El Rey pide un acuerdo nacional en educación

Durante la inauguración del curso en Reinosa, Don Juan Carlos aboga por “reconocer, reforzar y prestigiar” la figura de los docentes

El Rey Juan Carlos I, durante la inauguración oficial del curso escolar, celebrada en Reinosa (Cantabria), hizo un llamamiento “para alcanzar un amplio y sólido acuerdo a escala nacional en torno a la educación, una de las tareas más necesarias y encomiables para el progreso de toda sociedad democrática; un gran acuerdo social y político que, partiendo de los espacios comunes que todos compartimos y de un diagnóstico experto e independiente, consiga mejorar, modernizar y estabilizar nuestra educación”.
Los Reyes de España, Don Juan Carlos y Doña Sofía, durante su visita a las aulas de Educación Infantil del CP “Alto Ebro” de Reinosa.
(Foto: Efe)

Madrid.
Don Juan Carlos, acompañado por la Reina Doña Sofía; el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, y de las autoridades autonómicas y locales, presidió, el día 16 de septiembre, el acto de inauguración oficial del curso escolar 2009-2010, celebrado en el CP “Alto Ebro” y el Instituto de Enseñanza Secundaria “Montesclaros”, de la localidad cántabra de Reinosa.
En su intervención, Don Juan Carlos abogó por “reconocer, reforzar y prestigiar” la figura de los docentes como protagonistas indiscutibles de la enseñanza, y requirió alcanzar, en materia educativa, “soluciones consensuadas y, por ello mismo, estables y duraderas, en un acuerdo social y político que, partiendo de espacios comunes que todos compartimos y de un diagnóstico experto e independiente, consiga mejorar, modernizar y estabilizar nuestra educación”.
“En nuestros jóvenes depositamos las mejores esperanzas -señaló el Rey- y a su preparación debemos dedicar los esfuerzos más generosos para que puedan ser los protagonistas de un desarrollo cada vez más justo, solidario y sostenible”, y añadió que esa labor “exige el compromiso y la entrega de todos, y que hemos de acometer sin egoísmos, con inteligencia y amplitud de miras”.
Don Juan Carlos significó en su intervención que, “en estos difíciles momentos de crisis económica, la formación adquiere un valor extraordinario como instrumento imprescindible para retomar la senda del crecimiento, la creación de empleo e impulsar, en definitiva, nuestra prosperidad”, y, por ello, “la educación debe ser coherente con las demandas de una España moderna e inmersa en un mundo competitivo y globalizado”.

Mejora de nuestro sistema educativo

El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, señaló en su intervención que “el Gobierno de España ha planteado una propuesta de cambio del modelo económico y productivo que busque asimismo ser más eficaz y más justo, un cambio que va a necesitar del conjunto de nuestras instituciones, administraciones, agentes sociales y ciudadanía, en el que la educación y la formación han de tener un protagonismo especial”.
Tras resaltar que “nuestro país ha realizado una transformación en las tres últimas décadas que no tiene precedentes históricos, y que no puede explicarse sin la extensión y la universalización de la educación en España”, Gabilondo significó que “si hoy somos lo que somos, es decir, una España moderna, de bienestar, de justicia social y de solidaridad es, sobre todo, gracias al esfuerzo y el trabajo colectivos, pero muy singularmente gracias a la educación y a la formación cualificada, decisivas para la empleabilidad; y en esa dirección hemos de incidir”.

Transformaciones

El ministro de Educación agregó al respecto que “la situación también ha puesto de relieve la necesidad de transformar muchas cosas en nuestra economía y en nuestra sociedad, y ese cambio tiene que venir otra vez de mano de la educación. Y para ello tenemos que mejorar nuestro sistema educativo en algunos aspectos claves para que la educación pueda volver a ser el motor de nuestro progreso”.
“Necesitamos, ante todo, dotarlo de estabilidad normativa, destacó Gabilondo, quien afirmó que “las mejoras no vendrán sin más de la modificación de las leyes que cambien el sistema; lo que sí tenemos que hacer es reorientar el modelo, o si se quiere, la cultura educativa, y, en todo caso, que cualquier modificación sea posterior y consecuencia de esa tarea”.
Ángel Gabilondo significó en su intervención que “necesitamos un modelo más flexible, que permita un tránsito más fluido entre las distintas etapas educativas, y entre el mercado laboral y el sistema educativo; un modelo con más movilidad, que forme ciudadanos, pero también que forme mejores profesionales; un modelo donde la equidad y la calidad no sean vistos como objetivos enfrentados, sino como inseparables, donde el esfuerzo, el mérito y la excelencia vayan acompañados permanentemente de la igualdad de oportunidades, del apoyo, de la orientación y la ayuda a todos los estudiantes, independientemente de sus condiciones de partida, y necesitamos más y mejor cooperación y colaboración entre administraciones y comunidades educativas”.

Política de Estado

“La educación debe ser una política de Estado -afirmó el ministro- y por ello hoy más que nunca es imprescindible el acuerdo y la concertación entre todas las fuerzas políticas y sociales para afrontar nuestros desafíos”.
Gabilondo recordó en su intervención que “hace pocos días el presidente del Gobierno anunció una propuesta de Pacto Político y Social por la Educación, una propuesta en la que viene trabajando el Ministerio de Educación desde el mes de abril y que vamos a hacerla extensiva a todas las fuerzas políticas, a todas las instituciones, a la Comunidad Educativa y a la toda la sociedad”.
Tras resaltar su deseo de que el Pacto por la Educación sea “un desafío colectivo para este curso escolar que ahora comienza”, Gabilondo señaló que “desde el Ministerio de Educación afrontamos el inicio del curso escolar 2009-10 con un espíritu de consenso, de concertación y de diálogo con el que queremos alcanzar ese gran acuerdo que están esperando la inmensa mayoría de los ciudadanos españoles”.
Finalmente, el ministro indicó que en este nuevo curso escolar 2009-2010 habrá 7.362.961 alumnos, 176.155 más que en el año pasado, lo que supone un 2,4% de incremento, y tras significar que “los estudiantes son los principales protagonistas de la educación”, concluyó que “estamos orgullosos de ver como aumenta el número de alumnos que realiza estudios postobligatorios después de 15 años de descenso, y hemos de trabajar para que sea eficaz su labor y no abandonen el sistema”.

Excelencia

Por su parte, el presidente de la Comunidad de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, coincidió con el ministro Gabilondo en la necesidad de que la educación en España avance “por la senda de la excelencia, porque el éxito de cualquier sociedad depende en gran medida de su nivel educativo”.
Don Juan Carlos y Doña Sofía, antes del acto institucional, según informa Efe, estuvieron con los estudiantes de enseñanza Infantil y Primaria del CP “Alto Ebro”, y después de estar con los más pequeños, de dos años de edad, se reunieron en el polideportivo con el resto de los alumnos. En el IES “Montesclaros”, los Reyes de España visitaron el laboratorio en el que se imparte Biología y el aula de Música, en la que una de las alumnas hizo una demostración de sus progresos.

arriba