Se cumplen 150 años de la creación en España del Cuerpo facultativo
de Archiveros y Bibliotecarios

Julio González. El Museo Nacional de Arte de Cataluña organiza la primera gran retrospectiva celebrada en Barcelona dedicada a Julio González, uno de los escultores más destacados de las vanguardias en la década de 1930. Coproducida con el Museo Reina Sofía, donde más adelante viajará, esta exposición recopila más de 200 obras, entre esculturas en hierro, bronces forjados, pinturas, dibujos y artes del objeto –principalmente joyas- procedentes de museos y colecciones europeas y americanas. Su mayor aportación, sus trabajos en hierro, está ampliamente documentada a través de obras como “La mujer de los tres pliegues”, del Museo de Bellas Artes de Bilbao, la “Cabeza” y el “Torso”, del MOMA, “La mujer peinándose”, del Museo de Estocolmo, las dos versiones de “La mujer sentada”, del MNCARS y del Pompidou, “La Dafne”, procedente de una colección particular y los “Hombre cactus”, del IVAM y “Hombre cactus II (mujer cactus), del Museo de Karlsrube. Hasta el 25 de enero.

 
   

Miquel Barceló. El CAC de Málaga presenta “Obra africana” de Miquel Barceló, la exposición centrada en la experiencia creativa en África occidental del artista mallorquín, un punto de inflexión de su carrera que ha marcado su trayectoria posterior. Trabajos en papel, pinturas de pequeño y gran formato, esculturas, cerámicas y libros de bocetos integran un recorrido de más de 80 obras, muchas de ellas nunca expuestas, que hablan de la belleza geográfica, del trabajo físico y de las costumbres sociales, de las alianzas con el medio natural y la sencillez existencial de los habitantes de esta zona del continente africano. Hasta el 15 de febrero. 

 
   

Casa del Pueblo. El Centro Cultural Conde Duque (Madrid) muestra en sus salas La Casa del Pueblo de Madrid, 1908-2008, la exposición producida por la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales en recuerdo del desarrollo político, social y cultural que promovió en asociación con los organismos centrales del Partido Socialista Obrero Español y a la Unión General de Trabajadores. Cerca de 350 piezas originales, la mayoría de ellas inéditas, entre las que se encuentran fotografías, esculturas, dibujos, documentos, planos, folletos, mapas, carteles, libros, prensa...procedentes de una decena de instituciones públicas y privadas que ofrecen un testimonio vivo de la labor educativa, cultural, deportiva, social y asistencial que desempeñó este organismo. Hasta el 1 de febrero.

 
   

Neoprimitivistas rusos. El Centro Cultural de Caixa Girona Fontana d’Or (Gerona) ofrece en “Orígenes de la Vanguardia rusa” una reflexión sobre la influencia que el arte popular, la artesanía y las tradiciones populares rusas tuvieron en la aparición de las vanguardias de este país, especialmente en la pintura. Cerca de cincuenta obras, procedentes del Museo Estatal Ruso de San Petersburgo, creadas por una veintena de artistas rusos entre los años 1901 y 1915, el periodo de cambio desde el impresionismo y el neoprimitivismo hasta la llegada del movimiento de la pintura abstracta, se exhiben junto a una selección de veinte piezas de artesanía tradicional rusa de finales del siglo XIX y principios del XX que fueron inspiración determinante para esta vanguardia creativa. Hasta el 18 de enero.

 
   

Laurent y Loty. El Archivo General de la Región de Murcia expone “Murcia y Cartagena en las fotografías de Laurent y Loty, 1871-1930”, la muestra organizada por la Fundación MAPFRE y el Ministerio de Cultura. Un sugerente viaje a través de un setenta y nueve imágenes, realizadas en dos épocas distintas: las tomadas de algunas de las principales poblaciones, monumentos y obras públicas en la Región de Murcia en las décadas de 1860 y 1870 por el fotógrafo francés Jean Laurent y sus colaboradores; y las que el fotógrafo portugués António Passaporte realizó para el establecimiento fotográfico madrileño Colecciones Loty de las calles, destacados edificios y vida cotidiana de Murcia y Cartagena en el año 1939. Hasta el 17 de enero.

