España avanza en el proceso de Bolonia

Gabilondo defiende en la Conferencia de Lovaina que “todos los estudiantes sin excepción puedan beneficiarse de pertenecer al EEES”

El Informe de Evaluación de la Comisión de Seguimiento de Bolonia califica a España con un 4 sobre 5 en el examen sobre sus progresos en la construcción del proceso. El anterior examen, realizado hace dos años, otorgaba una puntuación de 3,5 a nuestro país. El informe, cuyos resultados se han debatido en la Conferencia de Ministros celebrada en Lovaina destaca los avances realizados en la estructura de ciclos, la evaluación de la calidad y el aprendizaje a lo largo de la vida.

Madrid.
El Informe de Evaluación de la Comisión de Seguimiento de Bolonia hecho público el 28 de abril durante la reunión de la VI Conferencia de ministros de Educación del EEES, celebrada en Lovaina (Bélgica) otorga a España una nota de 4 sobre 5 puntos en la implantación del Espacio Europeo de Educación Superior. Nuestro país avanza por tanto medio punto respecto a la evaluación realizada hace dos años y 1,2 respecto a la elaborada en 2005. El Informe de Evaluación se realiza cada dos años con motivo de la celebración de la Conferencia de Ministros de Educación del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES).
En la reunión de estasexta Conferencia de Ministros han participado las delegaciones de los 46 países que conforman el EEES para analizar los progresos realizados hasta el momento y definir nuevas políticas para avanzar hacia una Europa unida en el conocimiento, la educación y la cultura.
Los apartados en los que España obtiene mejores calificaciones son los respectivos a la evaluación de la calidad, al reconocimiento de la experiencia y el aprendizaje a lo largo de la vida, así como la implementación del sistema de ciclos y de los créditos ECTS.
El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, en su valoración de la reunión de Lovaina, ha afirmado que estos resultados confirman que “se ha producido una mejora que indica que la orientación es la adecuada”. Gabilondo ha resaltado que España puede estar “razonablemente satisfecha”, y ha señalado que “ya nos hemos fijado en qué podemos aprender y mejorar”.
“España ahora está en la zona media -ha explicado Gabilondo- pero no nos basta con estar esa zona; podemos avanzar mucho más y vamos a conseguirlo". En concreto, el ministro ha subrayado que “en los aspectos en los que vamos con más retraso, como la ratificación del Convenio de Lisboa, el suplemento al título o el Marco Nacional de Cualificaciones, ya estamos trabajando para mejorar esas calificaciones”.
Ángel Gabilondo se ha mostrado seguro de que para el verano ya habrá avances muy significativos “en aquellos indicadores que podemos mejorar, ya que España está ya trabajando en esa línea muy intensamente”.

Informe de Evaluación

El Informe de Evaluación de la Comisión de Seguimiento de Bolonia consta de tres bloques subdivididos en un total de 10 apartados. En cada uno de ellos se otorga una nota del 1 al 5 a cada país, que refleja los avances en la implantación del Espacio Europeo de Educación Superior. Dichos bloques, con sus respectivos apartados y las notas que ha obtenido España, son los siguientes:
Implantación del sistema de ciclos. En 2009 hay un progreso significativo en la implantación del primer y segundo ciclo. En cuanto al Marco Nacional de Cualificaciones, España se sitúa en el mismo nivel que resto de países del EEES y mantiene la nota recibida en el anterior informe. Debido a la dificultad técnica de este apartado se ha ampliado el plazo para su implantación hasta 2012
Evaluación de la calidad: En 2009 se aprecia un progreso importante en lo respectivo a la participación de los estudiantes en la evaluación de la calidad ya que sube la calificación de un 3 a un 5. Ya en 2005 España recibía buenas calificaciones en este apartado, notas que se mantuvieron en el informe de 2007
Reconocimiento: en esta ocasión se ha valorado con mejor nota la implantación de los créditos ECTS, en la que la Comisión de Seguimietno otorga a España la máxima calificación (5). En cuanto a la ratificación del Convenio de Lisboa, España obtiene un 1. Sin embargo, España firmará y ratificará en los próximos meses el convenio por lo que el siguiente examen esa nota se convertirá en un 5. En el suplemento al título repetimos la nota de Londres (3).

Posición española

El ministro ha explicado en su intervención en la sesión plenaria de la Conferencia que la posición de España en la cumbre es defender que “todos los estudiantes sin excepción puedan beneficiarse de pertenecer al espacio universitario y del conocimiento más atractivo del mundo; que todos puedan acceder a las nuevas oportunidades que abre el Espacio Europeo de Educación Superior sea cual sea su posición de partida, especialmente ahora que la situación económica es difícil”.
Esta es la llamada dimensión social del Espacio Europeo de Educación Superior por la que España apuesta en esta cumbre: conseguir que la Universidad sea un espejo de la realidad social, “un espacio hecho para los estudiantes, auténticos protagonistas del proceso”, según afirmó el ministro de Educación español. Para alcanzar este propósito, Gabilondo ha resaltado la necesidad de “fortalecer nuestro sistema de becas y apostar por la movilidad, crear las condiciones para que sea efectivamente este pilar del Proceso de Bolonia sea viable para todos”.
En este sentido España es consciente de que la apuesta por esta dimensión social es absolutamente necesaria y más en tiempos de crisis. La mejor forma de asegurar que todos los estudiantes tienen iguales oportunidades en este EEES es trabajar por tener el mejor sistema de becas. El Gobierno de España ha hecho efectiva en los últimos años esta apuesta en sus presupuestos: en los de 2008-2009 tenemos 694 millones de euros para este fin, un 38% más que en 2003-2004.

Principios básicos

El proyecto de un espacio europeo común de educación superior nació con la Declaración de Bolonia suscrita por 29 países europeos el 19 de junio de 1999. En ella se establecen los principios básicos del EEES y de lo que se ha dado en llamar desde entonces el "Proceso de Bolonia", es decir, la convergencia de los sistemas universitarios europeos en un marco reconocible por todos.
El EEES supone modernizar la enseñanza superior europea y poner a las universidades en el centro de la sociedad. Para ello se la dota de mayor autonomía, se pone el acento en la renovación metodológica y se incentiva la calidad a través de sistemas de rendición de cuentas y de evaluación por objetivos. Se potencia el sistema de becas y la eliminación de trabas burocráticas como visados y permisos para así impulsar la movilidad de estudiantes, profesores e investigadores entre las universidades de toda Europa.
De esta forma, se pretende dotar a las universidades europeas de los instrumentos para que se diversifiquen y especialicen en lo que son mejores y así sean capaces de competir no sólo a nivel europeo sino mundial. El EEES pretende flexibilizar la educación superior para que las universidades respondan con agilidad a las nuevas necesidades de un entorno cambiante y global.
Tras la reunión de Bolonia en 1999, los ministros de Educación de los países que forman parte del EEES se han reunido en varias ocasiones. Así, en 2001 los representantes de 32 naciones europeas ratificaron en Praga la Declaración de Bolonia. Los siguientes encuentros fueron en Berlín (2003), Bergen (2005) y Londres (2007).
La próxima reunión se realizará, de forma extraordinaria, el año próximo en las ciudades de Viena y Budapest y estará presidida por España, en coincidencia con la presidencia de la Unión Europea por parte de nuestro país.

Gabilondo ha resaltado en Lovaina la necesidad de “fortalecer nuestro sistema de becas y apostar por la movilidad”. (Foto: Rafael Martínez)
arriba