Encuentro sobre integración educativa
de inmigrantes

Expertos y representantes autonómicos y sindicales analizan el profesorado, la investigación y las políticas públicas

Abordar la integración de inmigrantes como un proyecto ciudadano común y atender aspectos socio-afectivos son algunas de las conclusiones del encuentro sobre Políticas Públicas de Integración en el sistema educativo español, que ha organizado la Fundación Alternativas en Madrid.

Madrid. ROSAURA CALLEJA
La OCDE ha destacado el sistema educativo español como uno de los más equitativos, porque dispone del mejor acceso a la educación superior para todos, independientemente de su nivel socioeconómico”, señaló Eva Almunia en la inauguración de este encuentro. La secretaria de Estado de Educación y Formación precisó que también es el más equitativo por los resultados de los alumnos, ya que nuestro modelo, a diferencia de otros, “no provoca una brecha insalvable entre los mejores y los peores”.
Durante su intervención subrayó que 2008 ha sido un año productivo en materia educativa, porque “hemos sido capaces de diseñar el primer plan de impulso a la escolarización más temprana, de niños entre 0 y 3 años; hemos acordado con las comunidades autónomas el diagnóstico y las actuaciones necesarias para reducir a la mitad las tasas de abandono del sistema educativo; y hemos unificado esfuerzos entre educación y trabajo para dignificar y proyectar la Formación Profesional y hacer realidad que la FP no es la alternativa, es la oportunidad”.
También manifestó que la comunidad educativa en pleno está inmersa en una reflexión conjunta. “queremos más alumnos que terminen la enseñanza secundaria obligatoria, más que jóvenes que continúen en etapas postobligatorias y que aquellos que abandonaron el sistema educativo para acceder al mundo laboral encuentren ahora las puertas abiertas para volver a formarse”.

Profesorado

En la mesa de debate sobre el personal docente, moderada por Jorge Calero, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Barcelona, participaron Mariló Reina, adjunta al secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO, Charo Pérez Molina, secretaria de comunicación de FETE-UGT, y Nicolás Fernández Guisado, presidente nacional de ANPE. Estos representantes sindicales coincidieron en abordar la integración de los inmigrantes como incorporación a un proyecto ciudadano común, que los extranjeros vienen a “quedarse”, que se trata de personas y no de “trabajadores invitados” y que la inmigración ha permitido observar otras diversidades en el aula. También destacaron el enfoque intercultural, porque cada persona es portadora de cultura y que es necesario articular nuevas respuestas con métodos pedagógicos adecuados.
En el transcurso del debate, estos expertos plantearon como un reto, cuidar especialmente la integración socio-afectiva, aumentar la inversión para la atención individualizada con profesores especializados y establecer medidas de compensación a los centros que escolarizan mayor porcentaje de inmigrantes. Así como, coincidieron en la importancia de la formación inicial y permanente del profesorado, en el diseño de un Plan de Atención a la diversidad en cada centro, que incorpore el Plan de Convivencia, y en el rechazo a los centros específicos para apostar por una educación inclusiva.

Investigación

Asimismo, este encuentro contó con la participación de Mariano Fernández Enguita, catedrático de Sociología dela Universidad de Salamanca, Alejandro Tiana, director del Centro de Altos Estudios Universitarios de la OEI, y Julio Carabaña, catedrático de Sociología de la Educación de la Universidad Complutense. Para examinar las políticas educativas intervinieron Javier Vidal, director general de Evaluación y Ordenación del Sistema Educativo de la Secretaria de Estado de Educación, Francesc Colomé, secretario general de Políticas Educativas del Departamento de Educación de la Generalitat de Cataluña, y Aurora Fernández, directora general de Ordenación Académica de la Consejería de Educación, Formación y Empleo de la Región de Murcia.
Durante el debate, estos expertos señalaron que el fenómeno de llegada de inmigrantes al sistema educativo es probablemente el más acelerado históricamente, pero que el modelo español permite atender las necesidades que genera la inmigración.

Autonomías

También consideran que las políticas pueden y deben diferir entre comunidades autónomas y que el fenómeno hay que abordarlo con programas que cubran segmentos muy específicos de las poblaciones afectadas. En este aspecto, apuntaron la necesidad de información sobre las trayectorias de las ubicaciones: cuándo llegan, dónde llegan, y constataron que la movilidad después de llegar es muy elevada, incluso dentro de una misma comunidad autónoma. Además, demandaron el seguimiento de los estudiantes a lo largo de sus vidas académicas.
Para lograr el objetivo de una escolarización equilibrada del alumnado inmigrante, proponen oficinas de escolarización, becas y programas de discriminación positiva y apoyan una mayor autonomía de los centros, específicamente para la contratación de profesores.
Estos investigadores se muestran partidarios de la escolarización separada en casos de muy elevada densidad de recién llegados, con la participación de las familias y de las aulas de acogida, pero en grupos muy reducidos y en tres niveles.
Por último, señalaron que las administraciones tienen que atender a los intereses de las familias de alumnos inmigrantes, de los estudiantes nacionales, de los centros y de los alumnos.

Eva Almunia inauguró la jornada, junto a Juan Manuel Eguiagaray, director Laboratorio Fundación Alternativas. (Foto: Rafael Martínez)
arriba