Presentación del “Libro Blanco de la Universidad de Cataluña”

Madrid. La Residencia de Estudiantes de Madrid acogió el pasado 2 de diciembre la presentación del “Libro Blanco de la Universidad de Cataluña”, una hoja de ruta común de las ocho universidades públicas catalanas.
El acto ha estado presidido por el presidente de la CRUE y rector de la Universidad Autónoma de Madrid, Ángel Gabilondo, y el presidente de la ACUP, Josep Joan Moreso, y ha contado con la asistencia del secretario de Estado de Universidades, Màrius Rubiralta, así como de los rectores de las universidades públicas catalanas.
El Libro Blanco de la Universidad de Cataluña. Estrategias y proyectos para la Universidad catalana es una iniciativa de la Asociación Catalana de Universidades Públicas (ACUP) para contribuir, aportando un punto de vista propio, a la reflexión europea sobre la Universidad.
La obra hace pública un diagnóstico del presente, establece los objetivos del futuro y presenta una batería de estrategias para conseguir un modelo de universidad innovadora y competitiva en el contexto europeo e internacional.
En el actual contexto de globalización de la sociedad y de la economía, la Asociación Catalana de Universidades Públicas (ACUP) hace público este documento de reflexión general en materia de política universitaria.
Esta obra es, además, una hoja de ruta común de las universidades públicas catalanas que, agrupadas en el marco de la ACUP, manifiestan la voluntad de trabajar conjuntamente en un proceso de reformas del sistema universitario con garantías de éxito. Esta publicación pretende además abrir un foro de debate para definir el modelo de futuro de la Universidad, recogiendo propuestas tanto de la comunidad universitaria como de las instituciones y los agentes de la vida social, política, económica y cultural.
Rubiralta ha destacado durante su intervención la sintonía entre este documento y la Estrategia Universidad 2015 del Ministerio de Ciencia e Innovación.
Esta estrategia, explicó el secretario de Estado de Universidades en su intervención, pretende situar a España entre los 10 países más avanzados del mundo en educación superior universitaria, ciencia, tecnología e innovación y a nuestras universidades entre las más atractivas y competitivas de Europa, garantizando que el sistema universitario en su conjunto, siga avanzando hacia la excelencia y se consolide en el contexto internacional.

El Consejo de Universidades propone seguir avanzando en el EEES

Banco Santander patrocina los Cursos de Verano de la Universidad Complutense en El Escorial

Madrid. La Universidad Complutense de Madrid (UCM) cuenta con el patrocinio de Banco Santander para organizar los Cursos de Verano que celebra anualmente en El Escorial. Con esta colaboración, la institución académica inicia un proceso de relanzamiento de sus Cursos de Verano y de su papel dinamizador del panorama social y cultural universitario.
El patrocinio se recoge en un acuerdo firmado el día 2 de diciembre por Carlos Berzosa, rector de la Universidad Complutense de Madrid, y Emilio Botín, presidente de Banco Santander, que amplía la colaboración que mantienen ambas instituciones desde 2001 y por la que el banco patrocina distintos proyectos de la casa de estudios.
El objetivo de los Cursos de Verano, que la UCM organiza a través de su Fundación General en San Lorenzo del Escorial, es promover un foro de intercambio de información y opiniones basado en la pluralidad, la calidad y el rigor acerca de temas de actualidad social, cultural y científica, con objeto de conocer mejor los fenómenos de nuestro tiempo y ser capaces de proyectar el futuro.
Cada año se reúnen en las aulas de los Cursos de Verano de la UCM unos 2.000 ponentes y alrededor de 6.000 alumnos, procedentes de toda España y del extranjero, que participan en esta actividad para actualizar sus conocimientos, o bien complementar su formación con disciplinas distintas a su especialidad.
Banco Santander, a través de su División Global Santander Universidades, participa además en el desarrollo de otros proyectos reseñables de la institución educativa, como el “Programa de Profesores Visitantes Distinguidos”, puesto en marcha hace cuatro años y en el que ya han participado 117 prestigiosos docentes de universidades internacionales, que durante tres meses han compartido clases, proyectos y conocimientos con los investigadores de la casa de estudios madrileña; las ayudas que se conceden bajo el epígrafe “Proyectos de Investigación Santander-Complutense”, para estudios realizados por equipos científicos de la universidad, y el programa de la universidad en apoyo a proyectos de cooperación, en general, con países en vías de desarrollo (las aportaciones del banco han contribuido a la realización de 120 iniciativas de este tipo).
Otras actividades destacables de la UCM que cuentan con el apoyo de Banco Santander son la Escuela Complutense de Verano, una iniciativa formativa que en 2008 celebró su séptima edición y por cuyas aulas ya han pasado más de 13.500 alumnos; la Escuela Complutense Latinoamericana, que ofrece cursos en Argentina, Brasil y México, y otros programas de cooperación con instituciones educativas latinoamericanas, como la Cátedra José Gaos, conjunta con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). El banco participa igualmente con esta universidad en el desarrollo del Parque Científico y Tecnológico de Madrid, en colaboración con la Universidad Autónoma de Madrid.
Banco Santander participa en estas y otras iniciativas de la Universidad Complutense de Madrid de la mano de su División Global Santander Universidades, cuyas actividades vertebran la acción social del banco y le permiten mantener una relación estable con 700 instituciones académicas presentes en América, España, China, Portugal, Reino Unido y Rusia.

