Gabilondo se reúne con los grupos políticos para alcanzar un Pacto en Educación

El acuerdo pretende la estabilidad normativa, mejorar la calidad, apoyar al profesorado, formación en idiomas y modernización de las universidades

Ángel Gabilondo está manteniendo reuniones con los representantes de los distintos grupos parlamentarios para sentar las bases de un pacto político y social por la educación. Durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados, el ministro expuso los principios básicos que deben sustentar ese acuerdo e hizo un repaso a las novedades del curso escolar 2009-10.

Madrid. ROSAURA CALLEJA
Ángel Gabilondo ha pedido a los grupos parlamentarios que se sumen al diálogo abierto sobre el pacto político y social por la educación. En el transcurso de su comparecencia ante la Comisión de Educación del Congreso de los Diputados manifestó que “por encima de nuestras legítimas consideraciones ideológicas y políticas hay muchas cuestiones sobre las que hay ya un acuerdo previo” y pasó a enumerar seis principios básicos en los que se sustenta ese acuerdo. En primer lugar señaló la importancia de la estabilidad normativa: “la sociedad no nos demanda más leyes de educación, lo que nos demanda es que nos pongamos de acuerdo sobre la mejor aplicación de las ya existentes”. También planteó la necesidad de que el sistema educativo sea flexible: “la globalización en todos los ámbitos y la propia configuración de nuestras sociedades exige que los ciudadanos estén formados sí, pero también deben estar preparados para la adaptación permanente a los cambios que se producen a una velocidad vertiginosa”.

Calidad y equidad

Para el ministro de Educación, calidad y equidad deben ir indisolublemente unidas y reconoció que “hace 30 años partíamos de una situación lamentable y hemos universalizado y extendido la educación gratuita a todos los ciudadanos, por lo que el reto que tenemos por delante es mejorar la calidad de nuestra educación y que esa calidad alcance a todos”. Asimismo, valoró especialmente la figura del profesor que “debe estar en el centro de nuestras políticas” y destacó la importancia de apoyar su labor, garantizarle los mejores medios y recursos y una formación continua.
Otro de los grandes retos es la formación en lenguas extranjeras ya que, para Gabilondo, “la movilidad creciente de nuestros estudiantes y la integración política, social y económica con Europa y otras regiones del mundo convierte esta necesidad en una cuestión fundamental”.
Además, subrayó la necesidad de llegar a acuerdos “en ese gran desafío de la modernización e internacionalización de nuestras universidades” y planteó que en el marco del Pacto por la Educación se desarrolle desde el diálogo y la cooperación la Estrategia Universidad 2015.

Encuentroso

Mientras Ángel Gabilondo calificaba de “altamente satisfactoria” la reunión que había mantenido con María Dolores de Cospedal, donde habían expresado las bases del diálogo, la secretaria general del PP ha declarado que el Pacto de Estado es un reto necesario y con posibilidades de cuajar si se afronta realmente con un proyecto de contenidos y se tiene en cuenta la apuesta del PP de retomar un modelo educativo basado en la cultura del esfuerzo, la excelencia y el respeto al profesor.
Durante la reunión que celebraron en el Ministerio, Josu Erkoreka, portavoz del PNV en el Congreso, y Aitor Esteban, responsable de Educación, han solicitado a Gabilondo que el pacto contenga medidas concretas e indicaron que serán “muy celosos ante cualquier invasión competencial”, pero mostraron su disposición para alcanzar un acuerdo.
Asimismo, Josep Antoni Duran y Lleida, portavoz de CiU en el Congreso, ha transmitido al Ministro la total disponibilidad de su grupo para llegar a un pacto, con la única condición que ese acuerdo no implique modificar las competencias de las comunidades autónomas en materia educativa. A su juicio, el pacto es más necesario que nunca tras la crisis económica y debe posibilitar que los partidos que lleguen al poder no cambien el modelo educativo. También se mostró partidario de la conveniencia de recuperar un conjunto de valores, como la autoridad, la disciplina y el trabajo.

Nuevo texto

Después de esta primera ronda de contactos con los representantes de los partidos políticos, el Ministerio redactará un nuevo texto, que recoja los puntos principales del Pacto de Estado y que presentará a cada grupo. “Podemos y debemos llegar a un acuerdo” con el principal partido de la oposición y con el resto de los grupos”, ha afirmó Ángel Gabilondo. Después de estos encuentros, el ministro asegura que el Pacto “es mucho más viable que hace un mes”. “A día de hoy, todos se han mostrado a favor del pacto, por lo que trabajaremos para que sea viable”, ha reconocido, anticipando que en Navidades se podrá hacer “una valoración realista” sobre las negociaciones. “Si nosotros vemos que no es fiable o no hay voluntad política o no se dan condiciones, no vamos a tener entretenido a todo el país hablando de esto”, afirmó.
En su intervención en el Foro de la Nueva Sociedad, el titular de Educación ha reiterado que es “determinante” que el Partido Popular participe en este Pacto, porque es un partido con expectativas de Gobierno. “Es difícil pensar en un pacto con estabilidad normativa si no están dentro los 10 millones de votantes del PP”, declaró. Incluso precisó que “si como resultado de un Pacto de Estado hay que hacer algún cambio normativo, por supuesto que se hará”. Para Gabilondo, un pacto por la educación debe conllevar un compromiso de financiación y que los presupuestos no pueden ser inferiores a los de los países de nuestro entorno.

