Camps cree que la educación ha perdido la fe

La su útimo libro, la catedrática de Ética de la UAB considera que la familia está desorientada y necesita recuperar valores imprescindibles

Victoria Camps, catedrática de Ética en la Universidad Autónoma de Barcelona, acaba de publicar su último trabajo, Creer en la Educación. La asignatura pendiente (Península) un ensayo que reivindica que la escuela y la familia necesitan recuperar valores como la autoridad, para hacer posible la educación de niños y jóvenes. Camps propone llevar a cabo “una inmersión en el civismo”.

Madrid. ANDREA LEGORBURU
La idea principal de este ensayo es que el problema de la educación actual es la falta de fe, circunstancia que ha conducido a una indefinición de la educación y ha olvidar su objetivo básico; la formación de personalidad.
Camps afirma que “no podemos prescindir de la autoridad y de la disciplina ya que son valores instrumentales sin los cuales no se puede educar ni enseñar nada, tanto en la escuela como en la familia”. Y responsabiliza a la familia de la educación de los niños, pero también señala la importancia de la escuela, los medios de comunicación y del espacio público en todas sus manifestaciones. La profesora considera que la familia atraviesa un momento de desconcierto, motivado entre otras cosa, por cambios sociológicos como la incorporación de la mujer al mundo laboral y la reducción del tiempo dedicado a los hijos.
A pesar de estas dificultades, que se agravan en una sociedad consumista , Camps asegura que “la educación no se puede convertir en un dejar hacer, en un ya iremos haciendo, por lo que es necesario actuar”. Y quiere aclarar que “no son ciertos algunos mitos como que el niño es bueno por naturaleza y que hay que preservar su espontaneidad. Por el contrario, es necesario que aprendan a gobernar su emociones, a controlarlas”, afirma Camps. “Para obtener así personas respetuosas, responsables, con voluntad de trabajo y capaces de distinguir lo que está bien de lo que no está”, apostilla.

Inmersión en el civismo

Ante esta perspectiva en su libro hace un llamamiento para reaccionar, y aprovechar esta crisis mundial para actuar y abandonar “el escepticismo y el relativismo”.
Para acabar con este déficit educativo, Camps propone llevar a cabo “una inmersión en el civismo”, y cree que para recuperar este civismo deberían tener un papel destacado no sólo las administraciones, sino también, y en especial, los medios de comunicación.
Asimismo considera positivas iniciativas como la de la asignatura de Educación para la Ciudadanía porque habla de conceptos como la tolerancia. Además opina que el civismo no debería ser sólo una asignatura escolar teórica y que tendrían que encontrarse maneras de que los alumnos pusieran en práctica estos conceptos con iniciativas como mezclar niños de diferentes culturas y procedencias socioeconómicas

.
Camps propone actuar y abandonar el escepticismo y relativismo para terminar con este déficit educativo. (Foto: EFE)
 
arriba