Mejorar la escuela pública

Profesores y padres crean una plataforma para mejorar la calidad de la enseñanza en este sector educativo

Un grupo de profesores y padres han constituido una plataforma para mejorar la escuela pública, y ofrecer “un marco de apoyo a los miembros de la comunidad educativa en dichosa centros, para conseguir una enseñanza que forme en valores y en el respeto a la libertad. Esta organización ha celebrado una jornada en la que se ha reivindicado el “prestigio social” que merecen los docentes, la autonomía de los centros y la pluralidad de modelos educativos.

Madrid. G. A.
La nueva Plataforma “Por la mejora de la escuela pública (MEP)” ha organizado en Madrid su primera jornada nacional, en la que han participado más de 130 personas entre padres, profesores y equipos directivos de centros de toda España, para debatir sobre la mejora de este sector educativo. Esta organización es un movimiento ciudadano que pretende crear “un marco de apoyo” a los docentes y a las personas con hijos escolarizados en centros públicos, “para conseguir su participación y colaboración activa en la búsqueda de una educación de calidad, que sea respetuosa con las convicciones morales de las familias”.
La Plataforma nace como iniciativa de padres y profesores de la escuela pública, “en su preocupación por la mejora de la misma” y dada su intención de “no permanecer pasivos ante su continuo desprestigio y los reincidentes informes de fracaso escolar”. Por ello, reclama “una educación de prestigio, que forme en valores y en un ejercicio responsable de la libertad, con un “profundo respeto” a las convicciones morales de los padres, y que fomente “la estima, el respeto y el prestigio social que merecen los profesores, imprescindibles para alcanzar una educación de calidad”. Además, quiere que se promocione la autonomía de los centros, que haya una “pluralidad de modelos educativos para que las familias puedan elegir el que consideren más conveniente para sus hijos” y rechaza cualquier tipo de “injerencia ideológica” en la escuela.

Orgullo

La presidenta de esta Plataforma, Pilar Marián, ha manifestado durante el encuentro que “la comunidad escolar se siente orgullosa de la educación pública, de su historia centenaria, de su extensión universal y de la calidad de los profesionales”. Y ha añadido que “no partimos de cero, ni en profesores ni en medios, ni hemos venido aquí a lamentarnos, hemos venido a implicarnos. Aquí estamos miembros de la Administración, sindicatos, padres y profesores para ir sin miedo a la escuela pública, con el objetivo de llegar a quien no está presente, el futuro ciudadano, el hijo, el alumno”.
Por su parte, la presidenta del Consejo Escolar del Estado, Carmen Maestro, ha advertido que “estamos acostumbrados a echar las culpas de los males de la escuela a otros: a la Administración que no da dinero, a los padres que no se implican, a los alumnos que no se esfuerzan…, y hay que romper esa espiral que sólo lleva al inmovilismo”. Ha dicho que “tenemos que apasionarnos por nuestra labor, que nos satisface profesional y personalmente”. Y ha añadido que “es preciso convencer a nuestros jóvenes de que su esfuerzo es la clave del futuro, y los adultos tenemos que saber que el futuro será positivo si tenemos a nuestros jóvenes bien formados. Porque además, queremos que los mejores jóvenes sean los mejores profesores de las siguientes generaciones”.

Intercambios y experiencias

La jornada se ha desarrollado en torno a tres mesas redondas, y la exposición de proyectos e iniciativas “que han logrado cambiar muchas cosas y mejorar otras, tanto en el rendimiento y convivencia, como en la calidad de enseñanza”. Así, se han expuesto resultados de intercambios educativos entre centros de diversos países de la UE, trabajos de investigación, aulas virtuales “como herramientas de aprendizaje complementarias al papel y los apuntes”, tutorías personalizadas, proyectos Erasmus, y hasta 70 “iniciativas exitosas”.
También se han aprobado unas conclusiones, en las que se destaca la necesidad de contar con el diálogo constructivo y el trabajo conjunto del padres, profesores, Administraciones públicas y medios de comunicación “en el deseo de formar como personas y preparar como ciudadanos a nuestros niños y jóvenes”. También se reafirma la importancia de la educación pública en nuestro país, recordando “con orgullo su historia centenaria, su extensión universal hasta el más pequeño rincón, y la calidad de sus profesionales”. Además, se propone potenciar el papel de las asociaciones de padres en cada centro escolar, promover iniciativas de “buenas prácticas”, individuales o en equipo, para los docentes, y que los equipos directivos conciban planes globales de mejora de los colegios, “haciendo participes de ellos a toda la comunidad educativa”.

Carmen Maestro ha dicho que hay que convencer a los jóvenes de que “su esfuerzo es la clave del futuro”.
arriba