Propuesta de Pacto de Estado por la Educación ante el Consejo de Universidades

El órgano de coordinación analiza la creación de un observatorio de becas, ayudas al estudio y rendimiento académico

El Consejo de Universidades, en su última reunión del curso académico 2008-2009, ha recibido la propuesta de Pacto Social y Político por la Educación presentada por el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, y ha analizado la creación de un Observatorio Universitario de Becas, ayudas al estudio y rendimiento académico y la Orden de Ayudas para Titulados Desempleados que deseen realizar un master oficial.

Ángel Gabilondo, junto al secretario general de Universidades, Márius Rubiralta, y el rector de la Universidad de Cádiz, Diego Sales Márquez. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid.
El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, ha presidido la reunión del último Consejo de Universidades (órgano que reúne a los rectores de las universidades españolas y a representantes del Gobierno de España) del curso 2008/2009, en el que ha presentado el proyecto de Pacto de Estado Social y Político por la Educación.
Gabilondo expuso las iniciativas de diálogo e invitaciones realizadas en las últimas semanas con consejeros de educación y responsables de universidades, representantes de los agentes sociales, de asociaciones de estudiantes, de la ejecutiva de la CRUE, y de diversas coordinadoras.
El ministro recordó durante su intervención que este pacto por la educación “requiere en el ámbito universitario un esfuerzo para avanzar en la modernización de la universidad a través del desarrollo de la Estrategia Universidad 2015”.
La Estrategia Universidad 2015 es una iniciativa del Gobierno de España encaminada a la modernización de las universidades españolas, mediante la promoción de la excelencia docente y científica, la internacionalización del sistema universitario y su implicación en el cambio económico basado en el conocimiento y en la mejora de la innovación.
Además, el ministro exhortó a todos los miembros del Consejo de Universidades a participar en el diseño de un nuevo modelo productivo en España. Para alcanzarlo, según precisó el ministro, “debe prestarse una mayor atención a la dimensión social de la Universidad y profundizar en el carácter de economía sostenible”.

Unidad y cooperación

Ángel Gabilondo, en su primera comparecencia como ministro de Educación ante la Comisión de Educación del Congreso, el 29 de mayo de 2009, comenzó su intervención significando la importancia de la educación como “pilar básico”, desgranó algunos de los desafíos a los que se enfrenta nuestro país en este ámbito, y concluyó con el convencimiento de que “la educación es una prioridad si queremos ganar el futuro”, e hizo un llamamiento a la unidad, a la cooperación y a la solidaridad en un campo tradicionalmente conflictivo, demandando “más educación, de calidad, y para todos”, con el trasfondo de la dimensión social y de la integración europea a nivel universitario.
Ante la Comisión de Educación del Congreso, Gabilondo estructuró su intervención alrededor de la idea del Pacto Social y Político por la Educación, reclamando un “compromiso social y político” para alcanzar una serie de objetivos compartidos que responden a los mayores retos de nuestro sistema educativo.
Además de resaltar la “dimensión social” de la educación, Gabilondo señaló entonces como ejes prioritarios de actuación la reducción del abandono y del fracaso escolar, la educación infantil, la nueva formación profesional, la modernización tecnológica de la educación, la integración en el EEES y la modernización de la Universidad, así como el diálogo y participación estudiantil.
Entre otras medidas, el ministro de Educación remarcó la voluntad del Gobierno de “promover un mayor acercamiento entre la Formación Profesional de grado superior y las universidades” mediante sistemas de pasarelas. También destacó el trabajo que se está llevando a cabo en la verificación de los nuevos títulos de grado y postgrado, así como el proceso de elaboración de dos Estatutos fundamentales para la organización universitaria: el del Personal Docente e Investigador y el del Estudiante Universitario.
Gabilondo propuso en el Congreso un “nuevo modelo” de ayudas que tiene en cuenta la nueva estructura auspiciada por el Pacto de Bolonia, y señaló como objetivo que este nuevo modelo vaya aumentando progresivamente su financiación hasta alcanzar un 0,2 por ciento del total del PIB.
Una de las figuras más novedosas será la beca-salario de 2.800 euros, un tipo de ayuda compensatoria que estará ligada a la renta de los estudiantes de Grado. También en el ámbito universitario está prevista la creación de “medidas específicas” destinadas a estudiantes con discapacidad.

Informes

Por otra parte, en la reunión del Consejo de Universidades se han informado favorablemente los informes de las comisiones de verificación de títulos universitarios y de las mejoras aportadas en los procesos de acreditación del profesorado, y se han informado también, la creación del Observatorio Universitario de Becas, Ayudas al Estudio y Rendimiento Académico y la Orden de Ayudas para Titulados Desempleados que deseen realizar un master oficial.
Además, se ha analizado el conjunto de acciones encaminadas a adaptar las titulaciones universitarias al nuevo Espacio Europeo de Educación Superior, mejorando y flexibilizando los procesos y ayudando a las universidades en la programación de una parte sustancial de grados para el nuevo curso 2009-2010.

arriba