El yacimiento de La Olmeda estrena edificio y recupera su posición en el legado hístorico de los mosaicos

Carlos IV. El Palacio Real de Madrid da a conocer en la exposición Carlos IV Mecenas y Coleccionista la faceta de amante del arte de Carlos IV, un gran aficionado a la música, a la pintura, escultura y las artes decorativas. En un recorrido con más de 180 obras, que ha sido estructurado por los comisarios Javier Jordán de Urríes y José Luis Sancho, se construye una visión completa de su intensa e innovadora relación con el arte: su formación y labor como Príncipe de Asturias; la relación con la Iglesia; su dedicación al Palacio de El Pardo, las Casas de campo del Príncipe en El Escorial y El Pardo; su colección de pintura; la influencia francesa y la cultura anticuaria; la iconografía divulgadora de su imagen y el mobiliario y las piezas textiles de las que se rodeó. Hasta el 19 de julio.

 
   

Cai Guo-Qiang. El Museo Guggenheim Bilbao presenta en Quiero creer una retrospectiva de la obra de Cai Guo-Qiang, el artista chino residente en Nueva York, creador de novedosas formas artísticas mediante sus dibujos con pólvora, sus proyectos de explosión, sus instalaciones a gran escala y sus proyectos sociales. A través de 50 obras, firmadas desde 1980 a nuestros días, se representa su singular iconografía estética, inspirada en la mitología antigua, la historia militar, las filosofías taoísta y budista, la ciencia cosmológica, la tecnología pirotécnica, la medicina china y los conflictos globales contemporáneos. Entre las obras expuesta está su espectacular instalación: “Inoportuno: primera etapa”, que consta de ocho coches suspendidos en el aire en progresión circular y perforados por barras luminosas intermitentes, que llena el espacio del Atrio. Hasta el 6 de septiembre.

 
   

La belleza del cuerpo. El Museo Arqueológico de Alicante expone por primera vez en España una muestra de arte griego del British Museum, en una propuesta que profundiza en el concepto de belleza clásico, en la idea del hombre, en la representación de dioses, héroes, rostros, cuerpos de mortales desnudos y seres de la mitología griega y del mundo sobrenatural como centauros, sátiros, esfinges y sirenas. Con El Discóbolo de Mirón, una de las esculturas más famosas del arte universal, como eje y con tres secciones principales: Ideal de Belleza (Masculino y femenino. Cuerpo y Rostro humano), Carácter y Realismo (Nacimiento, Matrimonio y Muerte. Sexo y Deseo) y Hacia el Olimpo (Atletas, Hércules, Diosas y Dioses, Outsiders), sus 125 piezas entre esculturas, mármoles, cerámicas, terracotas, bronces, monedas y escrituras, conforman la más amplia exposición de arte griego de fondos del British Museum nunca antes mostrada en el mundo. Hasta el 1 de octubre.

 
   

Retratos de Nueva York. La Casa encendida de Obra Social Caja Madrid exhibe en “Retratos de Nueva York: Fotografías del MOMA” una parte esencial del patrimonio del Museo de Arte Moderno de Nueva York, su colección fotográfica. Comisariada por Sarah Hermanson Meister, Conservadora del Departamento de Fotografía del Museo, se trata de un recorrido por la historia de la fotografía a través de la obra de más de 90 autores y con esta ciudad norteamericana como telón de fondo. Berenice Abbott, Diane Arbus, Harry Callahan, Henri Cartier-Breson, Walter Evans, Lee Friedlander, Helen Levitt, Cindy Sherman, Irving Penn o Alfred Stieglitz, entre otros, dibujan en más de cien años el perfil de esta determinante figura espacial y social que ha sido y es Nueva York. Hasta el 14 de junio.

 
   

España y Hungría. El Museo de Historia de Cataluña presenta en una exposición las relaciones entre España y Hungría en la Edad Media, muy afianzados en los lazos que surgieron a través de los matrimonios de conveniencia entre las dinastías reinantes de las casas de Aragón y Arpad entre los siglos XII y principios del XVI. Organizada conjuntamente con el Museo Nacional de Hungría reúne alrededor de 200 obras de piezas de escultura, cerámica, orfebrería, telas, manuscritos y objetos, entre los que destaca el relicario de Isabel de Aragón, la Madre de Dios, una silla de montar tallada en hueso y un escudo gigante de infantería. Hasta el 2 de agosto.

