Reacciones de la comunidad educativa

Sindicatos y organizaciones del sector valoran el nombramiento de Ángel Gabilondo al frente de Educación

El nombramiento de Ángel Gabilondo como nuevo ministro de Educación y la nueva configuración de este Departamento han suscitado una serie de reacciones y valoraciones en distintos sectores de la comunidad educativa, en las que subyacen y se expresan los principales problemas y retos que afronta nuestro sistema educativo.
El fracaso escolar en una de las preocupaciones más extendidas en el seno de la comunidad educativa y en nuestra sociedad.
(Foto: Rafael Martínez)

Madrid.
En un comunicado emitido por ANPE se indica que “desde que comenzó la presente legislatura hemos venido denunciando sobre el error que supuso aquella configuración del Ministerio que consistió en segregar la Universidad del Ministerio de Educación, en pleno proceso de adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior”, y se añade a este respecto que “en ANPE considerábamos que la educación tiene entidad suficiente, por si misma, sin la necesidad de añadir otras competencias como las políticas sociales; el cambio que se acaba de anunciar no sólo conlleva el nombramiento del nuevo titular, Ángel Gabilondo, en sustitución de Mercedes Cabrera, sino que supone una rectificación en toda regla de la política del Ministerio de Educación hasta este momento. Por eso ANPE valora positivamente el cambio de configuración del nuevo Ministerio y la apuesta que, por fin, cuando ya es un clamor social va a hace el Gobierno sobre la Educación en España”. “Son muchos los retos pendientes que tendrá que afrontar el nuevo ministro -se precisa en el comunicado-, el principal de ellos el cambio de modelo de nuestro sistema educativo, en el que consideramos prioritario un nuevo diseño de la Educación Secundaria y del Bachillerato y la apuesta decidida por la Formación Profesional. ANPE ha venido sosteniendo en todos los foros que mejorar la Educación es factor esencial para salir de la crisis”.
ANPE, tras felicitar al nuevo ministro de Educación y “desearle los mejores éxitos ante los grandes retros que tiene que abordar”, ratifica su “voluntad negociadora para acordar todas las medidas que sirvan para buscar la calidad, la excelencia y la competitividad en nuestro sistema educativo así como aquellas medidas que sirvan para dignificar la función docente, reclamándole desde este momento como prioritaria la convocatoria de la Mesa Sectorial de Educación”.

Confederación Española de Centros de Enseñanza

La Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE), en un comunicado emitido el día 7 de abril, felicita al nuevo ministro de Educación, Ángel Gabilondo, “deseándole éxito en la gestión que ahora comienza a desarrollar”, y “se alegra de la remodelación del Ministerio que lo adecua a lo razonable, unificando bajo una gestión integrada el entero Sistema Educativo, tal y como hemos venido demandando”. La CECE, organización patronal con cerca de 6.000 empresas educativas asociadas, precisa en su comunicado que “es el momento de abordar el fracaso escolar, quizá con una dimensión más amplia que abarque las diferentes etapas educativas y ponga medios suficientes para solucionar nuestro más grave problema”, y añade a este respecto que “puede ser también el momento de comenzar un diálogo abierto con las organizaciones, que busque las alianzas posibles para afrontar el presente de la educación en España”, proceso en el que “CECE, como organización empresarial histórica, ofrece como siempre su postura de libre colaboración para mejorar el futuro de nuestro sistema educativo”.

Confederación de STES-intersindical


La Confederación de STES-intersindical, por su parte “valora muy positivamente el cambio de titular en el Ministerio de Educación y espera que el nuevo ministro, de reconocida capacidad de diálogo y de defensa de la enseñanza pública, sea capaz de poner en funcionamiento un Ministerio que lleva mucho tiempo sin aplicar medidas que sirvan para potenciar la enseñanza pública”.
Es necesario que la aplicación de la Ley Orgánica de Educación (LOE) sirva para superar e impedir los planteamientos neoliberales que pueden emanarse de la misma, como la privatización de las enseñanzas obligatorias y la gestión empresarial del sistema educativo, que están intentando llevar adelante algunas Comunidades Autónomas y que han propiciado movilizaciones de sus respectivas comunidades educativas. Augusto Serrano, portavoz de la Confederación de STES-intersindical, precisa en un comunicado de esta organización que “es urgente y fundamental devolver al conjunto del Profesorado del Estado el derecho a la negociación colectiva, cercenado por la anterior titular, y que se convoque de forma urgente la Mesa Sectorial de Educación, que lleva dos años sin reunirse, pese a que el Profesorado de la enseñanza básica y media pertenece a cuerpos estatales, cuya gestión en dicho ámbito es responsabilidad directa del Ministerio de Educación”.
“En el terreno universitario -se indica- encontramos muy positivo la vuelta del área a este Ministerio, a la vez que recordamos que criticamos su salida hace un año, y esperamos que el nuevo ministro sea capaz de que la adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior no suponga la progresiva deriva de la Universidad hacia la subordinación a la lógica de mercado y al avance de la privatización, y que el Estatuto del PDI sirva para mejorar las condiciones de trabajo del profesorado universitario, lo que sin duda revertirá en una mejora de la calidad de la enseñanza universitaria”. Los STES-i expresan asimismo su disposición “a colaborar con el nuevo Ministerio y con su equipo siempre y cuando sus objetivos sean la potenciación de la enseñanza pública, la mejora de la calidad de la enseñanza y el reconocimiento de la importancia del profesorado en todo el proceso educativo”.

