La nueva RedIRIS nova permitirá mejorar el trabajo de la comunidad investigadora
El MICINN destinará 138 millones de euros para desarrollar una red más avanzada de comunicaciones entre universidades y centros científicos

Madrid. G. A. El Consejo de Ministros ha autorizado al Ministerio de Ciencia e Innovación (MICINN) a adquirir compromisos de gasto por un importe total de 138.091.938 euros entre los ejercicios de 2009 y 2013, para desplegar la nueva red avanzada de comunicaciones de las universidades y centros de investigación españoles, denominada RedIRIS NOVA. Esta cantidad será financiada por dicho Departamento y, en algunas comunidades autónomas, también por fondos europeos de desarrollo regional (fondos FEDER), a través del Programa Operativo Pluri-regional “Economía basada en el Conocimiento” 2007-2013.
Desde el año 1988, la RedIRIS ofrece una red de comunicaciones de alta capacidad, para que las universidades y centros públicos de investigación de todo el territorio nacional puedan recibir servicios avanzados de información y comunicación y transferir grandes cantidades de datos. Para ello, gestiona actualmente una infraestructura que une su nodo central con 18 Puntos de Presencia (PdP), uno por comunidad autónoma salvo Canarias, donde existen dos. Ahora, para poder atender a la creciente demanda de conectividad de la comunidad científica española, se ha lanzado el proyecto RedIRIS NOVA, gracias al cual RedIRIS abandonará el actual modelo de alquiler de capacidad de transmisión, y pasará a disponer de una red de fibra oscura similar a la de otras redes académicas europeas, o a la norteamericana Internet2.

Más capacidad de transmisión

Según fuentes del MICINN, esa red de fibra oscura tendrá mucha más capacidad de transmisión, que permitirá a sus usuarios “una utilización más ágil, flexible y eficiente de los recursos disponibles”. Al mismo tiempo, permitirá implementar nuevos servicios de red avanzados y conseguir el desarrollo en España de la nueva generación de Internet. La RedIRIS cuenta actualmente con más de 350 instituciones académicas y científicas afiliadas, con más de 150.000 investigadores y aproximadamente 2 millones de usuarios potenciales. Está financiada por el citado Departamento e incluida en su mapa de Instalaciones Científico Tecnológicas Singulares, y está gestionada por la entidad pública empresarial Red.es, del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.
Además, RedIRIS colabora “significativamente” para eliminar las barreras geográficas dentro del sector de I+D+i, tanto a escala nacional como internacional. Prueba de ello es, por ejemplo, el acuerdo con el Gobierno portugués para la creación de una red académica y de investigación panibérica, a través de la conexión de las respectivas redes de fibra oscura de Portugal y España, de la que se beneficiará, entre otros organismos, el Laboratorio Ibérico de Nanotecnología, inaugurado el pasado 17 de julio.

El Gobierno aprueba un Programa especial de Investigación sobre la Gripe A

Madrid. G. A. El Consejo de Ministros ha estudiado un informe del Ministerio de Ciencia e Innovación, con las líneas maestras del Programa Especial de Investigación sobre la Gripe Pandémica A (H1N1). Según informa este Departamento en un comunicado, su estudio integra y coordina todas las capacidades en materia de investigación virológica, clínica y epidemiológica existentes en nuestro país, con el fin de desarrollar nuevas estrategias de prevención, diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad.
El Ministerio de Sanidad y Política Social colabora estrechamente en este programa que, a corto plazo, proporcionará a las autoridades sanitarias “información esencial” para el diseño y planificación de la prestación de servicios, y para la elaboración de recomendaciones y buenas prácticas que puedan ser seguidas por grupos de riesgo y también por la ciudadanía en su conjunto. Uno de sus principales objetivos será generar conocimiento sobre el virus y su interacción con el organismo, así como la relación de la Gripe A con otras patologías y el estudio de los diversos factores de riesgo asociados a la evolución de la enfermedad.

Diagnóstico, tratamiento y alternativas

También intentará “producir nuevo conocimiento aplicable al desarrollo de sistemas de diagnóstico, estrategias profilácticas y tratamientos más efectivos y eficaces”. Asimismo, servirá para analizar científicamente las mejores alternativas para la utilización eficiente de recursos durante la pandemia de la Gripe A en España, verificar las correspondientes hipótesis a nivel internacional, y contribuir a la generación de conocimientos válidos y relevantes para la toma de decisiones sanitarias en todo el mundo.
Con este programa el Gobierno también pretende “movilizar y potenciar” el trabajo de los más de 200 investigadores biosanitarios, distribuidos tanto en hospitales como en organismos públicos de investigación y universidades, que están involucrados en España en el estudio de la enfermedad en su fase actual de pandemia, y que abordarán de forma multidisciplinar todos los aspectos asociados con esta dolencia, su difusión y sus características poblacionales. Asimismo, podrán al servicio del Sistema Nacional de Salud sus propios resultados así como todos los demás avances en investigación sobre el virus y la enfermedad que se produzcan a nivel internacional.

