Medidas para el impulso de la lectura

El Consejo de Ministros recibe un informe sobre las diferentes iniciativas del Gobierno en este ámbito

El Consejo de Ministros ha recibido un informe del ministro de Educación, Ángel Gabilondo, sobre las diferentes medidas del Gobierno para impulsar la lectura entre los jóvenes y los centros escolares. Por ejemplo, desde 2005 se ha invertido en mejorar las bibliotecas escolares de toda España 61 millones de euros.

Madrid.
Las medidas del Gobierno para impulsar la lectura entre los jóvenes y los centros escolares incluidas en el informe presentado por el Ministerio de Educación en el Consejo de Ministros tienen como objetivo “que el sistema educativo genere buenos lectores y, con ello, ciudadanos capaces de aprender en cada etapa de formación, de seguir formándose a lo largo de su vida y de entender un mundo en el que el acceso a la información, en sus muy diferentes soportes, requiere garantizar la competencia lectora y hábitos de lectura adecuados”.
Una de las prioridades del Gobierno en este ámbito ha sido el impulso a las Bibliotecas Escolares, en colaboración con las Comunidades Autónomas. El Ministerio de Educación ha invertido en mejorar las bibliotecas escolares de toda España 61 millones de euros desde el año 2005. A este montante hay que sumar una cantidad similar que han financiado las Comunidades Autónomas, hasta alcanzar una inversión de 122 millones de euros en total en este apartado.
Estos fondos van destinados al incremento de las dotaciones bibliográficas, audiovisuales e informáticas, así como otros gastos necesarios para la mejora de la calidad de las bibliotecas escolares. Entre los objetivos de este programa destaca la ampliación de horarios en los que se puede acceder a las bibliotecas escolares o la formación del profesorado en la integración de la biblioteca escolar en su actividad docente.
Además, estos fondos se destinan a la adquisición de mobiliario y de material informático y multimedia, y sistemas de búsqueda y acceso a la documentación, entre otros.

Fomento de la lectura en la LOE


El impulso a las bibliotecas se enmarca dentro de una política más amplia de fomento de la lectura reflejada en la Ley Orgánica de Educación, que establece mandatos concretos, como la incorporación del inicio de la lectoescritura en Educación infantil, la obligatoriedad de dedicar un tiempo mínimo diario a la lectura en Educación Primaria y de trabajarla desde todas las áreas, tanto en Educación Primaria, como en Secundaria, para mejorar la competencia comunicativa del alumnado en la enseñanza obligatoria. En el caso del Bachillerato se ha buscado afianzar los hábitos de lectura y la capacidad de expresarse correctamente en público.
Por otra parte, este curso se han puesto en marcha las evaluaciones de diagnóstico del sistema educativo, que entre otras competencias evaluarán las capacidades lectoras de los alumnos.
El Ministerio de Educación también desarrolla programas de apoyo a los centros docentes para incentivar el gusto por la lectura, como las “Rutas Literarias”, realizado en colaboración con todas las Comunidades Autónomas.
En el programa “Rutas Literarias” grupos de alumnos llevan a cabo un viaje en torno a un tema literario o un escritor, trabajando la obra del autor seleccionado en los lugares y paisajes en la que fue escrita.
Por último, hay que destacar el importante papel de los ayuntamientos en el fomento de la lectura entre los jóvenes a través de sus bibliotecas municipales. En este ámbito de actuaciones el Ministerio de Educación ha firmado un convenio de colaboración con la Federación Española de Municipios y Provincias que establece como ámbito prioritario de actuación en 2009 el fomento de la lectura en ámbitos escolares a través de formación de bibliotecarios municipales y difusión de experiencias.

Entre las medidas adoptadas destaca la relativa a la ampliación de horarios en los que se puede acceder a las bibliotecas escolares.
(Foto: Rafael Martínez)

arriba