 
   

Imágenes medievales. La Fontana d’Or de Girona muestra en sus salas góticas la colección excepcional de tallas medievales El Conventet de Carmen Godia, en un recorrido comisariado por Gerardo Boto que abarca desde la plenitud del románico hasta el gótico final. Las cuarenta y seis tallas policromadas tienen en esta muestra no sólo un mensaje de la singular elaboración artística de la época sino también sobre las distintas formas que los creyentes tuvieron de acercarse al cristianismo. Hasta el 30 de mayo.

 
   

Juan Muñoz. El Centro de Arte Reina Sofía realiza la mayor retrospectiva sobre Juan Muñoz, Premio Nacional de Artes Plásticas en el año 2000 y el primer artista español invitado a exhibir su creación en la Sala de las Turbinas de la Tate Modern de Londres, dos meses antes de su fallecimiento en la cima de su carrera a los 48 años. Enriquecida con obras nunca expuestas hasta la fecha se muestran, en varias salas del museo así como en el jardín Sabatini, sus acróbatas, enanos, bailarinas, personajes orientales, sus famosas figuras humanas con base esférica que interaccionan entre sí formando su serie emblemática conocida como “escenas de conversación”, junto con dibujos, escritos, obras sonoras y piezas radiofónicas. Hasta el 31 de agosto.

Fazal Sheikh. La Fundación Mapfre exhibe en sus salas de Madrid la exposición retrospectiva más importante dedicada al fotógrafo documentalista norteamericano Fazal Sheikh, una de las personas más comprometidas con la realidad que viven y sufren las comunidades más desfavorecidas del Tercer Mundo. Bellísimas fotografías en blanco y negro de series como Kenia (1989-1991) y Sudáfrica (1989), trabajos fundacionales del fotógrafo, donde rostros cargados de seriedad y dignidad son los protagonistas, como personas y no como símbolo de aquello de lo que han sido víctimas; realizadas en los campamentos en Ruanda, Malawi y Tanzania, el recorrido del desplazado de la guerra; y las que recogió en su larga convivencia con los desposeídos de India, una denuncia absoluta a la discriminación que sufren las mujeres indias que son un homenaje a su fuerza y determinación. Hasta el 31 de mayo.

Malaria. La Biblioteca Nacional expone en “Malaria” un recorrido cronológico sobre la intensa lucha que se ha librado contra la enfermedad a través de la historia, y en la que España tiene un destacado papel. Manuscritos, libros, dibujos, láminas, fotografías, carteles, instrumental de investigación y objetos médicos y farmacológicos provenientes de más de veinte entidades diferentes de Italia, Gran Bretaña y España, así como vídeos y una corta película que muestra las manifestaciones de la enfermedad, sus condicionantes socio-ambientales y los medios de combatirla se organizan en un recorrido cronológico que, desde las primeras teorías hipocráticas, nos lleva a los tiempos actuales, a través de algunos de los hitos históricos fundamentales: los primeros conceptos sobre las 'fiebres intermitentes' y su tratamiento, la utilización de la quina y el aislamiento de la quinina, el descubrimiento de los agentes parásito/vector causantes de la enfermedad y de sus ciclos vitales, las estrategias de lucha empleadas desde los comienzos del siglo XX, las campañas antipalúdicas emprendidas en España y la evolución de la enfermedad en los tiempos recientes. Hasta el 7 de junio.

Fernando Zóbel. El Museo de Arte Abstracto Español (Cuenca) conmemora los 25 años de la muerte de su fundador, el pintor Zóbel, con la exposición “Fernando Zóbel: viajar, pintar, dibujar”, en la que se recoge una selección de los más de 130 cuadernos de apuntes y dibujos pertenecientes a la colección de la Fundación Juan March y que dan cuenta del universo personal y creativo de Zóbel entre los años 1948 y 1984. Son cuadernos de diferentes formatos, e incluyen acuarelas, dibujos, estudios, fotografías, documentos y anotaciones; ideas, bocetos que más tarde serán convertidos en imágenes y en cuadros, estudios de contrastes y de luces, de figuras, colores y sombras; intentos de fijar un instante; recreaciones de escenas de la vida corriente y estudios de paisajes o de obras de la tradición pictórica, el arte y la arquitectura y también muchas referencias a Cuenca. Junto a ellos, una selección de óleos procedentes de los fondos de la Fundación Juan March y de algunas colecciones particulares e institucionales, de Cuenca y de otras ciudades españolas, que pocas veces han sido exhibidos al público. Hasta el 28 de junio.

