Aula Cella, de Teruel, obtiene el primer premio Miguel Hernández

Dieciséis organizaciones han participado en el certamen, cuya nueva convocatoria ya se ha publicado en el BOE

Un proyecto sobre la patata realizado en una asociación cultural de Cella (Teruel) ha obtenido el primer premio Miguel Hernández. Entre los 16 trabajos presentados también fueron galardonados las Escuelas para la Vida de Huete (Cuenca) y el madrileño Centro de Educación de Adultos Oporto.

Madrid. ROSAURA CALLEJA
El aprendizaje a lo largo de la vida constituye una herramienta para mejorar nuestras condiciones de vida”, así se expresó Eva Almunia en el acto de entrega de los premios Miguel Hernández, que pretenden reconocer la labor de instituciones públicas y privadas sin ánimo de lucro que promuevan el aprendizaje de personas adultas, especialmente con colectivos socialmente más desfavorecidos.
El primer premio, dotado con 36.500 euros, ha recaído en la Asociación Cultural “Aula Cella” de la localidad turolense de Cella, por su trabajo “Contextos sociales, económicos y culturales de la patata”. Esta experiencia pretendía implicar a todos los vecinos en el conocimiento, difusión y gestión de su producto agrícola más emblemático, a través de la consolidación de la feria de la patata, actividades sociales y culturales, producción de material pedagógico y la creación de la escuela de la patata, donde se formará en el cultivo, se promoverá su producción, elaboración, consumo y comercialización y se proporcionará información sobre los resultados y rentabilidad económica de este tubérculo.

Colectivos desfavorecidos


La ONG “Escuelas para la vida” de Huete (Cuenca) ha obtenido el segundo premio, que tiene una cuantía de 24.250 euros, con un proyecto de intervención socio-psicopedagógica en el campo de la marginación social. Con esta iniciativa se pretende dar una respuesta socioeducativa a las condiciones deshumanizantes que padecen las personas en la ciudades dormitorios, las prisiones o en espacios con problemas específicos que crean, además, otras situaciones conflictivas como la dependencia adictiva, trastornos de personalidad, delincuencia, prostitución, desempleo o SIDA.
El tercer premio, dotado con 15.200 euros, ha correspondido al Centro de Educación para Personas Adultas Oporto de Madrid. “Lanzar un reto intercultural, intergeneracional e interdisciplinar en el marco de la ciudad de Madrid, con el apoyo de las tecnologías de la información y la comunicación, en el que se desarrollaran paralelamente todos los currículos de las diferentes áreas” era el objetivo de esta propuesta. Con la puesta en marcha de esta experiencia, los profesores intentan mejorar la educación básica, fomentar la igualdad entre hombres y mujeres, la lectura para la inclusión social, desarrollar la alfabetización de inmigrantes, fomentar el aprendizaje intercultural y el intercambio de experiencias intergeneracionales.
El Jurado ha otorgado una Mención Honorífica al Centro de Iniciativas “Solidaridad y Empleo” de Gijón (Asturias) por un proyecto de inserción laboral de inmigrantes, a través de diversos programas y talleres.

Recuperar el aprendizaje

En el transcurso de este acto, la secretaria de Estado de Educación y Formación Profesional valoró especialmente los trabajos, porque involucran a la población adulta, “a aquellos a los que la aulas de las escuelas les quedan ya lejanas, a los que la formación les suena a algo ya pasado, para que vuelvan a apreciar el valor de la educación, el placer de aprender algo nuevo y la utilidad de adquirir y renovar los conocimientos”.
Asimismo, el Ministerio de Educación ha hecho pública la convocatoria de los Premios Nacionales Miguel Hernández, correspondiente al año 2009. El primero tiene una dotación de 36.500 euros, la cuantía del segundo es de 24.250 euros y el tercer premio tiene un importe de 15.200 euros. En este certamen podrán participar las instituciones públicas o entidades privadas sin ánimo de lucro y los centros públicos de educación de personas adultas, que se hayan destacado por el desarrollo de acciones, cuyo objetivo sea mejorar el nivel de formación de las personas adultas para facilitar su desarrollo personal y profesional en la actual sociedad del conocimiento.
Las candidaturas se enviarán a la Dirección General de Formación Profesional y se presentarán en el Registro General del Ministerio de Educación, Paseo del Prado, 28, 28014 Madrid. El plazo de admisión será de treinta días naturales, contados a partir del siguiente a la publicación de esta convocatoria en el Boletín Oficial del Estado (BOE, núm. 141, de fecha 11 de junio de 2009).

Eva Almunia entrega el galardón al representante de Aula Cella.
(Foto: Rafael Martínez)
arriba