CONCAPA

CONCAPA, por su parte, emitió un comunicado en el que “felicita, en su toma de posesión, a Ángel Gabilondo como nuevo Ministro de Educación y Universidades, deseándole que su gestión contribuya a eliminar las graves deficiencias de nuestro sistema educativo, buscando la calidad y la libertad de enseñanza sin adoctrinamientos estériles”. En su comunicado, CONCAPA precisa que “aunque es cierto que el nombramiento, y la nueva distribución de competencias, pone fin al experimento de hace un año, en el que las ocurrencias de Zapatero pudieron más que la lógica y la razón, mucho nos tememos que el nuevo ministro, por experiencia y por oportunidad, se centrará en la puesta en marcha del Espacio Europeo de Educación Superior, el conocido Plan Bolonia, olvidando o prestando escasa atención a la educación no universitaria, actualmente lastrada por el alto índice de fracaso escolar y por enormes carencias y discriminaciones”. “CONCAPA, no obstante -se indica en el comunicado- no puede menos que esperar un plazo de tiempo prudente antes de valorar el nombramiento, y especialmente antes de conocer el equipo que el nuevo ministro haya de formar; en todo caso, espera que, a diferencia de su antecesora, opte por el diálogo con las organizaciones sociales del ámbito educativo y no se centre en asuntos que únicamente generan conflicto y crispación, y desde este momento, CONCAPA, como organización con más de tres millones de familias asociadas, se pone a disposición del nuevo ministro para abrir cauces de diálogo y cooperación que nos permitan abordar, conjuntamente, todas los males que aquejan a la educación española, hasta convertirla en un pilar fundamental no sólo para salir de la crisis que, al parecer, ha condicionado el nuevo gobierno, sino para hacerla eje fundamental del desarrollo social”.

Federación de Enseñanza de CC.OO.

Asimismo, ante el cambio de titular en el Ministerio de Educación, Política Social y Deporte, “la Federación de Enseñanza de CC.OO., como sindicato más representativo en el sector educativo, expresa su respeto por esta decisión y aplaude satisfactoriamente la vuelta de competencias de las enseñanzas universitarias a este ministerio”. En este sentido, José Campos, secretario general de la Federación de Enseñanza de CC.OO., ha manifestado que ”también esperamos que el nuevo titular del Ministerio de Educación refuerce el proceso negociador con los representantes legítimos de los profesionales de la educación; la experiencia nos demuestra que la calidad educativa que todos deseamos para el servicio público de la enseñanza pasa por el diálogo y la negociación con quienes tienen que aplicarla en el día a día de su trabajo en los centros” En otro orden de cosas, CC.OO. demanda “el reinicio del diálogo social para abordar las cuestiones pendientes que no se resolvieron con el anterior equipo, como es el Estatuto Docente; la aplicación de aquellos aspectos de la LOE que todavía no se han puesto en marcha; la financiación de la Educación Infantil, especialmente el tramo de 0 a 3 años, y el desarrollo de la Formación Profesional, no sólo para atajar la curva ascendente de las tasas de abandono escolar prematuro por parte de nuestros jóvenes sino para mejorar la cualificación de los trabajadores y trabajadoras en un contexto de crisis estructural de nuestro aparato productivo”.
Campos precisó a este respecto que “es importante ofertar una FP con distintas modalidades para que los trabajadores y estudiantes puedan conciliar la formación con el trabajo o con otra actividad, garantizando así el derecho a la formación a lo largo de la vida a todos los trabajadores, y asimismo es urgente cerrar lo antes posible la negociación del Estatuto Docente a fin de alcanzar un acuerdo entre la Administración, comunidades autónomas y los representantes del profesorado que permita satisfacer una de las reivindicaciones históricas del sector, así como el Estatuto del PDI, actualmente en proceso de negociación”. Por otro lado, CC.OO. exige al nuevo titular del Ministerio de Educación que cite a las organizaciones sociales y educativas que vienen mostrando su compromiso de llegar a un Pacto Social por la Educación y que mantenga la línea de acuerdos laborales alcanzados en otras etapas. Por último, José Campos demandó “una apuesta decidida por parte de las administraciones en invertir más en educación, formación e innovación como únicas vías para poder salir de la crisis actual y construir un modelo productivo más justo y sostenible”, y agregó que “desde CC.OO. deseamos lo mejor al nuevo ministro, al que ofrecemos nuestra lealtad, apoyo y colaboración en la búsqueda de soluciones ante los retos que plantea nuestro sistema educativo”.

