La mitad del profesorado demanda formación para atender al inmigrante

Un informe señala que el 60% de los españoles aprecia la multiculturalidad

El 47% de los profesores reconoce que no está bien preparado para atender la realidad multicultural de los centros, tras multiplicarse por diez desde 1997 el número de alumnos extranjeros. Esta es una de la conclusiones de un estudio sobre la inmigración y el sistema educativo español realizado por la Fundación Pfizer.
El idioma constituye el mayor obstáculo para la integración de los alumnos extranjeros. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid. R.C.
Conocer la realidad multicultural en las aulas es el objetivo de este informe que recoge 1.200 entrevistas a profesores, inmigrantes y población española de las que se desprende que los inmigrantes valoran mejor el sistema educativo (ocho puntos de cada diez) que profesores (6,3 puntos) y españoles (6 puntos).
“El estudio demuestra que tanto los profesores como la población en general coinciden en que las barreras para el desarrollo normal de la enseñanza son los problemas de conducta, el desinterés de los alumnos, el fracaso escolar y la falta de implicación de las familias”, señala Marta Reyes de la fundación Pfizer. Más del 30% de los padres de inmigrantes no participa en las tareas escolares y el 20% no habla con el profesor de su hijo.
Mientras que las ayudas a la escolarización y el sistema de elección de centros reciben peor puntuación, la formación del profesorado, las instalaciones escolares y el número de centros en la relación a la población aprueban con nota.

Integración

Asimismo, seis de cada diez españoles valoran positivamente la multiculturalidad en las aulas, más del 77% de los profesores y el 88% de los padres coinciden en que los niños inmigrantes se han adaptado “muy bien” al sistema educativo. De igual modo, los padres consideran que el profesorado está bien o muy bien preparado para enseñar a sus hijos y el 85% señala que el colegio fomenta la igualdad entre los escolares de diferentes nacionalidades y culturas.
Este informe constata que la mayor dificultad que tienen los alumnos inmigrantes para integrarse es el idioma, seguido de las diferencias culturales o del distinto nivel de estudios, por lo que 8 de cada 10 demandan clases adicionales de castellano. Así como, los docentes manifiestan que los niños españoles se han adaptado bien o muy bien a la presencia de compañeros extranjeros.
Por lo que se refiere al acceso libre y gratuito a la educación, el 98% apoya este derecho, aunque el respaldo disminuye al 79%, si se les pregunta por la edad límite para finalizar los estudios obligatorios, que se sitúa en los 16  años.
La mayoría de los padres matricula a sus hijos en centros públicos, sobre todo los inmigrantes (83%) frente al 78% de los profesores o el 58% de los españoles. No obstante, el 82,7% de los docentes expresa más confianza en la enseñanza pública, mientras que la población en general se decanta lago más por los centros privados. En cuanto a la calidad de la enseñanza, la universidad y la Educación Infantil obtienen mayor valoración que la ESO.


arriba