Objetivo, reducir el abandono escolar a la mitad en 2012

Un plan impulsado por el Gobierno y las CC.AA. busca la implicación de familias, profesores y agentes sociales

El Gobierno y las CC.AA. han acordado una partida de 121 millones de euros para este programa en 2009. (Foto: Rafael Martínez)
Reducir el abandono escolar a la mitad en 2012 es el objetivo de un Plan aprobado por la Conferencia Sectorial de Educación. Para la puesta en marcha de este proyecto, que incluye 12 medidas, el Ministerio de Educación, Política Social y Deporte destina 121 millones de euros para el próximo año 2009.

Madrid. ROSAURA CALLEJA.
“España necesita que, de aquí a 2012, 570.000 jóvenes más estudien más allá de la educación obligatoria para que tengan un futuro más próspero y para acercarnos a la media de los países europeos”, manifestó Mercedes Cabrera tras una reunión de la Conferencia Sectorial de Educación monográfica sobre abandono escolar, donde se aprobó un Plan que incluye 12 medidas dirigidas a los estudiantes, los profesores, las familias, los empresarios, los sindicatos y las corporaciones locales. “El abandono es un problema de todos, de alumnos, de sus familias, de los agentes sociales y de la sociedad, y todos debemos colaborar para reducirlo”, afirmó la ministra.
El reparto de los 121 millones que aporta el Ministerio en 2009 se acordará en la Conferencia Sectorial. Para el seguimiento de este Plan se ha constituido una Mesa permanente sobre Abandono Escolar Temprano, integrada por representantes del MEPSYD y las comunidades autónomas. Mercedes Cabrera reveló que los directores generales se reunirán próximamente para determinar la composición de la mesa y las fechas de las siguientes convocatorias. “La Mesa tendrá total autonomía para desarrollar las medidas que considere necesarias, porque el abandono educativo temprano es un problema de todas las administraciones y, en definitiva, de toda la sociedad española”, expresó la Cabrera.

Indicador de abandono

Según el indicador europeo de abandono escolar temprano, el 31% de los jóvenes españoles entre 18 y 24 años no sigue estudiando más allá de la educación obligatoria, con grandes diferencias entre comunidades autónomas, frente al 14,8% de la UE-27. En la mayor parte de los casos, los jóvenes que forman parte del indicador de abandono en su momento no consiguieron la titulación obligatoria, por lo que tienen muy difícil volver al sistema educativo. Por ello, muchas de estas medidas se dirigen a evitar que los jóvenes dejen de estudiar sin haber conseguido ningún título y, a su vez, para permitir la vuelta al sistema educativo de jóvenes sin titulación.
La primera actuación que explicó Mercedes Cabrera es aumentar la oferta de Programas de Cualificación Profesional Inicial hasta 80.000 plazas cada curso, para que se formen parte de la oferta ordinaria de los institutos. Estos programas van dirigidos a estudiantes mayores de 16 años que no tienen el título de ESO. Las comunidades aumentarán la oferta de enseñanzas de formación profesional de grado medio, de artes plásticas y diseño y de enseñanza deportivas.

Flexibilización

En el transcurso de la reunión, los miembros de la Conferencia han aprobado el desarrollo del artículo 41 de la LOE, que establece la posibilidad de realizar pruebas de acceso para permitir que un alumno de estos Programas sin título de ESO pueda matricularse en FP de grado medio o que un titulado en FP de grado medio acceda al grado superior. La ministra también apuesta por promover el reconocimiento del aprendizaje no formal, por lo que las administraciones deberán establecer evaluaciones que reconozcan este tipo de aprendizajes en la población adulta.
Con el objetivo de aumentar los titulados en ESO, el Gobierno y las comunidades se comprometen a impulsar los programas de refuerzo como los PROA, además de arbitrar medidas dirigidas a que los estudiantes de 16 a 22 años reciban clases de refuerzo y extraordinarias para obtener el título de ESO en el menor tiempo posible.
Paralelamente, se reforzarán los departamentos de orientación en los centros y se promoverán servicios de seguimiento para los alumnos que abandonaron el sistema educativo sin cualificación.