 
   

Rodchenko. Fundació Caixa de Catalunya, La Pedrera, (Barcelona) exhibe las creaciones de uno de los artistas más polifacéticos e importantes de la vanguardia del siglo XX. Explorador de la pintura de un arte sin objeto, abanderado del constructivismo en la Rusia postrevolucionaria y pionero de la fotografía soviética, renunció a un arte puro por un lenguaje al servicio de la comunidad, ampliando las fronteras de todos los medios en que trabajó. Un total de 250 obras, entre pinturas, dibujos, construcciones espaciales, fotomontajes, fotocollage, fotografías y diseños certifican que siempre siguió su lema “Experimentar es nuestro deber”.Hasta el 6 de enero.

 
   

Viajero Zheng He. El Museu Marítim de Barcelona muestra en su exposición “Los grandes viajes de Zheng He” la cultura marítima de la China milenaria, a través de uno de sus más importantes navegantes: Zheng He, conocido como el Cristóbal Colón chino, que ya en el Siglo XV protagonizaría una aventura de exploración sorprendente. Situándolo en su contexto histórico, el recorrido se divide en cuatro apartados quecomienzan ccon la figura del emperador Yongle, de la dinastía Ming, motor de una nueva época en China, en la que se anexionó Vietnam, se trasladó la capital a Pekín, se construyó la Ciudad Prohibida y tuvieron lugar las grandes expediciones marítimas. Los navíos chinos y las técnicas de navegación; la vida del navegante Zheng He y sus 7 expediciones, que lo llevaron desde China hasta el sudeste de Asia, India, África y Arabia; y, por último, el ocaso de este extraordinario hombre y de la actividad china como descubridora en el mar, cierran esta sugerente memoria histórica. Hasta el 31 de mayo.

Blasco Ibáñez. La Oficina Central de Correos de Valencia y la Estación del Norte recuerdan, con la exposición “Blasco Ibáñez vuelve a Valencia (1933-2008)”, el 75 aniversario del traslado de los restos mortales del autor de Cañas y barro a su ciudad de nacimiento. Con un recorrido que ilustra la trayectoria vital y artística del autor; con audiovisuales que ilustran la incidencia que tuvo el traslado de su cadáver a Valencia en la naciente Segunda República (un suceso que convulsionó la vida de la ciudad durante varios días); reproducciones de portadas de sus libros, caricaturas, reseñas periodísticas, carteles de cine...el conjunto diseñado por la Sociedad Estatal de conmemoraciones Culturales rinde el completo homenaje a un hombre que estuvo emocionalmente en valencia. Hasta el 14 de diciembre.

Moreno Carbonero. El Museo Municipal de Málaga celebra el 150 aniversario del nacimiento del hijo predilecto de la ciudad y el mejor pintor del siglo XIX malagueño, el  pintor José Moreno Carbonero, con una muestra antológica que resume su amplio y fecundo camino realizado en el arte. Quince grandes lienzos, seis cuadernos de campo y otros documentos –aquí están el “Retrato de Carmen de Triana”, el boceto de “Conversión del duque de Gandía” o estampas familiares como “Retrato de su hijo Pepito” y “Retrato de María Castell, esposa del pintor”- que sintetizan sus distintas épocas con sus preferencias por la pintura de género, el paisaje, la pintura religiosa y el autorretrato. Hasta el 18 de enero.

José de Espronceda. El Museo de la Biblioteca Nacional analiza la figura y obra de Espronceda con motivo del bicentenario de su nacimiento en la exposición José de Espronceda. Poeta y militante (1808-1842). Conocido y admirado desde la publicación en 1841 de sus Poesías, este autor del Romanticismo continúa presente en la sociedad contemporánea como el poeta de los populares El Himno al Sol, El Canto a Teresa, El canto del cosaco o La canción del pirata. Tres secciones –La figura de Espronceda, La obra poética y dramática y Las ideas sociales y políticas- ilustran a través de pinturas, litografías, fotografías, manuscritos y diversas ediciones de las obras del poeta la vida corta, atractiva y compleja de un grande de nuestra lengua. Hasta el 2 de febrero.

Eugenio Lucas. El Museo nacional de Arte de Cataluña exhibe en Barcelona la muestra “El imaginario de Eugenio Lucas. La influencia de Goya en la poética romántica”, la primera exposición que reúne un conjunto cualitativamente tan importante de obras de este artista, reconocido seguidor de Goya y autor de una gran fecundidad creativa. Más de sesenta dibujos de pequeño formato, procedentes de colecciones públicas y privadas de Europa y los Estados Unidos, reivindican la faceta menos conocida de Lucas, la de su actividad como dibujante, donde se aprecia la extrema modernidad de su propuesta plástica, muy próxima a la sensibilidad contemporánea. Hasta el de febrero.

