Los niños aprenden a
ser ciudadanos

En los 54 espacios temáticos de Micropolix, en San Sebastián de los Reyes (Madrid), los alumnos pueden realizar 100 profesiones

Desde obtener un “carné” de conducir, planificar un menú saludable o actuar en una obra de teatro, hasta seguir pistas a través de libros o apagar un fuego virtual, los alumnos de 5 a 13 años disfrutan de una nueva propuesta de ocio educativo, donde además de participar en actividades lúdicas, desarrollan conocimientos, actitudes y valores.
El teatro y el plató de televisión son escenarios ideales para desarrollar la creatividad de los escolares.

Madrid. ROSAURA CALLEJA
Ofrecer una propuesta de ocio educativo al alcance de escolares del último curso de Educación Infantil, Primaria y primer curso de Secundaria Obligatoria y contribuir a su desarrollo intelectual, social, físico y emocional son los objetivos educativos de Micropolix, una pequeña ciudad ubicada en la localidad madrileña de San Sebastián de los Reyes. Los participantes conocerán el funcionamiento de la sociedad, aprenderán a relacionarse, valorarán el trabajo en equipo y comprenderán el valor del dinero.
Estructurada en barrios, distritos postales, calles y plazas, Micropolix cuenta con edificios de muy diversos estilos, que albergan un hospital, un supermercado, el ayuntamiento, una biblioteca o un estudio de radio, donde los alumnos de 5 a 13 años experimentan situaciones cotidianas. 

Educación en valores

Autoescuela, escuelas de aviación, estación de servicio, periódico, plató de televisión, estudio de radio, supermercado, teatro, banco, academia de policía... en los 54 espacios temáticos, los visitantes pueden realizar hasta un centenar de profesiones diferentes. A través de las actividades, los participantes valoran las normas de convivencia, la colaboración activa, el medio ambiente, actitudes viales responsables y hábitos de cuidado y salud corporal.
Para que los escolares aprendan el valor del dinero, esta ciudad acuña su propia moneda, el Eurix, compuesta por papel moneda en billetes de 1, 4, 10, 20 y 50 eurix. Al inicio de la jornada, se  hace entrega a los niños de 100 eurix, que gestionarán a lo largo de la estancia. Los visitantes se dirigen a la oficina de empleo para decidir que profesión desean ejercer o bien acceden a un establecimiento o taller. Si eligen ser usuarios de ese servicio tendrán que abonar una cantidad de eurix, pero si prefieren trabajar percibirán un cantidad de eurix en concepto de salario.

Niveles educativos

“El monitor es el encargado de adaptar la actividad a las edades de los participantes, ya sea ofreciendo diferentes puestos de trabajo o bien utilizando distintos materiales y recursos, explica Elizabeth García Carro, responsable del Departamento Educativo de Micropolix, y pone un ejemplo: “en el supermercado el monitor ofrece el puesto de reponedor, que es más manipulativo, a los niños más pequeños y el de cajero, que requiere un cálculo mental, a los más mayores. Además, hay tres listas de compra diferentes, distinto tamaño de letra, mayor número de productos, que distribuye dependiendo de la edad”.
Trescientos centros colaboraron en la confección del programa de visitas escolares y con sus aportaciones se diseñaron los itinerarios específicos, en torno a un área temática que complementa la programación escolar. “La ciudad se cuida” es un recorrido donde las actividades se desarrollan en el supermercado, el hospital, la torre de bomberos, la academia de policía, la central de reciclaje, el laboratorio de investigación, el instituto de la energía y el CSI (control de salud interna) para abordar la sanidad, la prevención y el medio ambiente.

Otros itinerarios

Los ámbitos de sociedad, ocio y cultura se trabajan en el itinerario “Participa en tu ciudad”, que se lleva a cabo en el Ayuntamiento, el banco, la oficina de empleo, la biblioteca del misterio y la aventura, la disco, la ludoteca, la facultad de ciencias de la imaginación y el teatro.
“Muévete en la ciudad” es una propuesta de educación vial, transportes y medios de comunicación que los niños trabajan en la autoescuela, el club de los buenos conductores, la red vial, la escuela de aviación, el servicio de transporte urgente, la radio, el periódico, la micro TV y el ciber.
Próximamente, Micrópolix contará con un Consejo Asesor, integrado por profesionales de reconocido prestigio en el ámbito de la enseñanza y los derechos de los niños, que velará por el cumplimiento de los criterios educativos, como igualdad y accesibilidad, y que promoverá acciones dirigidas a la educación y la infancia.
Además de las visitas escolares, los alumnos pueden acudir a esta ciudad con sus padres, que tienen la posibilidad de acompañar a sus hijos durante el desarrollo de las actividades o bien esperarles en un cómodo espacio con cafetería, conexión a Internet, prensa y revistas.

arriba