La Unesco recuerda que aún hay 75 millones de niños sin escolarizar

Autonomía, participación y desarrollo, ejes en la celebración del Día Internacional de la Alfabetización

El director general de la Unesco, Koichiro Matsuura, alertó en París, con ocasión de la celebración del Día Internacional de la Alfabetización, de que 776 millones de adultos no saben leer ni escribir y 75 millones de niños siguen excluidos del sistema escolar, pese a los múltiples esfuerzos realizados.

Madrid.
“Existe una fuerte correlación entre pobreza y analfabetismo”, afirmó el director general de la Unesco, el japonés Koichiro Matsuura en su intervención durante la celebración del Día Internacional de la Alfabetización, el pasado 8 de septiembre. Matsuura lanzó un llamamiento a gobiernos, organismos intergubernamentales, empresarios, sindicatos y otros representantes de la sociedad, a “no abandonar más la alfabetización de la juventud y de los adultos”, y lamentó al respecto que si bien la alfabetización es clave para el desarrollo, “es, de lejos, el objetivo que menos atención ha recibido en el marco del programa Educación para Todos (EPT)”.
Matsuura, según informa Efe, precisó que los 776 millones de adultos analfabetos pertenecen a las poblaciones más marginadas, con un importante porcentaje de niñas y mujeres autóctonas, miembros de minorías lingüísticas y culturales, de poblaciones nómadas, rurales y discapacitados.
El diplomático japonés, cuyo segundo y último mandato al frente de la Unesco concluye el próximo noviembre, recalcó que en 2009 el Día Internacional de la Alfabetización se centró en la autonomía y la participación, la vida cívica y el desarrollo.
La jornada reunió en París a traductores de los libros de Harry Potter y contó con la presencia de la ex primera dama de Estados Unidos, Laura Bush, embajadora honorífica de la Unesco para el Decenio de las Naciones Unidas de la Alfabetización (2003-2012).

Premios Internacionales de Alfabetización

La agenda incluyó la ceremonia de entrega de los Premios Internacionales de Alfabetización de la Unesco 2009, en la que sendos proyectos innovadores de India y Burkina Faso recibieron el Premio Unesco Rey Sejong.
Otros dos proyectos impulsados en Afganistán y Filipinas fueron recompensados con el Premio Unesco-Confucio de Alfabetización, y un programa de Bután recibió una mención honorífica.
El programa contó, igualmente, con una visita a las puertas de la Unesco del “Camión de las palabras”, un aula informática móvil que realiza su quinto tour anual por las escuelas del país para fomentar la lectura y escritura entre los jóvenes de 8 a 15 años, mediante juegos interactivos.
También se presentó la operación Un cahier, un crayon (Un cuaderno, un lápiz), por la que el material básico de aprendizaje reunido por escolares franceses es enviado a países en vías de desarrollo, este año a Burkina Faso.
De otro lado, en un mensaje difundido desde las páginas web de la Unesco y de la ONU, su secretario general, Ban Ki-moon, exhortó a todos los Estados a reafirmar “su compromiso de promover la alfabetización mundial” y respaldarlo con los recursos necesarios “para alcanzar verdaderos progresos”, y señaló al respecto que “no se necesitaría gran cosa para cambiar este vergonzoso estado de cosas”.
Ban Ki-moon recordó que alfabetización no significa sólo saber leer y escribir, sino “respeto, oportunidades y desarrollo”, y agregó que “incluso la alfabetización más elemental puede causar un profundo efecto personal, social y político”, citando al experto Lalage Bown, quien dio una conferencia en la Unesco sobre Alfabetización y Autonomía
.

Los 776 millones de adultos analfabetos pertenecen a las poblaciones más marginadas.
arriba