Cy Twombly. El Museo Guggenheim Bilbao muestra su admiración por Cy Twombly, uno de los artistas en activo más relevantes e influyentes del panorama internacional, con un proyecto expositivo en el que la recientemente adquirida serie Nueve discursos sobre Cómodo, de nueve lienzos que no se pueden disgregar, es el núcleo de la propuesta. Junto a ella, las series Ferragosto (1961), de cinco lienzos; Hero and Leandro (1984) y Quattro Stagioni, de 1993-1994. Casi un centenar de obras, entre pinturas, dibujos y esculturas que recrean su dilatada trayectoria y la singularidad de una obra que tiene en la mitología clásica, el paisaje mediterráneo, la poesía y la historia las raíces de referencia. Hasta el 15 de febrero.

Todas las historias del arte. El Museo Guggenheim Bilbao acoge una selección de los fondos del Kunsthistorisches Museum de Viena, centro que guarda las piezas artísticas recopiladas por la familia imperial de los Habsburgo a lo largo de varios siglos y que está considerado como de los más importantes museos históricos del mundo. Cerca de 200 obras, de entorno a un centenar de artistas, de Egipto y la Antigüedad clásica hasta el siglo XVIII, se presentan articuladas en seis grandes secciones que se corresponden con los principales géneros artísticos de la Historia del Arte, incluyendo el arte llamado “industrial”, “suntuario” o “decorativo”. Hasta el 18 de enero.

Amadis de Gaula. La Biblioteca Nacional, que custodia una de las colecciones más completa y estimable de los libros de caballería, ha reunido algunas de sus joyas con otras procedentes de Europa para conmemorar los 500 años de la primera edición conservada de Amadís de Gaula, uno de los libros más influyentes de la literatura de todos los tiempos, que terminó de imprimirse el 30 de octubre de 1508, en Zaragoza. La muestra, que ahonda en el significado de los libros de caballería, el género más difundido en los siglos XVI y XVII, en las historias, personajes y aventuras que esconden sus páginas, reúne por primera vez algunas de las obras más significativas de la andadura del Amadís de Gaula, como los únicos cuatro fragmentos manuscritos del texto medieval, fechados en el siglo XV; el único volumen de la edición de del Amadis de 1508, conservado en Londres; o ejemplares de las primeras ediciones del ciclo amadisiano. Hasta el 18 de enero.

Príncipes etruscos. El CaixaForum Madrid muestra la riqueza y el desarrollo al que llegaron los etruscos en sus casi cinco siglos de existencia, a través de una colección de obras creadas por su civilización, una de las más singulares de las que han existido en la Italia antigua, cedidas para su exhibición por el Museo del Louvre, el Museo Gregoriano Etrusco de la Ciudad del vaticano, los Museos Capitolinos , el Museo Nazionale Etrusco di Villa Giulia de Roma y, sobre todo, el Museo Arqueológico Nacional de Florencia.  Sarcófagos, joyas, vasijas, tronos, ajuares funerarios, frisos pintados, depósitos votivos, tronos... expresan usos y costumbres, habilidades y espiritualidad, de un pueblo al que aún se le refiere como el “misterio etrusco”. Hasta el 18 de enero.

Rodchenko. La Pedrera (Barcelona) recuerda, en la mayor retrospectiva que sobre este creador ruso se ha realizado en nuestro país, el caudal extraordinario de vitalismo artístico que significó en el escenario europeo de las primeras décadas del siglo XX. Un Rodchenko diseñador, pintor, escultor, fotógrafo y publicista, que atraviesa radicalmente etapas como el cubofuturismo, los lienzos sin objetos, el constructivismo o la vuelta a la pintura, emerge de entre el conjunto de 250 piezas que ofrece esta muestra, que dedica una especial atención a su faceta como fotógrafo, quizás la más conocida por el gran público. Hasta el 5 de enero.

