MEPSYD y Castilla y León presentan un convenio para la implantación de la LOE

Cabrera apunta al abandono temprano como objetivo clave y línea de actuación por parte de las distintas Administraciones

La ministra de Educación, Política Social y Deporte, Mercedes Cabrera, señaló, tras la presentación en Valladolid del convenio de colaboración rubricado el pasado mes de diciembre entre el MEPSYD y la Junta de Castilla y León para el Plan de Apoyo a la Implantación de la LOE, al abandono temprano de la educación como “objetivo fundamental de lucha de las distintas administraciones con competencias en materia de educación”.
Mercedes Cabrera, durante su visita al C.P. “Ignacio Martín Baró” de Valladolid, ciudad en la que presentó el convenio. (Foto: EFE).

Madrid.
La ministra de Educación Política Social y Deporte ha presentado en Valladolid, junto al consejero de Educación de la Junta de Castilla y León, Juan José Mateos, el convenio de colaboración rubricado el pasado mes de diciembre entre el Ministerio y la Junta de Castilla y León para el Plan de Apoyo a la Implantación de la LOE.
El objetivo de este convenio es el establecimiento de mecanismos de colaboración entre el MEPSYD y la Comunidad de Castilla y León, a través de la Consejería de Educación, para apoyar actuaciones en Castilla y León vinculadas con disposiciones, necesidades y programas derivados de la nueva normativa de la LOE.
Cabrera, según informa Europa Press, subrayó en su intervención tras el acto de presentación del convenio, que todas las Comunidades Autónomas ponen en marcha políticas educativas que persiguen la mejora del éxito escolar de sus alumnos, punto en el que subrayó su deseo de que “los objetivos fundamentales de sus políticas se centren en la lucha contra el abandono temprano”.
El objetivo prioritario, subrayó Cabrera, radica en que los alumnos continúen su formación “más allá de la educación obligatoria”, dado que “existe la necesidad de más bachilleres y más estudiantes de Formación Profesional, es decir, que los jóvenes permanezcan durante más tiempo en el sistema educativo”.
No obstante, la ministra reconoció que todas las Comunidades Autónomas están realizando un esfuerzo en este sentido, algunas desde posiciones “más cómodas y otras con esfuerzo añadido”, y recalcó que las tasas de éxito escolar y permanencia en el sistema educativo son mejores que la media nacional.

Desarrollo de la LOE

El convenio de colaboración establece que la Junta de Castilla y León aporte este año 7.086.838 euros para programas orientados, en el marco de la innovación y la excelencia educativa, al logro de los objetivos de este convenio, que tendrá un coste total de 12.011.396 euros, de los cuales 4.924.558 euros corren a cargo del MEPSYD.
El convenio, aprobado el pasado 23 de diciembre, tiene como objetivo financiar los programas de formación del profesorado, el apoyo al aprendizaje de lenguas extranjeras, el plan de mejora del éxito escolar, la disminución de las bolsas de abandono escolar temprano y la extensión o modificación del tiempo escolar.
En concreto, para el Programa de Formación del Profesorado, con un presupuesto total de 1.210.542 euros, el Ministerio destina 487.217 euros y la Junta 726.325; para el Programa de Apoyo al Aprendizaje de Lenguas Extranjeras, de un presupuesto total de 2.677.700, la consignación de las administraciones central y autonómica serán de 1.071.080 y 1.606.620 euros, respectivamente, mientras que para el Programa de Mejora del Éxito Escolar (4.625.388 euros) la aportación de ambas administraciones, por el mismo orden, será de 1.805155 y 2.775.233 euros.
Además, el Programa de Disminución del Abandono Escolar Temprano, con un presupuesto global de 742.977, será financiado por el Ministerio y la Junta con 1.114.466 y 1.857.433 euros, respectivamente, mientras que el Programa de Modificación del Tiempo Escolar (576.129 euros) contará con aportaciones de 864.194 y 1.440.323 euros de las administraciones central y autonómica, respectivamente.
La memoria económica que acompaña a la LOE prevé que a lo largo de su periodo de implantación las Comunidades Autónomas dispongan de asignaciones específicas para el apoyo a las actuaciones directamente derivadas de las nuevas previsiones normativas, correspondiendo un 40% al MEPSYD y un 60% a las Comunidades Autónomas. El Consejo de Ministros aprobó el pasado 12 de septiembre los criterios y la distribución económica del ejercicio 2008.
El convenio LOE tiene como finalidades, entre otras, la formación en aspectos curriculares novedosos, fomento de la informática, evaluación de diagnóstico, incremento de auxiliares de conversación, refuerzo educativo para alumnos con necesidades específicas, clases extraordinarias fuera del período lectivo, tutorías, medidas preventivas y de coordinación institucional para disminuir los factores que inciden en el abandono escolar o el desarrollo de plataformas virtuales multimedia.

Colaboración y coordinación

En referencia a este convenio, Mercedes Cabrera calificó de “importante” la jornada para la educación en España y en Castilla y León, y afirmó que “pone de manifiesto la colaboración y coordinación entre las distintas administraciones”, lo que a su juicio “debe presidir las políticas educativas en España”, y recordó que la memoria económica que acompaña a la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, asciende a 7.000 millones de euros.
Asimismo, aprovechó su visita a Valladolid para resaltar que Castilla y León ha recibido, desde el año 2004, 160 millones de euros para el desarrollo del sistema educativo ya que algunos de ellos, como el de atención a inmigrantes, se incluyen en el área de acción de otros ministerios como el de Trabajo.
El objetivo de todas estas iniciativas, según Cabrera, se centra en conseguir un sistema de calidad, para lo que es necesario, tal y como recoge el convenio, la formación del profesorado en campos como los idiomas o la implantación de nuevas asignaturas para, añadió, abordar cuestiones que “preocupan” como las tasas de éxito escolar o de abandono prematuro de la educación.
En una coyuntura económica “especialmente difícil como la actual”, la ministra de Educación mostró su compromiso por el mantenimiento del esfuerzo “en políticas educativas de futuro”, y a este respecto afirmó que “en educación casi nada da resultados a corto plazo porque la apuesta es a medio y largo plazo".
Por su parte el consejero Juan José Mateos, agradeció el gesto de la ministra al acudir a la ciudad y pasar la mañana en el colegio público “Ignacio Martín Baró”, donde presenciaron el montaje de 'Caperucita Roja' puesto en escena por alumnos de 5º curso, así como la lectura de 'Fray Perico y su Borrico', antes de visitar el laboratorio de idiomas y un aula de 1º de Primaria para, por último, visitar un aula de Infantil donde los niños, que regalaron a Cabrera dos libros, uno de ellos referido a Martín Baró, leían 'El Hombre de Papel'.
Mateos calificó de “trascendente” el convenio para el desarrollo de la LOE, “debido a la importancia tanto de las inversiones como de las actuaciones de gran calado educativo que se desarrollarán”, y subrayó que, por medio del convenio, se sufragarán numerosas actividades dirigidas al profesorado con el fin de que puedan intervenir en la “compleja realidad escolar” o a la prevención del fracaso escolar y al freno del abandono temprano de la educación.

 

 

arriba