Educación recupera las competencias en universidad

Gabilondo apuesta por un gran pacto político y social

El proceso de Bolonia, el plan contra el abandono escolar y la reforma de la FP constituyen sus principales retos

La adaptación de las universidades al Espacio Europeo de Educación Superior, el desarrollo del Plan contra el abandono escolar, la reforma de la Formación Profesional y el Estatuto Público Docente representan las líneas prioritarias de actuación del nuevo ministro de Educación Angel Gabilondo.

Madrid. ROSAURA CALLEJA
“La educación sólo es posible sostenida en un gran pacto, que ponga los valores y convicciones por encima de otros intereses”, manifestó Angel Gabilondo en el acto de toma de posesión como ministro de Educación. El hasta ahora rector de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), considera la educación y la cultura como determinantes para el desarrollo personal y la igualdad y defiende “un gran pacto” entre todos los niveles educativos, las fuerzas políticas y sociales y las comunidades autónomas.
En su discurso de toma de posesión, hizo referencia al trabajo por la internacionalización, la excelencia, la competitividad de las universidades y el empeño en un Espacio Europeo de Educación Superior que sea “diverso, homogéneo, pero no uniforme”, matizó.

Profesorado

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, la ministra saliente, Mercedes Cabrera, y la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, acompañaron a Gabilondo en este acto, en el que se dirigió a profesores y maestros, subrayando su “decisiva tarea”, y valorando como imprescindible un mayor reconocimiento social a la tarea de enseñar.
Asimismo, expresó su satisfacción por “asumir un reto así” y su confianza en el valor público de la educación y en el coraje público de los educadores, en las políticas públicas, en la iniciativa social. "Creo que la educación es tarea de todos, que abarca todos los niveles de la vida y de la sociedad”, destacó.
No obstante, reconoció que “son tiempos muy difíciles, muy exigentes, pero muy atractivos y que es el momento de ser muy activos, muy decididos y, lejos de tonos quejumbrosos, es el tiempo de la decisión y de la acción, ya que la educación es determinante también para la justicia y para la libertad”.

Universidades

El ministerio de Educación asume nuevamente las competencias en materia de universidades y su nuevo titular afirmó que la educación superior se encuentra en un proceso permanente de mejora, de transformación de los planes de estudios, de los modos de organizarse y de aprender y que “precisa un modelo y un plan de financiación”. “No ha de ignorarse el papel determinante de las universidades en la investigación y la ciencia, con independencia de la coyuntura o estructura de los ministerios”, especificó y también afirmó que sin los universitarios “no hay nada que hacer” y que cree en la “escucha, en la atención a los argumentos, en la mano próxima y tendida, pero con firmeza y diálogo”. De igual modo, valoró el trabajo de los integrantes de la Secretaría de Estado de Universidades y tuvo palabras de elogio para Mercedes Cabrera, su antecesora en el cargo.

Carrera docente

Catedrático de Metafísica, Angel Gabilondo Pujol (San Sebastián, 1949) cursó sus estudios en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y se doctoró con la tesis “El concepto como experiencia y sistema en Hegel”. Su carrera docente universitaria se ha desarrollado en la UAM, donde fue elegido rector en 2002, siendo reelegido para un segundo mandato. En octubre de 2007, pasó a presidir la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE), que incluye a los rectores de 74 universidades públicas y privadas. Entre sus publicaciones figuran “Dilthey: Vida, expresión e historia” (1988), “El discurso en acción (Foucault y una ontología del presente” (1990), “Trazos del eros. Del leer, hablar y escribir” (1997), “Menos que palabras” (1999), “La vuelta del otro. Diferencia, identidad y alteridad” (2001) y “Mortal de necesidad. La filosofía, la salud y la muerte” (2003).

 

Mercedes Cabrera felicita a Angel Gabilondo, en presencia de Mª Teresa Fernández de la Vega. (Foto: Rafael Martínez)
arriba