Los profesores españoles, entre los mejor pagados

El abandono escolar supera la media de la UE, según un informe elaborado por la red educativa Eurydice y el Ejecutivo comunitario

España presenta un mayor índice de abandono escolar y una menor inversión educativa que la media comunitaria, pero sus profesores están entre los mejor pagados. Estos datos se desprenden de un informe presentado por la Comisión Europea. En países que presentan buenos resultados educativos, la profesión docente goza de gran prestigio.
(Foto: Rafael Martínez)

Madrid.
Cuatro de cada diez alumnos no terminan el Bachillerato, lo que representa casi la peor tasa de fracaso escolar de toda la Unión Europea, sólo Malta (45,3%) y Portugal (46,6%) registran un índice más elevado. La media europea de fracaso escolar se sitúa en el 22%, pero en algunos países se reduce a niveles muy bajos como Finlandia (13,5%), Eslovenia (8,5%) o Polonia (8,4%). “En España hay una tasa importante de abandono escolar, lo cual comporta a su vez que haya una tasa relativamente importante, en relación con la media europea, de personas con menos capacidad para leer y escribir”, afirma Jordi Curell, responsable de enseñanza de la dirección general de Educación de la Comisión Europea.
Este informe, elaborado por la red educativa Eurydice y el Ejecutivo comunitario, sólo proporciona datos referentes al 2006 y no ofrece conclusiones, pero señala el alto porcentaje de alumnos extranjeros que hay en nuestras aulas. España es de los países comunitarios con más inmigrantes en los centros, el 10% de los menores de 15 años no son de nacionalidad española, que supone el doble de la media europea. Aunque este documento no recoge datos de Francia, Reino Unido o Bélgica, donde también están escolarizados un alto porcentaje de extranjeros.

Gasto educativo


Entre 2001 y 2006, el gasto público destinado a educación apenas aumentó. Gobierno y comunidades autónomas invirtieron entre un 4,2% y un 4,3% del PIB, por debajo de países como Dinamarca (8%), Chipre (7%) y Suecia (6,9%), pero también de la media europea que se sitúa en un 5,1%.
No obstante, este informe constata que los maestros y profesores españoles se encuentran entre los mejor pagados de la UE en la enseñanza pública en relación al PIB. En Primaria, los maestros percibieron un salario base de entre 115,2 y 166,4 puntos, que sólo es superado por los docentes portugueses y británicos, con sueldos máximos de 282,5 y 186,1 respectivamente.
Mientras que en educación secundaria, el índice de lo que pueden cobrar los profesores españoles es de 187,6, en enseñanza superior, el salario base se sitúa entre 132,5 y 187,6 puntos.

Profesión atractiva

Según el informe, conseguir que la profesión docente resulte atractiva para los jóvenes europeos es uno de los principales retos a los que se enfrenta la educación, especialmente ante el envejecimiento de los profesores actuales y la diversificación de la población escolar. El riesgo de que el aumento en el número de jubilaciones durante los próximos años reduzca el número de docentes afecta especialmente a Italia y Alemania, donde cerca del 60% de su plantilla docente supera los 50 años.
Para Curell, el gran desafío será la formación continua de los docentes para asegurar su adaptación a los cambios en el alumnado, pero sobre todo subraya la necesidad de hacer que la profesión sea atractiva para los jóvenes.
Este investigador señala que en países como Finlandia y Corea, que obtienen altas cualificaciones en los informes PISA sobre rendimiento escolar, la docencia es una profesión muy reconocida.
Asimismo, manifestó que en momentos de crisis económica es fundamental que no se recorte el gasto destinado a educación, porque este ámbito constituirá la base del crecimiento europeo a largo plazo.

arriba