El Bachillerato y la FP reciben más estudiantes

El gasto en educación se sitúa a una décima de la media europea, en el curso que culmina la implantación de la LOE

7.632.961 alumnos cursarán estudios no universitarios, 176.155 más que el año anterior, lo que supone un incremento de 2,4%
La implantación de la LOE en todos los cursos, la puesta en marcha del plan Escuela 2.0 y la introducción de una segunda lengua extranjera en Primaria son algunas de las novedades del curso 2009-10. Con una inversión de 52.107,6 millones de euros, el gasto en educación alcanza el 4,95% del PIB, a una décima de la media europea. Ángel Gabilondo presenta los datos y cifras del curso 2009-10.
(Foto: Rafael Martínez)

Madrid. R. CALLEJA
Este curso 2009-10, 7.632.961 alumnos cursarán enseñanzas no universitarias, 176.155 más que el año anterior lo que supone un incremento de 2,4%. De los 26.033 centros educativos, 18.098 son públicos y 7.944 concertados y privados. La plantilla docente es de 674.425 profesores, 10.000 más que el año anterior, que se traduce en una ratio de 11,3 escolares por docente.
En la etapa posobligatoria, Bachillerato y Formación Profesional, el número de estudiantes aumenta en casi 20.000. Este crecimiento confirma una tendencia, que comenzó el pasado curso tras 15 años de descenso.
Durante la presentación del informe sobre el Curso escolar 2009-10, Ángel Gabilondo se mostró satisfecho con estos datos, ya que “es consecuencia de la apuesta que el Gobierno realiza por estos estudios, fundamentales para que los jóvenes obtengan empleos de más calidad”. Según datos del INE, la tasa de paro entre las personas de 25 a 29 años del segundo trimestre de 2009 es del 29,5% para aquellos que no tienen formación postobligatoria y del 20,4% para los que prolongaron su formación y entre los que titulados superiores el desempleo se limita al 13,8%.

Formación para el empleo

En Formación Profesional, el aumento en Grado Medio y en Grado Superior es de 42.614 alumnos más. No obstante, el ministro de Educación ha manifestado que hay que reflexionar a fondo en la voluntad de proponer nuevos títulos que respondan a la demanda de empleabilidad de los sectores productivos y que no es suficiente el aumento del número de estudiantes, sino integrar la formación en el sistema productivo, con una oferta de nuevos títulos y dotándola de los recursos necesarios. “Son datos positivos y parece que llevamos una tendencia a aumentar los alumnos en estos ciclos formativos, después de una etapa de quince años de estancamiento”, reconoció e hizo hincapié en que “la formación es la gran posibilidad de desarrollo personal y empleabilidad”.
En su intervención, Gabilondo señaló que este curso se culmina la implantación de la Ley Orgánica de Educación (LOE), que introduce como novedades la realización de un informe de aprendizaje al finalizar el tercer ciclo de Educación Primaria con los objetivos alcanzados y las competencias básicas adquiridas y la inclusión de Educación para la Ciudadanía en uno de los dos cursos de esa etapa, en la que se prestará especial atención a la igualdad entre hombres y mujeres. También destacó que en este ciclo de Primaria, las administraciones educativas podrán incluir una segunda lengua extranjera y la implantación de la LOE en segundo de Bachillerato.



Escuela 2.0

Otra de las novedades se concreta en la puesta en marcha del plan Escuela 2.0, aprobado por el Consejo de Ministros del pasado viernes y que introduce un nuevo modelo de enseñar y de aprender, basado en el uso de las nuevas tecnologías como herramientas fundamentales del proceso docente. Entre otras medidas, este proyecto establece que los alumnos de 5º de Primaria dispongan de un ordenador personal portátil, que cuenta con una financiación de 200 millones de euros y que se desarrollará en cooperación con las comunidades autónomas.
Por otra parte, Angel Gabilondo especificó que el incremento de 41.304 alumnos extranjeros respecto al curso anterior es muy inferior al de los últimos cuatro años, en los que el crecimiento se había estabilizado en torno al 15%. No obstante, afirma que la presencia de estos estudiantes supone un enriquecimiento para el conjunto de la población escolar, para el desarrollo de una enseñanza que “queremos que sea inclusiva e intercultural”. También constató que la enseñanza con estudiantes extranjeros requiere una formación específica y, por tanto, programas para facilitar la integración en todos los sentidos. “El reto ahora es que los hijos de los inmigrantes lleguen a la universidad”, declaró.

Escuela Infantil

Este curso, las aulas de Educación Infantil acogerán 1.848.180 niños, 63.551 más que el año anterior, que supone un incremento del 3,6%. De ellos, las dos terceras partes están escolarizados en el primer ciclo de 0 a 3 años, como consecuencia de la puesta en marcha del programa Educa3, dirigido al primer ciclo de esta etapa. Este proyecto ha permitido la construcción de casi 500 escuelas infantiles en el último año y el aumento en la oferta de plazas acerca a España a la consecución de los Objetivos de Lisboa.
Por lo que se refiere a la inversión educativa, que en este curso alcanza 52.107,6 millones de euros, el Ministro precisó que en los últimos diez años el presupuesto se ha incrementado en un 80% y en este año se sitúa en el 4,95 del PIB, por lo que se aproxima a la media europea que es del 5%.
Este curso, 1.687.000 estudiantes, 80.000 más que el pasado año, se beneficiarán del programa de becas y ayudas para el Ministerio de Educación destina 1.454 millones de euros. Gabilondo quiso destacar que este esfuerzo se realiza cuando precisamente la coyuntura económica no es la más favorable, ya que el Gobierno considera que es en estos momentos cuando hay que apoyar a las familias que más lo necesiten. Para mejorar la calidad y los resultados educativos, el Ministro hizo referencia a los Planes de Refuerzo, Orientación y Apoyo (PROA), en los que se han invertido más de 100 millones de euros en este año 2009.

Pacto

En cuanto al Pacto social y político por la educación, Gabilondo expresó su optimismo sobre la consecución de ese acuerdo porque es un “clamor social” y porque, a su juicio, hay muchos puntos para el entendimiento, como la puesta por la estabilidad normativa en educación, potenciar la enseñanza de idiomas y el apoyo al profesorado. También anunció que espera reunirse próximamente con la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, para concretar este acuerdo, que pretende dotar de “estabilidad y homogeneidad” al sistema educativo.

arriba