación que represente el 7% del PIB, en lugar del actual 4,95%. La secretaria de Estado de Educación y Formación Profesional, Eva Almunia, y el catedrático Gregorio Peces Barba, acompañados de los representantes sindicales.
(Foto: Rafael Martínez)

Madrid.
Con motivo del Día Mundial del Docente, cuya celebración tiene lugar desde 1994 el día 5 de octubre, los principales sindicatos de enseñanza han hecho público un manifiesto, firmado por CCOO, UGT, STEs, USO, CSIF y ANPE, en el que se hace un llamamiento para reconocer al profesor el valor de su trabajo y la necesidad de dotarle de los medios materiales necesarios para el desarrollo de su labor.
El Día Mundial de los Docentes se viene celebrando cada 5 de octubre desde 1994, año de su instauración por la Unesco. Tiene como objeto movilizar apoyo para los docentes y garantizar la atención de las necesidades de las generaciones futuras. La edición de este año se ha centrado en el papel de los docentes en el marco de la crisis económica y financiera mundial, y la necesidad de invertir recursos en la docencia entendida como herramienta de revitalización.
La presentación del manifiesto tuvo lugar en el transcurso de un acto, celebrado en Madrid, que contó con la presencia del catedrático Gregorio Peces Barba; de la secretaria de Estado de Educación y Formación Profesional, Eva Almunia, y de representantes de los sindicatos firmantes.
Eva Almunia resaltó en su intervención el esfuerzo del Gobierno por aumentar la partida educativa en los Presupuestos Generales del Estado para 2010, que se incrementarán en un 2,8% respecto a 2009 (en total 3.209 millones de euros).
La secretaria de Estado de Educación y Formación Profesional negó que España se sitúe a un punto de diferencia del gasto educativo en relación a los países europeos del entorno, y afirmó que se halla a sólo una décima de la media de dichos países.
El secretario general de la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras, José Campos, reclamó “seguir avanzando” para que España llegue a dedicar el 7% del PIB a este capítulo, la misma petición que ha expresado el secretario general de USO, Antonio Amate, o el presidente de ANPE, Nicolás Fernández.
En cuanto al Pacto Educativo que pretende alcanzar el Gobierno, tanto la secretaria de Estado como los sindicatos se mostraron esperanzados en su consecución, así como con el futuro Estatuto del Docente, aún en la mesa de negociación.
Entre los ejes de estos acuerdos, los sindicatos de enseñanza han apuntado al reforzamiento de la autoridad del maestro, y han recordado, al respecto, que “una profesión bien remunerada, incentivada y respetada por las administraciones será respetada por la sociedad para la que trabaja, porque la autoridad emanará del respeto y no de la fuerza, del razonamiento y del convencimiento y no sólo de la regulación legal”.
Durante el acto de homenaje a los maestros, Gregorio Peces Barba, uno de los autores de la Constitución española, resaltó la importancia de la labor docente y la necesidad de que recupere el reconocimiento social que tuvo en otro tiempo, que debe estar acompañado de una digna y justa retribución económica, y expresó su oposición a que se regule por ley cuestiones como la instalación de tarimas en las aulas o el empleo del “usted”, del que se mostró defensor en el ámbito de la Universidad.

Manifiesto

Con motivo de la conmemoración internacional del Día Mundial de los Docentes las organizaciones sindicales mayoritarias han emitido un manifiesto en el que se precisa que “es necesario recordar que tal y como declara el lema propuesto por la Internacional de la Educación, invertir hoy en los docentes es construir un futuro mejor”.
“Tal como se recoge en la Internacional de la Educación (IE) -se apunta en el manifiesto- la crisis económica ha puesto en funcionamiento todas las alarmas señalando que hoy, más que nunca, es necesario un aumento de la inversión en educación como bien público, e invertir en las personas a través de la educación para lograr la recuperación sostenible y para asegurarnos un sistema económico más responsable, transparente y justo”.
“Creemos importante recordar que en la Declaración de los Objetivos del Milenio los gobiernos firmaron un compromiso para alcanzar antes del año 2015 la educación para todos y todas; un derecho que está lejos de ser alcanzado”, se señala en el manifiesto, en el que se añade que “en el mundo hacen falta más de dieciocho millones de docentes y es necesario hacer un esfuerzo importante para dotar a la educación de los medios adecuados para lograr una educación universal de calidad en el marco mínimo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, Tratados y Convenios Internacionales suscritos en materia de Educación”.
Asimismo, en la declaración conjunta se señala que “en este día es preciso no olvidar que en muchos lugares del mundo, la educación no es considerada como un derecho y un valor imprescindible para el desarrollo humano. En muchos países el profesorado no dispone de las condiciones adecuadas para desempeñar su labor. Sin un salario digno, sin la preparación necesaria, trabajando en aulas masificadas e insalubres y sin libros o pizarras o pupitres para dar clase, tienen que enfrentarse diariamente a una labor de la que dependerá el futuro de sus alumnos y alumnas. En definitiva, el compromiso con quienes ejercen su profesión en la enseñanza, reconociendo la importancia de su labor y la dificultad de su tarea y dotándoles de personalidad jurídica mediante disposiciones legales que garanticen sus derechos”.