Formación del profesorado

Durante su intervención ante los medios de comunicación, Mercedes Cabrera anunció el desarrollo de programas de formación del profesorado sobre técnicas de aprovechamiento del potencial de los alumnos, así como técnicas de diagnóstico precoz de dificultades, atención educativa y seguimiento de estudiantes en riesgo de abandono temprano. Además, anticipó la creación de recursos de apoyo para docentes y otros profesionales que intervienen en la atención educativa de estudiantes con bajo rendimiento y con mayor potencial de riesgo de abandono escolar.
Para la titular del MEPSYD, la implicación de las familias en la educación de sus hijos es un factor esencial en la lucha contra el abandono escolar, por lo que se pondrán en marcha medidas que permitan la asistencia de los padres a las reuniones con los profesores y se crearán centros de apoyo familiar o escuelas de padres, que fomenten una mayor implicación y la colaboración de las administraciones con las asociaciones de padres. La Conferencia Sectorial apoya la utilización de las nuevas tecnologías, como Internet o mensajes de móvil, para facilitar la comunicación de los centros y las familias.

Segunda oportunidad

Mercedes Cabrera ha propuesto aprovechar los centros de educación de adultos para promover alternativas destinadas específicamente a jóvenes que abandonaron sin ninguna cualificación y que quieren acceder a la titulaciones de ESO o post-obligatorias. “Es lo que se conoce en otros países europeos como “escuelas de segunda oportunidad”, precisó. También se establecerán los mecanismos para ofrecer a los alumnos que no concluyeron la ESO, la posibilidad de recibir un informe del grado de adquisición de las competencias básicas.
Con la puesta en marcha de este proyecto, los agentes sociales intervendrán para fomentar una cultura educativo-laboral, que prime la posesión del título de ESO o una cualificación profesional inicial en el acceso de los jóvenes al empleo.

Reacciones

Ante el anuncio de este Plan el Partido Popular exige solucionar el fracaso escolar antes que alargar la escolarización de los alumnos. Su portavoz de Educación en el Congreso de los Diputados, Juan Antonio Gómez Trinidad, precisó que la tasa española (31%) es de las más altas de Europa y que “los chicos salen a la sociedad sin cualificación y sin título y que el sistema educativo es la antesala del fracaso laboral y de la marginación social”. Además, señaló que el 25% de los jóvenes en edad de trabajar está en el paro, diez puntos por encima de la media europea.
Pedro Rascón, presidente de la Confederación Española de Padres y Madres y Alumnos (CEAPA), califica de “interesante” y “prometedor” el Plan contra el abandono escolar, mientras que la Confederación Católica Nacional Católica de Padres de Familia y Padres de Alumnos (CONCAPA) ha expresado su colaboración para la puesta en marcha de las medidas destinadas a mejorar la formación de los padres y las propuestas que faciliten la conciliación de la vida familiar y laboral.

Participación

Por su parte, el secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO, José Campos, ha manifestado que este problema “incumbe a todos” por lo que considera que el MEPSYD se coordine también con los agentes sociales e insiste la incorporación del sindicato en la Mesa Permanente sobre abandono escolar temprano.
Asimismo, FETE-UGT ha valorado especialmente iniciativas relacionadas con la Formación Profesional, como el aumento de la oferta de enseñanza de grado medio, las pruebas de acceso al título de ESO para los alumnos de los Programas de Cualificación Profesional Inicial o desde la FP de grado medio a la de grado superior. De igual modo, el sindicato ANPE valora positivamente el Plan, pero exige al Ministerio la convocatoria urgente de la Mesa Sectorial de Educación, para que los representantes del profesorado participen en la elaboración de estas propuestas.
Para Isabel Bazo, presidenta de la Confederación Española de Centros de Enseñanza y vocal de la Junta Directiva de la CEOE, la promoción de permisos de las empresas para que los padres asistan a las reuniones escolares, que contempla el Plan, “es una iniciativa utópica”, porque el Ministerio de Educación “no puede plantear una normativa así en los convenios laborales de las empresas".

arriba