Silensis. El Monasterio de Santo Domingo de Silos (Burgos) recuerda en la muestra Silensis la presencia que desde hace ocho años tiene el arte contemporáneo en su simbólico lugar. Una obra de cada uno de los veinticuatro artistas que han mostrado sus exposiciones individuales conforma una mirada a las múltiples disciplinas y facetas que están hoy siendo desarrolladas en nuestro arte: Antoni Tàpies, José María Sicilia, Joan Miró, José Manuel Broto, Esteban Vicente, Miquel Barceló, Cristino de Vera, Susana Solano, Albert Rafols-Casamada, Martin Chirino, Juan Navarro Baldeweg, Sergi Aguilar, Sergio Belinchón Manuel Rivera, Eduardo Chillida, Manolo Millares, Juan Carlos Savater, Lucio Muños, Miguel Ángel Blanco, Carmen Laffon, Carlos Franco, Gustavo Torner, Xavier Mascaró y Francesc Ruiz están representados y muestran su expresión más espiritual. Hasta el 4 de enero.

Ilustración y liberalismo. El Palacio Real de Madrid, dentro del programa de actividades para conmemorar los Bicentenarios de la Guerra de la Independencia, las Independencias Americanas y la Constitución de Cádiz, recoge en una muestra los elementos más relevantes que conformaron la realidad española en el tránsito del siglo XVIII al XIX, marcado en Europa por la Revolución Francesa y la irrupción de Napoleón; en la América Hispana, por el inicio del proceso emancipador, y en España, por el paso traumático, en el contexto de la Guerra de la Independencia, de la Monarquía absoluta a la constitucional y por el cambio de la mentalidad ilustrada por la liberal. Alrededor de 200 piezas distribuidas en once salas, entre las que se encuentran obras de Francisco de Goya, Zacarías González Velázquez, Antonio Carnicero, Giovanni Volpato, Piranesi, Bartolomé Esteban Murillo, Van Dyck y Mengs, entre muchos otros, recuerdan esta apasionante y traumática época. Hasta el 11 de enero.

Max Ernst. El Museo Picasso de Málaga muestra en Más allá de la pintura el fascinante mundo de Max Ernst, una de las más ricas personalidades que dio el movimiento surrealista y un complejo explorador del erotismo. Procedentes de Künzelsau (Alemania), del fondo de obras de la Colección Würth, la 57 piezas reunidas, entre pinturas, esculturas, dibujos, collages, grabados y, especialmente, libros ilustrados, abren un espacio donde una mitología alucinada y una rebuscada realidad son protagonistas del argumento de esta exhibición. Su tarea de ilustrador, donde puso en práctica algunos de sus más célebres experimentos técnicos, como collages, fotogramas y frottages (dibujos creados tras frotar carboncillo en el papel sobre una superficie de texturas sugerentes), tiene una especial atención. Hasta el 1 de marzo..

Historias del arte. El Museo Guggenheim Bilbao exhibe por primera vez en España parte de los fondos del Kunsthistorisches Museum de Viena, uno de los más importantes museos históricos del mundo. Todas las historias del arte reúne una selección de cerca de 200 obras, de un centenar de artistas, desde Egipto y la Antigüedad clásica hasta el siglo XVII, articuladas entorno a seis grandes secciones que se corresponden con los principales géneros artísticos de la Historia del Arte, sin limitar los géneros sólo a los ejemplos proporcionados por las tradicionalmente consideradas como “artes mayores” sin o incluyendo también ejemplos del arte llamado “industrial”, “suntuario” o “decorativo”. Hasta el 18 de enero.

Figuración narrativa. El Institut Valencià d’Art Modern acoge en la muestra Figuración Narrativa. París, 1960-1972 el trabajo de veinte artistas que realizaron su obra a partir de imágenes tomadas de la prensa, la publicidad o el cine y que muestran objetos, personajes y situaciones cotidianas. Más de cien pinturas, objetos y películas conforman esta exploración de las fuentes de la renovación figurativa que marca la historia del arte de los años sesenta, que se presenta estructurada en cuatro partes, con una sala dedicada a los orígenes de este movimiento y a Mithologies quotidiennes y el resto al uso que se hizo del cómic, la historia del arte revisitada o la novela policíaca. El recorrido se cierra con obras que ponen de relieve su compromiso político.  Hasta el 11 de enero.