FETE-UGT valora el real decreto sobre la nueva Prueba de Acceso a la Universidad

Madrid. La Prueba de Acceso a la Universidad (PAU), más conocida como selectividad, según el  Real Decreto de 1999 y modificado en 2000 y 2002, va a continuar vigente hasta el curso académico 2009-2010, en el que se aplicará la prueba de acceso regulada en el nuevo Real Decreto, recientemente publicado, que regula las condiciones para el acceso a las enseñanzas universitarias grado y los procedimientos de admisión a las universidades públicas españolas mantiene una estructura similar a la prueba actual, aunque serán los alumnos que este curso han iniciado el bachillerato los que deberán enfrentarse a una nueva selectividad que aumentará sus opciones de elección.
La fase específica y voluntaria dará a los alumnos la opción de subir nota, siempre y cuando la elección se lleve a cabo sobre materias vinculada a la carrera a la que aspira y con la consideración de asignatura prioritaria por la propia universidad. Con ello se valorará la cualificación y el potencial de los jóvenes en aquellas asignaturas que realmente les van a servir para estudiar la titulación deseada. Este cambio va a obligar a los alumnos a planificar su Bachillerato desde el principio, siendo necesario para ello un mayor grado de madurez, responsabilidad y motivación.
A este respecto, FETE-UGT ha emitido un comunicado en el que precisa que, en su consideración, “se deberá contar con el trabajo riguroso de todos los departamentos y especialmente con el de orientación, cuya intervención debería comenzar en las etapas anteriores”, y se añade que “unido a ello es necesaria una buena coordinación entre los centros de Bachillerato y las universidades, de modo que se facilite a los alumnos su elección final; en este sentido nos parece positiva la decisión adoptada por el Gobierno y las autonomías de incluir dentro de Plan para reducir el abandono escolar, el aumento y el refuerzo de los departamentos de orientación, con el fin de asesorar a los estudiantes”.
Por otro lado, tras señalar que la opción de poder presentarse en sucesivas convocatorias para mejorar la calificación tanto en la fase general como de cualquier materia de la específica, va a permitir al alumno subir nota a su voluntad, dejando abierto un abanico de posibilidades de acceso a otras  enseñanzas universitarias y evitando que por unas décimas no se pueda acceder a la carrera vocacional, en el comunicado se precisa que “esto debería contribuir a reducir en parte las altas tasas de abandono que se registran en las titulaciones superiores, sobre todo en los primeros años universitarios, frenando el continuo descenso de alumnado en los últimos años”.
En el comunicado FETE-UGT “valora la introducción de la prueba oral de lengua extranjera ya que constituye un avance para elevar el nivel de idioma en nuestro país; sin embargo esta exigencia no ha venido acompañada con un aumento de las horas de lengua extranjera ni en Secundaria ni en Bachillerato. En consecuencia, las administraciones  educativas deberán adoptar medidas para el refuerzo del idioma, potenciando tanto los grupos reducidos de alumnado y su agrupamiento flexible, como aumento de profesorado en lengua extranjera”.
FETE-UGT reclama el incremento de las partidas de becas y ayudas al estudio para facilitar la posibilidad de realizar cursos en el extranjero, para evitar que la prueba de idioma extranjero se convierta en una forma de discriminación por el origen socioeconómico.
Finalmente, en el comunicado se reclama que “el nivel de idiomas no debe quedar, tan solo, como exigencia para la prueba de acceso, sino que debe tener su continuidad en los estudios universitarios, con el objetivo de favorecer la movilidad de los alumnos entre los países miembros del Espacio Europeo de Educación Superior; para ello tanto las administraciones educativas  como las universidades han de hacer una apuesta decidida para que la formación de nuestros  estudiantes responda a las exigencias que requiere la movilidad estudiantil”.

arriba