FETE-UGT

Asimismo, FETE-UGT hizo público un comunicado en el tras felicitar a Ángel Gabilondo por su nombramiento como ministro de Educación, se indica que “desde nuestra organización, confiamos en su buena gestión al frente del Ministerio y esperamos que la resolución de los problemas se logre en base al consenso y a la negociación”. En la nota informativa se añade que “desde FETE-UGT, que fuimos críticos con la segregación de la Universidad del Ministerio de Educación, aplaudimos que el Presidente del Gobierno, haya decidido pasarla a la gestión de Educación, de esta manera no se rompe con la planificación educativa, en su conjunto, y además se traslada a la sociedad y a las CCAA la idea de la educación como valor esencial en la formación de los ciudadanos para hacer frente a la crisis”. Tras señalar que “la educación es un derecho que se ejerce, desde los 0 años hasta lo largo de toda la vida con un carácter eminentemente educativo y ha de estar interrelacionada en todos los tramos de la enseñanza, de la Educación Infantil a la Universidad”, FETE-UGT subraya en su comunicado que “la educación es una prioridad en la gestión de cualquier Gobierno porque a través de ella se cohesiona a la sociedad, se apoya e integra al que tiene dificultades y se eleva el nivel de cualificación de los ciudadanos de un país. Por todo ello, el Gobierno debe mostrar su fortaleza en este terreno, ya que están en marcha el desarrollo de las leyes educativas en las diferentes CCAA y es ahí cuando el Ministerio tiene la obligación de realizar un gran esfuerzo de coordinación en política educativa. Son muchos los temas pendientes en materia educativa a los que tendrá que hacer frente el nuevo ministro, entre otros, la consolidación de la escolarización en el tramo 0-3 años, la revalorización de la Formación Profesional, consolidar las medidas de apoyo y refuerzo orientadas a reducir el fracaso y el abandono escolar, así como la implantación con criterios de calidad del “Proceso de Bolonia” y la aprobación, tras finalizar la negociación en marcha, del Estatuto del Personal Docente e Investigador, entre otros”.
Desde nuestra organización -concluye el comunicado- seguiremos demandando, como cuestión de Estado, el que se dote de estabilidad al sistema educativo, buscando para ello el consenso entre toda la comunidad educativa. El Gobierno deberá trabajar por la estabilidad de la educación, meta imprescindible si queremos avanzar hacia una enseñanza de auténtica calidad”.

Federación de Enseñanza de USO

La Federación de Enseñanza de USO, por su parte, emitió un comunicado en el que “desea transmitir nuestra más sincera felicitación a Ángel Gabilondo, nuevo ministro de Educación, al que deseamos los mejores éxitos en esta nueva etapa que, esperamos, redunde positivamente en la mejora de la calidad de la educación española”. “La mayoría de los cambios que se han dado en el Gobierno –se precisa en el comunicado- responden a la situación de crisis económica que padecemos; hoy más que nunca, se necesitan políticas eficaces que contrarresten la sangría del desempleo y que levanten la moral de la sociedad española. La mejora de la educación a todos los niveles es un requisito básico para que la economía española de hoy y del futuro pueda enfrentarse a los numerosos retos que tiene planteados”.
La Federación de Enseñanza de USO señala que “de entrada, las nuevas competencias del Ministerio de Educación nos parecen más acordes con su cometido” y confía “en que se adopten a partir de ahora las estrategias necesarias para que el fracaso escolar deje de ser el gran lastre de nuestro sistema educativo; para ello, hay que invertir en mejorar la formación de todos docentes, las plantillas de los centros (adaptadas a sus necesidades reales), los medios materiales, la complementariedad de las redes pública y concertada y el clima educativo. En este sentido, los docentes deben recuperar su prestigio, su autoridad y su papel protagonista en la educación”. FEUSO se ofrece “a dialogar y a colaborar en todo aquello que suponga una apuesta para que la educación española esté a la altura de las circunstancias”.

 

arriba