Apoyos

Por otra parte, CCOO ha hecho un llamamiento a los partidos políticos para que realicen los esfuerzos necesarios a fin de lograr un Pacto Político y Social por la Educación, que resuelva los problemas más acuciantes como el abandono y fracaso escolar, el reconocimiento del profesorado y la inversión. También reclaman que la Educación se convierta en una prioridad del Gobierno y una cuestión de Estado.
En esta línea, FETE-UGT han manifestado su disposición a trabajar para lograr este Pacto, “convencidos de que la educación ha de quedar al margen de las contiendas políticas” y señala como imprescindible, para alcanzar el consenso, mantener lealtad institucional en el marco fijado por la Constitución. Este sindicato propone medidas para reducción de fracaso y abandono escolar, abordar las necesidades que tiene la enseñanza obligatoria y un Estatuto que responda a las demandas del profesorado.

Colaboración

Paralelamente, la Conferencia Episcopal Española (CEE) ha reiterado la necesidad de un gran pacto social sobre la Educación, “en el que estén involucradas todas las autoridades del Estado y los sectores sociales: profesores, padres, titulares de instituciones educativas y la misma Iglesia”. Para su portavoz, José Antonio Martínez Camino, la Iglesia puede contribuir en el debate, desde su “experiencia centenaria” de una educación católica que “demanda la sociedad española de manera persistente, tanto los católicos como la gente que quiere una buena educación para sus hijos”.
Asimismo, con motivo de la celebración del Día Mundial de los Docentes, José Luis Rodríguez Zapatero ha dirigido una carta abierta a los maestros, donde manifiesta su firme convicción de lograr un pacto educativo, que mire “el futuro con ambición, con una ambición de un país que aspira a la excelencia y que sabe que tiene en la educación la palanca principal para alcanzarla”. Según expresó el Presidente del Gobierno, “cada Administración tendrá que asumir plenamente la responsabilidad que constitucionalmente le corresponde, cumplir con eficacia su papel”.

Novedades

Por otra parte, en el transcurso de su intervención en la Comisión de Educación del Congreso Gabilondo hizo un repaso a las novedades del curso 2009-10, en el que concluye la implantación de la LOE y destacó el incremento de alumnos en Formación Profesional, con un 7,8% más que el pasado año, y en Educación Infantil, con 63.550 niños más que el anterior.
Con una financiación conjunta entre el Ministerio y las comunidades autónomas de 200 millones de euros, una de las principales apuestas es el Proyecto Escuela 2.0, que proporcionará ordenadores portátiles a los alumnos de 5º de Primaria. Antes de que finalice el curso, 392.000 estudiantes y 20.000 profesores desarrollarán esta iniciativa en más de 14.400 aulas.
Además, en este curso se empezará a impartir el nuevo máster de profesor de Secundaria, que se ha flexibilizado con una presencialidad del 65%.
La prueba de acceso a la universidad constituye otra de las novedades del presente curso. Este examen constará de dos fases, una general y otra obligatoria para todos los estudiantes, y otra específica para los que deseen mejorar la nota.

Formación online

Con este nuevo sistema, por primera vez, los alumnos que finalicen un ciclo formativo de grado superior y deseen entrar en la Universidad lo harán en las mismas condiciones que los estudiantes que realicen la prueba de acceso.
De igual modo, Gabilondo reiteró que este curso se pondrá en marcha la Plataforma Virtual para la Formación Profesional a Distancia de los ciclos formativos de Educación Infantil y Emergencias Sanitarias, que contará con la colaboración de las comunidades autónomas. Para el Ministro, “la introducción de estas nuevas herramientas va a permitir eliminar las barreras, compatibilizar los estudios con la vida laboral y familiar y acercar la formación a muchas personas de nuestros país”. También recordó que este curso se aprobará el Real Decreto que regulará las convalidaciones entre la FP de grado superior y los estudios de grado universitario.


Ley de Cataluña


Ante los representantes de los grupos parlamentarios, Gabilondo reveló que su departamento está estudiando el articulado de la Ley de Educación de Catalunya, “como hace con cualquier otra norma, para ver si se adapta en toda su extensión al orden constitucional y a la legislación estatal”. Esta norma elude el decreto ministerial que insta a impartir tres horas de castellano. Según sus propias palabras, el Gobierno está actuando “de la misma forma que hace con toda la legislación promovida por cualquier parlamento autonómico: desde la normalidad institucional, con diálogo y respeto al marco constitucional y estatutario y, en cualquier caso, respetando los cauces que contempla nuestro ordenamiento jurídico”.
En este sentido, Andrea Fabra, del Partido Popular, calificó la Ley de Educación de Catalunya como “un despropósito legislativo” y un frontal ataque a la libertad y afirmó que su partido defiende un bilingüismo integrador y equilibrado, además de advertir que con el desarrollo de esta norma desaparezcan los cuerpos nacionales del profesorado.
Por su parte, Juan Antonio Gómez Trinidad, portavoz del PP, señaló la urgencia de cambiar el modelo educativo, porque “no da más de sí y necesita un cambio de rumbo serio”, por ello justifica la necesidad de un Pacto de Educación.


Ángel Gabilondo saluda a Mª Dolores de Cospedal, en el transcurso del encuentro celebrado en el Ministerio. (Foto: Rafael Martínez)

arriba