Memorando para la enseñanza del español y el portugués

El acuerdo establece la oferta de las dos lenguas como optativas en los centros de ambos países

Gabilondo y Rodrígues han firmado el Memorando en Mérida, en presencia de Guillermo Fernández Vara, presidente de la Junta extremeñas.
(Foto: EFE/Jero Morales)
Ángel Gabilondo y María Lurdes Rodrígues, ministros de Educación de España y Portugal, respectivamente, han firmado un Memorando de Entendimiento, por el que ambos países se comprometen a potenciar el estudio del español y el portugués en los centros escolares.

Madrid. R. C.
Este marco de colaboración se hará extensivo a las administraciones educativas españolas y portuguesas que lo deseen. Por lo que se refiere a España, las comunidades autónomas limítrofes con el país vecino pueden tener un mayor interés, como Extremadura, cuyo presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, ha suscrito un convenio de adhesión.
El marco de colaboración entre España y Portugal reconoce “la importancia del aprendizaje de la lengua y cultura del otro en su sistema educativo como factor de acercamiento y conocimiento recíproco y la importancia de la extensión de los territorios limítrofes que facilitan intercambio entre los ciudadanos de ambos países”. Con el fin de favorecer esta difusión de las lenguas y culturas respectivas, en el marco de la enseñanza, ambos países podrán contribuir al establecimiento de Programas educativos, lingüísticos y culturales en centros escolares del otro Estado.
Mediante el Memorando, estos países se comprometen a apoyar la introducción y el desarrollo del aprendizaje de las dos lenguas oficiales como materias optativas de evaluación curricular en los centros escolares y realizar acciones de formación de docentes, seminarios u otros eventos pedagógicos y científicos, que fomenten la calidad de la enseñanza.

Cooperación educativa

Este acuerdo especifica el desarrollo de programas orientados a la implantación de las respectivas lenguas oficiales como idiomas extranjeros optativos en sus correspondientes sistemas educativos. Para fomentar el aprendizaje del portugués, las comunidades autónomas suscribirán acuerdos con el Ministerio de Educación luso, mientras que los ministerios de Educación de España y Portugal firmarán acuerdos para la enseñanza del español en los centros lusos.
La cooperación educativa entre ambos países disfruta de una amplia trayectoria y de una estrecha colaboración. En la Cumbre hipano-lusa, celebrada en enero de 2009 en Zamora, las titulares de ambos Departamentos destacaron el nuevo marco de relaciones entre ambos países, que había ampliado los ámbitos bilaterales de cooperación y consulta y acordaron poner en funcionamiento de forma inmediata y simultánea tres grupos de trabajo para avanzar en distintas áreas. Por una parte, un grupo se dedicaría a la promoción de las lenguas portuguesa y española en los sistemas educativos; por otra, un grupo realizaría intercambios de buenas prácticas en formación profesional y formación continua; y un tercero se ocuparía del intercambio de trabajos y experiencias en relación con los indicadores PISA.

Grupos de trabajo

El pasado 13 de marzo, tuvo lugar la reunión constitutiva de los citados grupos en el Ministerio de Educación español y desde entonces se han desarrollado reuniones específicas de los tres grupos de trabajo y una reunión plenaria en la que se presentaron las conclusiones alcanzadas entre las que destacan: la promoción de la respectivas lenguas, como factor de acercamiento entre los dos Estados, dentro de una voluntad de construcción europea. Entre los acuerdos alcanzados resalta el intercambio de información en Formación Profesional, que permitirá el conocimiento recíproco de los respectivos sistemas y el reconocimiento de títulos. Asimismo, los trabajos del grupo de indicadores y evaluación educativa servirán para reforzar la colaboración bilateral, a través de sus Institutos de Evaluación, en la participación en los órganos de gobierno y en los equipos técnicos de los estudios de evaluación de la OCDE, la IEA o la Unión Europea, en la preparación de los materiales, en los trabajos de campo y en los análisis de los resultados. También permitirá fomentar la organización de seminarios y talleres de formación en evaluación educativa, como los realizados de 2005 a 2008 en Santiago de Compostela, Sevilla y Lisboa, con el fin de mejorar la formación de los expertos y el planteamiento, desarrollo y análisis de los trabajos de evaluación general de los sistemas educativos de ambos países.


arriba