Núcleos de barracas. El Museu d´Història de la Ciutat (Barcelona) muestra en la exposición Barraques. La ciutat informal los ejemplos de extensos núcleos de barracas  donde Barcelona acogió en condiciones extremas a los inmigrantes a lo largo de casi todo el siglo XX. La muestra, que ha sido posible tras el trabajo que investigadores del Museo han realizado con un centenar de personas que vivieron en esos núcleos como Somorrostro, Montjuïc, El Carmel o la Perona, reflexiona sobre este proceso desde una perspectiva histórica, sociológica y geográfica. Fotos realizadas por los propios habitantes de las barracas, vídeos y un diseño expositivo que semeja, con separaciones, el interior de las infraviviendas, recuerdan esta desaparecida Barcelona. Hasta febrero de 2009.

Coleccionar el mundo. La Fundación Mapfre (Madrid) exhibe una gran parte de las obras fotográficas adquiridas en este año 2008 en su muestra Coleccionar mundo (Seis fotógrafos norteamericanos), una nueva confirmación de su apuesta por este medio artístico. Diane Arbus, Harry Callahan, Walter Evans, Lee Friedlander, Helen Levitt y Garry Winogrand son los protagonistas de una exposición que hace un guiño a la capacidad de meter el mundo dentro de una caja para su observación a veces desde una mirada realista que documenta y ayuda a comprender su diversidad y complejidad y, otras, desde una mirada que realza aspectos que abren dimensiones nuevas de la propia realidad. Hasta el 2 de enero.

Paul Strand. La Fundación Pedro Barrié de la Maza ofrece en su sede de A Coruña la primera retrospectiva en nuestro país del fotógrafo norteamericano Paul Strand, el padre de la fotografía moderna. Estructurada en diez secciones: En el principio fue Maniatan; La máquina investiga la naturaleza; La máquina investiga en la cultura: México; Historia y tradiciones de Norteamérica; Pueblos y culturas europeas: Francia, Italia, escocia; Trabajadores de nuestro tiempo; La democracia a escala global; la máquina y el progreso; Raíces familiares y, por último, La vida infinita en mi jardín, la muestra es un paseo de 114 imágenes a través de todas las etapas artísticas y temáticas de la carrera de Strand, desde 1915 hasta 1976. El montaje incluye también la proyección continua del filme que dirigió en 1921 y que lleva el título de Manhattan. Hasta el 11 de enero. 

Paisajes neuronales. Cosmocaixa muestra en Madrid a través de 50 imágenes inéditas, realizadas con técnicas de vanguardia por neurocientíficos de todo el mundo, la evolución del conocimiento del sistema nervioso desde los tiempos de Santiago Ramón y Cajal hasta nuestros días, comparándolas con dibujos realizados por él mismo. Junto a las imágenes, la exposición recoge textos especialmente creados para la ocasión por pintores, escritores, filósofos y otros intelectuales, mostrando que el estudio del sistema nervioso no sólo es importante por su función y por su relación con numerosas patologías sino además por la belleza de las imágenes que se obtienen con los métodos de tinción tradicionales y modernos para revelar la estructura del cerebro. Hasta mayo 2009.

Cataluña y Napoleón. El Museu Nacional d’Art de Catalunya exhibe en Barcelona, con motivo de la conmemoración del bicentenario del inicio de la Guerra de la Independencia (1808-1914), la muestra Monedas en lucha. Cataluña en la Europa Napoleónica, una exploración del papel protagonista de la moneda, la medalla y las condecoraciones a lo largo de la guerra, uno de los períodos más convulsos de nuestra historia contemporánea, a través de los fondos que de estos objetos tiene el Gabinet Numismàtic de Catalunya. Además, la muestra cuenta con una esmerada de objetos y documentos de naturaleza diversa, relacionados directamente con la contienda y destinados a contextualizar y evocar el período histórico napoleónico, procedentes de diversas instituciones. Hasta mayo de 2009. 

Vanguardias y arte. La Fundación Suñol (Barcelona) presenta en “1970-2001” la segunda parte de su colección, en la que se recogen obras del arte conceptual, minimal y de arte povera, movimientos vanguardistas que cerraron un ciclo que se caracterizó por una carga de fuerte radicalidad en sus planteamientos, contrastando drásticamente con actitudes posteriores. Centrada principalmente en los años 80 y 90, con más de 100 obras, muchas de ellas nunca expuestas, esta exposición, es una síntesis de una época creativa que se caracterizó por la irrupción en la escena del arte, de unos movimientos llamados transvanguardia italiana, neoexpresionismo alemán, bad painting y la nueva escultura británica. Hasta final del 2008.

 

arriba