Un libro electrónico para aprender Matemáticas

LEMAT, un proyecto de la Universidad de Cantabria,
está dirigido a estudiantes de Bachillerato y primer curso
de facultades y escuelas de ingeniería

Alumnos de Bachillerato y primer curso de facultades y escuelas de ingeniería aprenden matemáticas a través de LEMAT, un libro electrónico que han elaborado profesores de esta asignatura y técnicos informáticos de la Universidad de Cantabria. Se trata de un conjunto de materiales multimedia que permiten gran interactividad en el aprendizaje esta materia.
De izquierda a derecha y de arriba abajo: Mario Fioravanti, Elena Álvarez, Begoña Sánchez, Segundo Polanco, Juan Manuel de Olazábal, Consolación Ruiz, Cecilia Valero, Beatriz Porras, Alberto Gutiérrez y Laura Bravo. (Fotos: Rafael Martínez)

Madrid. ROSAURA CALLEJA
El proyecto LEMAT se compone de un conjunto de materiales multimedia que proporcionan al usuario una gran interactividad en el proceso de aprendizaje de las Matemáticas. Además, las herramientas de autoevaluación y evaluación permiten al alumno saber cuándo ha superado un hito determinado en su formación. Mientras que nivel I incluye contenidos básicos y de 1º y 2º de Bachillerato, el II recoge contenidos de estos cursos a nivel de consolidación y perfeccionamiento y el II va dirigido a los primeros cursos de titulaciones científico-técnicas.
Para acceder al curso los usuarios necesitan una conexión a Internet y la versión 5.5 o una superior del navegador web Internet Explorer de Microsoft, además de el nombre de usuario y contraseña.
El equipo que ha diseñado LEMAT explica que “se trata de trabajar en el diseño, ensayo e implementación de nuevas vías de aprendizaje basadas en el uso de las nuevas tecnologías”. El equipo del proyecto está compuesto por los profesores y profesoras Beatriz Porras, Alberti Gutiérrez, Begoña Sánchez, Cecilia Valero, Consolación Ruiz, Elena Álvarez, Juan Manuel de Olazábal, Laura Bravo, Mario Fiovaranti y Segundo Polanco.Este material digital multimedia desarrolla, desde distintas perspectivas, contenidos básicos de interés en Bachillerato y en licenciaturas de ciencias e ingenierías y ofrece aspectos sugerentes y prácticos, adecuándolos a los programas de las asignaturas de los distintos niveles educativos.

Formación en TICs

Otro de los objetivos se concreta en crear y mantener un equipo de trabajo que potencie las relaciones entre los profesores de los dos niveles educativos, estableciendo canales de comunicación y un espacio de encuentro y reflexión, que promueva la formación continua del profesorado en nuevas tecnologías. “Este proyecto nos permite realizar experiencias conjuntas sobre las nuevas propuestas educativas, basadas en el aprendizaje del alumno y en el uso de las NTICs como propugna el Espacio Europeo de Educación Superior”, revelan estos profesionales.
Este libro electrónico admite un uso que va desde la consulta esporádica a la sustitución casi excluyente de las clases ordinarias. Sin embargo, sus autores reconocen que “los procesos de enseñanza y aprendizaje conllevan una interacción de carácter social –que llega a los niveles emotivos- que esta herramienta no puede suplir. Además, el uso continuado de los medios informáticos produce en el alumno un cansancio creciente que acabaría probablemente en un rechazo hacia esos medios”.

Aprendizaje autónomo

En este curso LEMAT se utiliza como herramienta complementaria a las clases habituales en los institutos que participan en el proyecto, en los primeros cursos de las titulaciones de ingeniería y de forma puntual en las asignaturas de las titulaciones de Matemáticas y Física.
No obstante, también está diseñada como una herramienta de aprendizaje autónomo. Para este equipo de profesionales la reforma educativa ha tardado mucho en llegar a la universidad y ésta no ha querido asumir durante mucho tiempo que las cosas estaban cambiando en los niveles educativos anteriores. “No creemos que los estudiantes tengan una formación deficiente, sino distinta y que la universidad no ha querido asumir”, afirman. Los usuarios de LEMAT valoran positivamente esta herramienta, pero los alumnos quieren contar con el apoyo del profesor, ya que no se atreven a enfrentarse solos con la materia.

Metodología interactiva

La metodología de enseñanza está basada en la interactividad del usuario con el material. “El alumno tiene necesariamente que “actuar” para ir avanzando en  el contenido, respondiendo preguntas, buscando respuestas, encontrando ejemplos”, especifican. Por otra parte, introduce numerosos ejercicios diseñados con herramientas de programación que permiten manipular los objetos, de manera que el usuario puede ver y “tocar” las matemáticas. Para diseñar laboratorios de matemáticas utilizan el programa Descartes del Ministerio de Educación y otros de cálculo como DERIVE, MATLAB o MAPLE.
No obstante, los autores de LEMAT reconocen que surgen necesidades de renovación de diseños, contenidos y herramientas informáticas, que van incorporando para mejorar el contenido y el funcionamiento. “Desde el punto de vista técnico, queremos diseñar un sistema de gestión independiente de la plataforma virtual que aloje LEMAT”, indican y también pretenden introducir su utilización en la enseñanza de alumnos con discapacidades físicas. Los interesados en el proyecto LEMAT pueden acceder a través de www.lemat.unican.es

 

arriba