El Bodegón. CajaCanarias acoge en Santa Cruz de Tenerife la exposición itinerante del Museo del Prado dedicada al género del bodegón. La muestra, formada por 60 bodegones y floreros de la escuela española de los siglos XVII, XVIII y parte del XIX pertenecientes a los fondos de la primera pinacoteca nacional, incluye obras de 27 artistas diferentes, entre los que se incluyen Van der Hamen, Ramírez, Fernández “El Labrador”, Zurbarán, Hiepes, Camprobín, Pereda, Ponce, Arellano, Meléndez y Goya, en un recorrido que contribuye a establecer una de las múltiples facetas de la imagen histórica que se tiene de España, merced al punto de vista que ofrecen sus temas del día a día, en este caso los alimentos, los objetos de cocina y los utensilios caseros habituales, así como de ciertas relaciones sociales, la gastronomía, las cocinas e incluso el ámbito de la decoración. Hasta el 31 de mayo.

Fotografía y Flamenco. El Centro Andaluz de Arte Contemporáneo presenta en Sevilla Prohibido el cante, una muestra sobre cómo los fotógrafos de distintas épocas se han acercado al universo del flamenco. Imágenes firmadas por Ortiz Echagüe, Pierre Verger, Robert Capa, Carlos Saura, Colita, Isabel Muñoz, Paco Sánchez…se despliegan bajo un título que recuerda la advertencia que se podía leer en muchas tabernas populares durante el franquismo: más de doscientas fotografías de ochenta y seis autores, cubriendo un arco que va desde los viajeros románticos que buscaban las esencias exóticas del sur español a sofisticados fotógrafos de moda contemporáneos que encuentran en el cante, el baile y la música flamenca una fuente de inspiración para sus propuestas artísticas. Hasta el 30 de agosto.

Mirada a Oriente. El Centro Cultural Conde Duque exhibe en Madrid la exposición Orientando la mirada donde se reúnen piezas históricas, artísticas y antropológicas de las mejores colecciones de arte asiático en la Comunidad de Madrid. Porcelana, abanicos de marfil, cofres de laca, pinturas, seda y libros procedentes de India, China, Japón, Tíbet y Tailandia, de un amplio arco cronológico que se inicia con las piezas chinas de la dinastía Tang (618-907, rememoran en tres grandes secciones cómo el arte asiático fue intercambiado, regalado, coleccionado y estudiado en España desde el siglo XVI hasta la actualidad; las transformaciones de las piezas asiáticas en función del gusto y las costumbres europeas; y, por último, el desarrollo científico y cultural de mediados del siglo XVIII que permitió la creación de gabinetes y museos, así como de las colecciones actuales. Hasta el 31 de mayo.

Richard Rogers. CaixaForum Barcelona revisa detalladamente los trabajos del arquitecto británico Richard Rogers, calificado como “el último humanista”, por su creencia en la sociedad civil y en la relación existente entre el espacio constructivo y la inclusión social. Maquetas, dibujos, fotografías, filmaciones y escritos del arquitecto ilustran su trayectoria, desde sus primeros años con Norman Foster en la década de los sesenta, pasando por su colaboración con Renzo Piano en los setenta, con el diseño del centro Georges Pompidou (1971-1977), y por los numerosos proyectos desarrollados a partir de 1977 hasta la actualidad desde su propio despacho de arquitectura. Hasta el 7 de junio.

Maurice de Vlaminck. Caixaforum exhibe en Madrid la muestra Maurice de Vlaminck, un instinto fauve. Pinturas de 1900 a 1915, un recorrido por el periodo vanguardista del autor, el anterior a la Primera Guerra Mundial, donde se pone de relieve lo esencial de su obra y la renovación que supuso dentro de la vanguardia europea de inicios del siglo XX. Alrededor de 80 obras y una decena de cerámicas pintadas, todas girando en torno a sus temas de paisaje, naturaleza y retrato, muestran la evolución de un pintor que fue autodidacta, que supo extraer del color su máxima expresividad, y que se reivindicó como pionero en valorar el arte africano. Hasta el 7 de junio.


Josep Mompou. Caixa Catalunya exhibe en La Pedrera (Barcelona) una muestra retrospectiva de un “olvidado” de la cultura española, el pintor Josep Mompou, una de las figuras más importantes de las artes plásticas catalanas de los años 20 y 30, miembro de la Generación del 17 que encarna la evolución de la pintura novecentista hasta el figuratismo depurado, heredero del fauvismo, como el que se impuso en Europa a finales del primer tercio del siglo XX. Un total de 130 obras, entre óleos, dibujos y grabados, con sus temáticas de paisajes, figuras y naturalezas muertas, recorren desde 1907, año de su primera exposición colectiva, hasta 1957, año de su “Venús negra. Venús blanca”. Hasta el 14 de junio.

