CC.OO y UGT exigen transparencia y regulación en los centros de menores

Ambas organizaciones reclaman protocolos de actuación y ratios adecuadas para garantizar la labor de reinserción

Las Federaciones de Enseñanza de CC.OO. y UGT han manifestado su interés por promover actuaciones simulares a las que ha emprendido el Defensor del Pueblo en el informe recientemente presentado sobre los centros de menores. Ambas organizaciones reclaman protocolos de actuación y ratios adecuadas para garantizar la labor de reinserción social de estos menores.
El informe presentado por el Defensor del Pueblo revela vejaciones en varios centros de menores. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid. ANDREA LEGORBURU
La Federación de Enseñanza de CC.OO ha manifestado su apoyo ante el reciente estudio elaborado por el Defensor del Pueblo sobre la situación real de los centros de protección de menores. A pesar de las irregularidades obtenidas en dicho informe, la Federación considera que son situaciones puntuales de determinados centros donde se desarrolla una labor de preeducación con menores con unas características psíquicas y sociales muy determinadas y que se encuentran internados en centros psicoterapéuticos.
Desde la Federación de Enseñanza de CC.OO se insta al Defensor del Pueblo para la realización de un informe más exhaustivo del conjunto de los servicios de protección de menores y de reforma juvenil.
Además, la Federación, pide transparencia y la regulación específica para estos servicios, así como la definición de protocolos, ratios adecuados, categorías profesionales actualizadas según la legislación vigente para una mayor calidad en el tratamiento de los menores. Y demandan, que las Administraciones públicas se impliquen en la adecuación de la gestión de los recursos e inspección de los mismos.

Más centros y más profesionales

Por otro lado, FETE-UGT reclama el cumplimiento de la Ley del menor, exigiendo a las administraciones competentes una normativa que contemple mejoras en los protocolos de actuación para los centros y la atención de los menores. La Federación de Trabajadores de la Enseñanza de UGT denuncia que este tipo de centros requieren más profesionales especializados, más programas específicos, acordes a las características psicosociales de los menores atendidos, garantizando la reeducación y reinserción social y laboral. Así mismo, UGT propone a las administraciones competentes ampliar la red de centros públicos, mayor supervisión, y mayor apoyo para que todas las entidades que gestionen estos centros, realicen una verdadera labor socioeducativa.

El informe de Múgica

El informe presentado por el Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, deja constancia de que en muchos centros de protección de menores de nuestra geografía se vulneran los derechos de los niños, maniatándoles, prohibiéndoles la asistencia al colegio o la salida al patio durante una semana, bajo la denominación de “medidas educativas creativas o correctoras”.
El Defensor analiza la situación en 27 de los 58 centros existentes en España, a partir de visitas a las instalaciones y entrevistas con el personal y los menores. El informe alerta de que en el 75% de las instituciones se abusa de los fármacos para tratar a los adolescentes con trastornos psicológicos. Más de la mitad de los centros utilizan medidas de aislamiento, que en ocasiones se llevan a cabo como medida sancionadora e intimidatoria.
A pesar de ser escasos los reglamentos, Múgica indica que los centros realizan registros en las habitaciones de los niños, a los que se les exige incluso desnudos integrales sin justificación ni comunicación al juez de primera instancia.

 

arriba