Designada la Comisión de expertos que
elaborará la nueva Ley de Ciencia

La escasa presencia de mujeres en la misma ha originado fuertes protestas entre la comunidad investigadora femenina

Madrid. La ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia ha designado a las 25 personas que conformarán la Comisión de expertos que elaborará el borrador de la nueva Ley de Ciencia. Este grupo de trabajo se encargará del estudio y diagnóstico de la situación de la actividad investigadora en España, con el fin de establecer el marco normativo más adecuado para el fomento de la investigación científica y el desarrollo tecnológico, y estará integrado por 21 hombres y sólo 4 mujeres.
Esta escasa presencia femenina en la Comisión ha originado numerosas críticas entre las personalidades que han participado en el reciente Congreso “Mundos de Mujeres” (Woman’s World 08), como la reconocida científica Margarita Salas (que además ha sido la directora de la tesis doctoral de la ministra), quien ha asegurado “no entender” esta decisión “sexista”. Por su parte, la vocal de la junta directiva de la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas (AMIT), Pilar López, ha expresado su “malestar” y ha dicho que “parece mentira que pasen estas cosas con una Ley del Igualdad sobre la mesa”. Y el director general de Universidades, Felipe Petriz, ha manifestado su “sorpresa”, y ha prometido que trasladará a la ministra “esta preocupación generalizada”.

Contactos con expertos. En cualquier caso, esta Comisión estará presidida por el secretario general de Política Científica y Tecnológica, y podrá mantener reuniones con autoridades, expertos nacionales e internacionales e interlocutores sociales que estime convenientes. La Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) será la encargada de su financiación y de la provisión de los medios materiales y humanos que requiera.
En su primera comparecencia ante la Comisión de Ciencia e Innovación del Congreso, la ministra Cristina Garmendia anunció la creación de este grupo de trabajo para abordar la nueva Ley de Ciencia, que sustituirá a la que está vigente desde 1986, y se comprometió a remitir el proyecto al Parlamento en el primer semestre de 2009. Porque, según se afirma en la orden ministerial por la que se establece esta Comisión, “España ha experimentado un avance en materia de investigación científica y desarrollo tecnológico sin precedentes en nuestra historia. Y, con el objetivo de continuar e incrementar este ritmo de mejora, resulta necesario dictar una nueva disposición que se adapte a la situación actual”.

Se inicia la construcción del nuevo Instituto de Medicina Biomolecular Príncipe de Asturias

Madrid. La ministra de Ciencia, Innovación y Tecnología, Cristina Garmendia, también ha presidido el acto protocolario de colocación de la primera piedra del nuevo Instituto de Medicina Biomolecular Príncipe de Asturias, un proyecto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), de la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) y de la Comunidad de Madrid (CAM). Ocupará una superficie de 53.000 metros cuadrados en el campus externo de la UAH y, cuando estén concluidas las obras en el año 2010, trabajarán en él casi 600 investigadores centrados en estudios sobre enfermedades.
Según ha afirmado la ministra, este centro “está llamado a ser un referente europeo en el ámbito de la investigación sobre enfermedades inmunológicas, inflamatorias, tumorales y todas aquellas dolencias relacionadas con el envejecimiento”. Por su parte, el presidenta del CSIC, Rafael Rodrigo, ha destacado la “apuesta estratégica” de este organismo por el campus de Alcalá, al que trasladará “institutos ya existentes, como el Ramón y Cajal, y financiará la construcción de nuevos centros, como este Instituto de Medicina Biomolecular”.
Este nuevo centro tiene como objetivo la creación y coordinación de un programa investigador en torno a la “medicina reparativa molecular, predictiva e individual”. Y abordará estrategias de investigación, tanto para buscar tratamientos como para desarrollar formas de diagnosis más rápidas y efectivas. Los promotores del proyecto pretenden asimismo establecer puentes de colaboración con el Hospital Universitario Príncipes de Asturias, también en Alcalá de Henares, para que las investigaciones biomédicas realizadas en el nuevo Instituto tengan una repercusión directa en los pacientes del centro hospitalario. Esta vía de cooperación entre el CSIC, la universidad y el personal hospitalario, inédita en España, propiciará la creación de equipos de investigación multidisciplinares.

Un “chip” de tipificación inmediata de plaquetas permitirá agilizar las transfusiones de sangre

Madrid. Un grupo de científicos españoles está desarrollando un novedoso chip que tipificará plaquetas sanguíneas de donantes y receptores “de forma rápida, sencilla y generalizada” a partir de muestras de ADN, evitando así las incompatibilidades en transfusiones a colectivos como embarazadas y enfermos con leucemia o linfomas. Según ha explicado a la Agencia “EFE” el profesor Antonio Martínez, uno de los responsables del proyecto, el próximo año estará concluido el diseño de este chip, que “permitirá crear una base de datos de donantes de plaquetas compatibles con las necesidades transfusionales, generalizar bases de datos de donantes habituales de sangre y, por extensión, realizar transfusiones urgentes de plaquetas con altos grados de compatibilidad con el receptor”.
Actualmente, las pruebas para el análisis de plaquetas se realizan puntualmente y de forma “manual” o “muy artesanal”, mientras que esta nueva técnica consiste en un sistema “sencillo, rápido y validado con unas garantías de funcionamiento”. El citado chip formará parte de un kit con las herramientas necesarias para el análisis plaquetario, que incluirá un cristal de unas dimensiones de 2 por 5 centímetros, que contendrá de forma ordenada miles de fragmentos de ADN necesarios para determinar las distintas variantes de plaquetas. Y la técnica del análisis consistirá en aplicar sobre el chip ADN de muestras de saliva o sangre del donante o del receptor. A continuación, un detector láser determinará la unión selectiva del ADN de la muestra con el ADN del chip, desvelando así el perfil de la muestra.
Según ha explicado Antonio Martínez, las variantes plaquetarias descritas hasta la fecha son 24, aunque las que provocan incompatibilidad más severa sólo son seis de ellas (1, 2, 4, 5 y 15). Una de las patologías que se evitarían sería la “Trombocitopenia Fetal/Neonatal Aloinmune”, un cuadro que se da entre recién nacidos equivalente al causado cuando una madre con grupo sanguíneo RH negativo tiene que ser tratada si el feto tiene RH positivo, para evitar el desarrollo de anticuerpos contra la sangre del feto en el siguiente embarazo. Aunque este problema sólo se da una vez entre mil casos, en un 20% de éstos la consecuencia es una hemorragia intracraneal del hijo con posibles secuelas neurológicas, y en un 10% causa la muerte.

 
arriba