Autoridad

Tras afirmar que para que el profesorado pueda realizar su trabajo es necesario que esta confianza se corresponda con el reconocimiento de su autoridad como eje fundamental del proceso educativo, en el manifiesto se precisa que “el reconocimiento de la autoridad del profesorado sólo se consigue dándole las herramientas necesarias para llevar a cabo su tarea diaria que se reconozca y respete su labor y afirmando su contribución a lograr una sociedad más justa, democrática e integradora. Mención expresa merece el personal no docente, el de administración y de servicios que, aun no apareciendo ante la sociedad como actores de la Educación, son categorías y funciones totalmente esenciales para el desarrollo y la culminación de una educación de calidad”.
Finalmente, tras recordar “que una profesión bien remunerada, incentivada y respetada por las administraciones será respetada por la sociedad para la que trabaja, porque la autoridad emanará del respeto y no de la fuerza, del razonamiento y del convencimiento y no sólo de la regulación legal”, los sindicatos de la enseñanza significan en su declaración conjunta que “en el Día Mundial de los Docentes y las Docentes hacemos un llamamiento al conjunto de la sociedad para que se reconozca el valor de su trabajo y su autoridad en la relación educativa, reclamamos un mayor compromiso de las administraciones y de la sociedad con el mundo de la educación, reivindicando la mejora de las condiciones laborales, la disminución de la ratio de alumnos por clase, la implantación de las figuras de los educadores sociales y la creación de aulas adaptadas al alumnado con necesidades educativas específicas, y exigimos a nuestros gobiernos que cumplan con los compromisos adquiridos en Dakar y, ahora más que nunca, inviertan en educación, dentro y fuera de nuestra fronteras y se erijan en garantes de esa educación para todas las personas que habitan el planeta, con especial cuidado de las mujeres que, siguen siendo las que nutren las tasas de analfabetismo, abandono escolar, violencia o discriminación salarial”.

Carta abierta del presidente de Gobierno

Por otro lado, con motivo de este Día Mundial de los Docentes, el presidente de Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha dirigido una carta abierta a maestros y maestras, publicada en la edición del lunes 5 de octubre, en el diario El País. El texto de la carta del presidente de Gobierno es el siguiente:
"Hoy celebramos el Día Mundial de los Docentes, instituido por la UNESCO hace 15 años para rendir homenaje al profesorado y al papel esencial que desempeña para una educación de calidad. Es un día para compartir logros y, también, para aceptar la responsabilidad de solventar, entre todos, carencias.
Maestros y maestras, profesoras y profesores españoles: Nuestro país ha cambiado tanto en las últimas décadas que quizás algunos hayan olvidado que en los años 70 del siglo XX, España tenía, aún, personas analfabetas, que el acceso a la Educación no era universal, y que el nacimiento en uno u otro lugar podía ser tan determinante como la familia a la hora de planificar una existencia. Porque los sueños solían ser, para tristeza de muchos, del tamaño de sus precarias posibilidades.
Hemos avanzado mucho. Hoy nuestro sistema educativo se abre a toda la población y, fruto de este progreso, de este gran éxito colectivo, contamos con las generaciones mejor preparadas de la historia de España. Me habréis oído repetirlo, porque creo que es necesario valorar y reconocer el camino realizado para ser plenamente conscientes del que todavía queda por recorrer.
Pero nuestros logros educativos tendrán la dimensión que seamos capaces de trazar juntos y, por ello, creo firmemente que ha llegado el momento para un Pacto Educativo. Mi propósito es impulsar un acuerdo social y político que mire el futuro con ambición, con la ambición de un país que aspira a la excelencia y sabe que tiene en la educación la palanca principal para alcanzarla, un país que quiere que cada persona pueda llegar tan lejos en su formación como le lleven en su voluntad y su esfuerzo, sin otras limitaciones.
Para alcanzar ese nuevo horizonte educativo, cada Administración tendrá que asumir plenamente la responsabilidad que constitucionalmente le corresponde, cumplir con eficacia su papel. Desde 2004 el Gobierno de España ha doblado el presupuesto educativo, pero soy muy consciente de que para llegar más lejos, como es nuestro propósito, Comunidades Autónomas y Administración General del Estado debemos aumentar la inversión. Y no sólo la financiación es importante, también será necesario que toda la sociedad propicie el mejor de los entornos, para que vuestra tarea docente y el aprendizaje de los alumnos se desarrollen en las mejores condiciones y con la mayor calidad.
Nunca España había tenido tanto potencial de futuro y nunca antes nuestro porvenir había dependido tanto de la educación, del conocimiento, de nuestra capacidad creadora e innovadora, que son la base del bienestar y de un nuevo modelo de crecimiento económico.
Sin vosotros, maestros y maestras, profesoras y profesores, sin el esfuerzo que día a día entregáis y enseñáis a la sociedad española, no habríamos podido llegar hasta aquí. Y no podemos construir un mejor futuro sin vosotros.
Por eso seguiré poniendo todo mi empeño en demostrar que la grandeza de un país debe medirse por el prestigio que se concede a sus maestros.
Sólo me queda daros las gracias."
Por su parte, y a modo de felicitación y de homenaje a los maestros y maestras, el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, mandó un mensaje de agradecimiento en el que señala que “tenemos que ofrecer el máximo apoyo a nuestros profesores y maestros. Son los protagonistas insustituibles en la enseñanza. Su trabajo y labor nunca son lo suficientemente destacados. Por eso, debemos reconocer y reforzar su figura, garantizar su adecuada formación y fomentar su carrera profesional, procurando recursos y medios. Para ello es imprescindible aprobar el Estatuto correspondiente. No habrá pacto por la educación si no es un pacto de los educadores, por los educadores.”

arriba