Un aula virtual

Alumnos de un IES asturiano comparten enseñanza con un colegio holandés por medio de una experiencia pionera en el uso de las nuevas tecnologías

El centro de Enseñanza Secundaria Selgas de Cudillero (Asturias) interactúa y comparte materias educativas, como el inglés, a través de videoconferencia con la tecnología Microsoft Live Meeting, con los alumnos de un colegio de La Haya (Países Bajos). Ambos centros rompen las diferencias espaciales y temporales a través de este sistema tecnológico.
La experiencia pretende que el alumnado se familiarice con las videoconferencias en el aula.

Madrid. A. LEGORBURU
El IES Selgas de Cudillero en Asturias, está desarrollando una iniciativa con una tecnología suministrada por Microsoft, denominada Microsoft Live Meeting, gracias a la cual los estudiantes interactúan, comparten conocimientos y aprenden idiomas con chavales del su mismo curso del centro Hofstan Lyceum de La Haya.
Esta iniciativa, llamada Aprendiendo a través de las fronteras, permite a profesores y alumnos beneficiarse a nivel educativo de las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías. Periódicamente ambos institutos utilizan el sistema de videoconferencia para conectar las dos aulas y compartir de forma continua clases de la Sección Bilingüe en materias afines. Esta experiencia permite unir dos centros, separados físicamente, y formar una sola aula que les permiten beneficiarse de muchas ventajas educativas y sociales.
Esta experiencia fue presentada recientemente en la sexta edición de Profesores Innovadores, Innovative Teachers Forum (ITF) celebrada en Viena. En dicho foro se dieron cita más de 150 profesionales y líderes del ámbito educativo de toda Europa y se mostraron las mejores y más innovadoras experiencias educativas con el objetivo de promover el desarrollo de la educación a través de la tecnología en Europa.
El consejero de Educación de Asturias, José Luis Iglesias, después de asistir a una clase por videoconferencia ha comentado que “es un ejercicio extraordinario que implica un notable esfuerzo y que redundará en beneficio de todos los alumnos” La experiencia, que está dentro del proyecto de colaboración que mantienen la Consejería de Educación y Microsoft, se desarrolla de manera pionera en seis centros educativos asturianos, aunque todos los institutos públicos del Principado cuentan con la tecnología necesaria para llevarla a cabo. Además el consejero señala que este proyecto se enmarca dentro del Programa de acción comunitaria en del Programa de Aprendizaje Permanente (PAP), que pretende contribuir a través del aprendizaje permanente al desarrollo de la UE como sociedad del conocimiento avanzado. También persigue, comenta el consejero, el intercambio, la cooperación y la movilidad entre centros educativos dentro de la UE. Asímismo, quiere estimular la modernización y adaptación de los sistemas educativos de los países participantes y añadir de añadir un valor europeo a los ciudadanos individuales, todo ello conforme a los objetivos de la Estrategia de Lisboa.

Uso educativo

La tecnología utilizada en este proyecto, Microsoft Office Live Meeting 2007, es una herramienta que permite colaborar en tiempo real independientemente del lugar donde se encuentren los participantes. La experiencia pretende que el alumnado se familiarice con las videoconferencias en el aula, conozca las posibilidades interactivas de las clases compartidas y profundice en la creación de un marco común sobre la ciudadanía europea.
Dicha tecnología ofrece numerosas ventajas a los estudiantes y profesores quienes aprenden juntos todas sus posibilidades, como poder compartir documentos y modificarlos in situ a las que son visibles para todos los participantes. Además el programa incluye múltiples opciones de comunicación como video en directo y grabado, chat, uso compartido de diapositivas y aplicaciones, audio de voz sobre IP (Voz IP), además de otras herramientas. Los estudiantes también utilizan Office PowerPoint y Office Word.
Para Fernando Martín, director de educación de Microsoft, la aplicación de esta tecnología “es una herramienta de videoconferencia avanzada y de bajo coste, que además nos permite que los estudiantes puedan colaborar en tiempo real . Además incluye avanzadas opciones que generan y enriquecen la experiencia educativa y comunicativa de los chavales gracias a posibilidad de utilizar video en directo y grabado, chat, audio de voz sobre IP, pizarra compartida…”. Martín comenta que se trata de la primera experiencia que realizan en España aunque también aclara que Microsoft trabaja con otros países y ya tiene experiencia en proyectos similares fuera de nuestras fronteras. “Esta iniciativa supone la eliminación de las barreras espacio temporales de las aulas convencionales y como únicos entornos de aprendizaje. Por otro lado, ayuda a favorecer la enseñanza en otros idiomas en entornos reales, fomentando la práctica e interactuando con otros alumnos nativos lo que supone un paso más en el aprendizaje de una lengua distinta”, comenta el directo de educación”, dice
En lo referente a la formación necesaria para utilizar esta tecnología, Fernando Martín, afirma que es muy sencilla, aunque el papel del profesorado es fundamental ya que son ellos quienes tienen que actuar de instructores de la herramienta a los alumnos de alguna manera. Además destaca que “este ha sido sin duda uno de los grandes éxitos de la experiencia del IES Selgas, la gran implicación y voluntad que han mostrado sus profesores es la clave para entender el excelente resultado conseguido”.

Una generación virtual

Pilar Cuello, profesora del Instituto Selgas e integrante del proyecto, comenta que “el principal beneficiario de esta experiencia es sin duda el alumnado, ya que se sienten más motivados, y esto refuerza sus competencias comunicativas en lengua extranjera, además de su competencia digital, se promueve la diversidad cultural y la tolerancia en un contexto europeo auténtico y real”. La profesora cree que un futuro inmediato la conferencia llegará a ser algo no excepcional y que será una herramienta más en nuestra la labor docente, permitiendo una comunicación en tiempo real, una mayor motivación y participación del alumnado en un proyecto en el que la interacción y la cooperación serán la base.
Para Covadonga Pérez, alumna de la experiencia piloto, “ha sido una iniciativa muy enriquecedora porque no sólo me ha servido para aprender inglés, sino que me ha ayudado a mantener comunicación con personas de otros lugares y me he dado cuenta de lo importante que es la lengua inglesa”. Ángel Iglesias, compañero de Covadonga, comenta que “de esta forma te das cuenta que puedes entender el inglés de otras personas que no son ni tu profesor ni tus compañeros”. La profesora Cuello añade que “para nosotros las reflexión que más nos sorprendió fue la que hizo un alumno holandés que dijo que era poco frecuente que los alumnos aprendieran de otros alumnos”.

arriba