Escrituras en libertad. El Instituto Cervantes muestra en Madrid la exposición “Escrituras en libertad. Poesía experimental española e hispanoamericana del siglo XX”, un compendio de la llamada “poesía visual”, en la que los artistas exploran en el carácter plástico de la palabra y buscan crear una literatura en la que la palabra y la imagen se conjuguen para consolidar nuevas y sorprendentes realidades. Dos instalaciones especiales, creadas por Isidoro Valcárcel y Eduardo Scala, libros, revistas, catálogos, fotografías, carteles, láminas, serigrafías, poemas y diversos objetos creados por una treintena de autores, entre ellos Ramón Gómez de la Serna, Vicente Huidobro, Giménez Caballero, Joan Brossa, Juan Eduardo Cirlot y José Miguel Ullán, en un recorrido que va de 1905 a 2007. Hasta el 24 de mayo.

La bella durmiente
. El Museo del Prado presenta por primera vez en España una selección de pintura inglesa del Siglo XIX procedente del museo de Arte de Ponce, importante centro de la cultura europea en el Caribe y las Américas que está en pleno proceso de renovación. Una selección de 10 pinturas y 7 estudios sobre papel, en la que se encuentran lienzos tan célebres como Sol ardiente de junio de Frederic Leighton o la monumental obra maestra de Edward Coley Burne-Jones, El sueño del rey Arturo en Avalón, que viene a paliar temporalmente la escasez, por razones históricas, de pintura británica en las colecciones del Prado y en el conjunto de las colecciones españolas. Hasta el 31 de mayo.

Julio González. El Museo de Arte Reina Sofía muestra en Madrid, y en colaboración con el Museo Nacional de Arte de Cataluña, la mayor muestra retrospectiva que sobre el artista Julio González se ha realizado en España. Considerado el “padre de la escultura moderna”, fundador de un nuevo lenguaje escultórico, que ha sido calificado de abstracto, basado en la fusión entre materia y espacio, este pintor y escultor es uno de los máximos creadores del siglo XX y el recorrido expositivo desarrollado, con más de doscientas obras entre esculturas en hierro, bronces forjados, pinturas, dibujos y piezas decorativas procedentes del MNAC, el MNCARS, el Institut Valencià d’Art Modern (IVAM), el Centre Pompidou, y otros museos y colecciones particulares de Europa y Estados Unidos, lo demuestra. Hasta el 1 de junio.

Explorando el Sur. El Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Contemporáneo (MEIAC) exhibe en Badajoz “Explorando el Sur. El universalismo constructivo y otras tendencias en América Latina”, una selección de los fondos de la colección Chappard, de Caracas, que permite apreciar el desarrollo del arte latinoamericano del siglo XX, a través de la obra de algunos de sus grandes artistas, muchos de ellos formados en Europa, pero que en la mayor parte alcanzan su plenitud tras retornar a su escenario natal.
Dividida en seis secciones, la primera de ellas, titulada Raíces, reúne obras de artistas latinoamericanos de poderosa individualidad surgidos entre los años diez y treinta, como Rafael Barradas, los surrealistas Wifredo Lam y Roberto Matta, Francisco Narváez, el hoy al fin internacionalmente descubierto Armando Reverón, o Rufino Tamayo, el recorrido de la muestra gira al que es el auténtico centro de la colección Chappard: la obra compleja y multiforme del uruguayo Joaquín Torres-García, un creador a caballo entre su país natal, y el Viejo Mundo (la Barcelona “noucentista”, Madrid, Italia, París), que además se asomó durante un tiempo al espectáculo neoyorquino. Hasta el 30 de may
o.

Murakami. El Museo Guggenheim Bilbao presenta la mayor retrospectiva dedicada al japonés Takashi Murakami, una completa selección de más de 90 obras en distintos medios como pintura, escultura, diseño industrial, animación y moda, del que es importantísimo referente del arte contemporáneo en Asia, creador colorista, extraordinario dibujante y con una imaginación que ha logrado sintetizar el arte tradicional japonés, las corrientes contemporáneas de su país como el anime y el manga y la cultura americana, fundamentalmente la corriente pop. Esta exposición, comisariada por Paul Schimmel, Curator Jefe del The Museum of Contemporary Art de los Ángeles, revela este particular universo del artista: desde sus primeros trabajos de la década de los noventa en los que explora su propia identidad hasta sus esculturas de gran escala creadas a partir de 2000, auténticos iconos del artista, finalizando con su galería de objetos manufacturados, sus proyectos de animación, su relación con el mundo de la moda y sus fascinantes trabajos de los últimos años. Hasta el 31 de mayo.