Descubierto un nuevo planeta que orbita alrededor de su estrella en menos de un día

Madrid. Un equipo internacional de astrónomos ha descubierto un planeta con una masa diez veces mayor que la de Júpiter, y que gira alrededor de su estrella en menos de un día terrestre, según ha publicado recientemente la revista científica británica Nature. El planeta denominado WASP-18b, que apenas necesita algo menos de 23 horas para completar un giro alrededor de su sol, corre el riesgo de caer “rápidamente” (en un millón de años) sobre su estrella, que tiene una edad aproximada de mil millones de años.
La categoría de planetas extrapolares llamados “Júpiter calientes” corresponde a los planetas masivos (como el Júpiter de nuestro sistema solar) que, al parecer, se formaron lejos de su estrella y luego se fueron acercando. La distancia entre WASP-18b y su sol corresponde a tres veces el diámetro de la estrella, mientras que la tierra está a unos 150 millones de kilómetros del Sol, es decir, más de cien veces el diámetro solar. Este planeta, que gira alrededor de su estrella más rápidamente que ésta lo hace sobre sí misma, está sometido a una fuerza de marea tal que su trayectoria se irá cerrando progresivamente en una espiral, que lo llevará hasta ese choque estelar final.
Por el contrario, los efectos de la marea entre la tierra y la Luna también tienden a modificar la trayectoria de nuestro satélite, pero en sentido inverso. Como la Luna necesita más tiempo para completar una órbita alrededor de la Tierra que el que emplea nuestro planeta para girar sobre si mismo, la Luna se aleja progresivamente de la Tierra, según explican los científicos responsables del descubrimiento. Otra circunstancia detectada por estos astrónomos es que la estrella tendría una edad de entre 500 y 1500 millones de años, por lo que es “una de las más jóvenes conocidas por tener un planeta”.

Una cueva de Mallorca documenta los cambios climáticos registrados en el Mediterráneo desde hace millones de años

Madrid. Investigadores del Instituto Geológico y Minero de España (IGME), junto a colaboradores de universidades estadounidenses y británicas, han identificado recientemente un importante conjunto de espeleotemas (depósitos minerales como estalactitas, estalagmitas y otras) en una cueva de la isla de Mallorca, que ofrece un “retrato” geológico del clima de los últimos 5 millones de años en el área mediterránea y de sus cambios, así como del impacto de esas oscilaciones en las civilizaciones nacidas en torno al “Mare Nostrum” en los últimos 10.000 años. Este afloramiento ha sido denominado “Cronos 1”, y está considerado como “uno de los mayores y mejor expuestos registros continuos descritos en el mundo hasta la fecha para el estudio del paleoclima, el paleoambiente y las oscilaciones del nivel del mar en ese periodo.
Además del enorme lapso de tiempo y de los vaivenes climáticos tratados, el valor científico de este afloramiento es especial, según ha explicado el profesor Pedro Agustín Robledo, miembro del equipo del IGME. La sucesión de periodos glaciales seguidos de otros cálidos en la historia del planeta están bastante bien documentados en lugares remotos y hoy helados, como Groenlandia y la Antártida, pero hay poca y confusa información sobre los “pulsos abruptos” del clima en estos últimos 10.000 años en el Mediterráneo, en el momento en que nacieron la agricultura, la ganadería y, en suma, la civilización en lugares como Mesopotamia, Egipto y Grecia. Y las formaciones de “Cronos 1” aportan detalles inéditos sobre un evento climático del año 8200 a.c., levemente detectado hasta ahora en el sur de Europa, que supuso un periodo crítico frío-seco que se dejó sentir en todo el planeta.
Así, cuando se completen las dataciones temporales, los científicos podrán relacionar períodos es escasez de agua con la distribución y movilidad geográfica de algunas civilizaciones y sus procesos migratorios. Y arrojarán más luz sobre la desaparición temprana de determinados asentamientos agrícolas en el Mediterráneo y Mesopotamia en torno al año 7500 a.c. por largas sequías de más de 200 años, así como sobre la ocupación y el desarrollo de las llanuras aluviales del Tigris y el Eúfrates al volver un clima más húmedo. También aportarán información valiosa para confirmar que los episodios de calentamiento y enfriamiento abruptos propiciaron la sustitución masiva de las especies de vegetación predominantes en la Península Ibérica.

 
arriba