Fray Ramón Panés y el universo taíno. El Museo de América (Madrid) acoge en sus salas temporales, tras su paso por el Museo Barbier-Mueller de Barcelona y las salas de la Fundación Caixa Galicia, en Santiago de Compostela, esta reflexión sobre la cultura taína a través de la obra del fraile jerónimo Ramón Pané, primer etnógrafo, antropólogo y alfabetizador del Nuevo Mundo. Con obras procedentes de las colecciones de los museos Británico, de América y Barbier-Mueller, esta exposición aporta una nueva mirada a una religión y cultura que, aunque esté languideciendo hoy en los museos internacionales, constituye un eslabón insustituible en la escena esencial de nuestra especie. Hasta el 28 de junio.

Kiki Smith. La Fundación Miró (Barcelona) presenta en Her memory la obra más reciente de la artista norteamericana Kiki Smith, una reflexión sobre el ciclo vital de la mujer, del nacimiento a la muerte, que se corresponde con el ciclo creativo: el camino de formación, las fuentes de inspiración, el éxito y el final del recorrido. Plateada como una “exhibition in progress”, puesto que ha ido ampliándose en cada una de las ciudades en la que ha sido exhibida, se presenta como una pieza única de arte en sí misma que cuenta con dibujos, grabados, esculturas, objetos y fotografías de mujeres, un espacio de meditación y poesía, entre naïf y artesanal y de numerosas referencias iconográficas. Hasta el 24 de mayo.

Max Ernst. La Fundación MAPFRE expone en Madrid los collages originales de Une semaine de bonté, realizados por el surrealista Max Ernst en 1933 y que fue exhibida por única vez tres años después de su creación, en el edificio de la Biblioteca Nacional. Obra  sobre papel fundamental del arte del siglo XX, que plasma la visión fragmentaria que el artista tenía del mundo moderno, ha tenido en los materiales usados y en el proceso de realización uno de los secretos artísticos mejor guardados. Sus 184 originales, algunos de ellos condenados en su época por blasfemos, se muestran al lado de los grabados de Pablo Picasso de la carpeta Suite Vollard, propiedad de la Fundación MAPFRE: dos extraordinarias obras sobre papel de grandes del arte. Hasta el 31 de mayo.  

España 1808-1810. El Museo de Santa Cruz, en Toledo, exhibe la muestra “España 1808-1810. De súbditos a ciudadanos”, una compleja reflexión sobre cómo vivió la sociedad española el conflicto entre España y Francia. Comisariada por el catedrático Juan Sisinio y con prestadores como el Museo Arqueológico Nacional, el Museo del Prado, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Patrimonio Nacional, el Museo del Ejército o el Congreso de los Diputados, entre otros, esta muestra sintetiza con rigor desde una perspectiva social, cultural y económica, cómo desarrolló España su concepto de ciudadanía. Un total de 615 piezas, entre pintura, escultura, libros, vestimentas, piezas religiosas, armas y numerosos objetos y utensilios de la vida cotidiana, que ilustran estos años decisivos en nuestra historia. Hasta el 14 de junio.

Viajero Zheng He. El Museu Marítim de Barcelona muestra en su exposición “Los grandes viajes de Zheng He” la cultura marítima de la China milenaria, a través de uno de sus más importantes navegantes: Zheng He, conocido como el Cristóbal Colón chino, que ya en el Siglo XV protagonizaría una aventura de exploración sorprendente. Situándolo en su contexto histórico, el recorrido se divide en cuatro apartados quecomienzan ccon la figura del emperador Yongle, de la dinastía Ming, motor de una nueva época en China, en la que se anexionó Vietnam, se trasladó la capital a Pekín, se construyó la Ciudad Prohibida y tuvieron lugar las grandes expediciones marítimas. Los navíos chinos y las técnicas de navegación; la vida del navegante Zheng He y sus 7 expediciones, que lo llevaron desde China hasta el sudeste de Asia, India, África y Arabia; y, por último, el ocaso de este extraordinario hombre y de la actividad china como descubridora en el mar, cierran esta sugerente memoria histórica. Hasta el 31 de mayo.



arriba