El Festival de Teatro Clásico de Mérida rinde homenaje a Margarita Xirgu

Edward Steinchen. El Museo Reina Sofía presenta por primera vez en España una exposición retrospectiva de esta figura clave de la historia de la fotografía. Más trescientas imágenes originales, material documental como revistas, publicaciones y catálogos de la época, una maqueta arquitectónica, una reconstrucción parcial de una de sus exposiciones más importantes y una visita virtual de la exposición The Family of Man conforman esta propuesta expositiva que se presenta en una instalación que recrea los distintos ambientes que circundaron los diferentes periodos y épocas del fotógrafo. Además, el Museo del Traje, también en Madrid, completa esta visión sobre su obra exhibiendo las fotografías que realizó para las portadas de Vogue y Vanity Fair así como los retratos que hizo a los personajes más famosos del momento: Fred Astaire, Gary Cooper o Greta Garbo, entre otros. Hasta el 22 de septiembre.

 
   

Joan Miró. El Museo Thyssen-Bornesmiza (Madrid) presenta una relectura del complejo y fascinante universo mironiano con un hilo conductor inédito en una exposición sobre su obra pero que es recurrente en su producción: la tierra. Cerca de 70 obras, entre pinturas, esculturas, dibujos, collages y cerámicas, procedentes de numerosos museos y colecciones de todo el mundo, dan imagen a su fuerte conexión personal y artística con su Cataluña natal, su gente y sus tradiciones; a su fascinación por el mundo rural y el culto a los orígenes; a su concepción de la sensualidad y fertilidad, el infierno y la metamorfosis, la vida y la muerte, la materia y la negación de la forma. Hasta el 14 de septiembre.  

 
   

Alberto Corazón. El IVAM dedica en Valencia una exposición retrospectiva a Alberto Corazón, uno de los pioneros del arte conceptual español. La muestra recorre su producción desde finales de los años sesenta hasta la actualidad, otorgando una atención especial a las obras de su periodo conceptual recientemente incorporadas a la colección de este museo. Un conjunto de 69 obras, entre pinturas, esculturas y documentos recogen, en la que es la más importante exposición sobre este autor, la fructífera simbiosis de arte  y diseño que ha producido a lo largo de su trayectoria creativa. Hasta el 14 de septiembre. 

 
   

Obra gráfica donada. La Biblioteca Nacional exhibe en Madrid las donaciones de obra gráfica que los autores y las instituciones han cedido generosamente para su conservación, catalogación y difusión en esta institución, y que vienen a completar su patrimonio bibliográfico y cultural, ya que no se recibe por Depósito Legal, la principal vía de entrada de fondos. Un total de 632 obras, entre dibujos y grabados, pertenecientes al periodo 1998-2002, de gran variedad de estilo y artistas, realizadas en los soportes clásicos (aguafuerte, litografía, serigrafía, xilografía) y en las técnicas más actuales, con la utilización de la informática y todas sus posibilidades digitales. Hasta el 17 de agosto.

 
   

Antonio Machado. El antiguo Banco de España de Soria acoge en sus salas dos exposiciones que, organizadas por la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales (SECC), alumbran desde nuevos ámbitos la figura de Antonio Machado y su círculo familiar: Los otros hermanos Machado recoge valiosos documentos, dibujos y cuadros de José Machado, así como una muestra de los trabajos periodísticos de Joaquín y de los poemas de Francisco, todos ellos cedidos por sus hijas y nunca antes expuestos en España. Por su parte, Ayúdanos a recordar la Soria de Machado recupera más de cien fotografías, ampliadas y originales, cedidas por los ciudadanos y el archivo histórico provincial de Soria, todas ellas tomadas entre el último cuarto del siglo XIX y la primera mitad del XX. Hasta el 31 de julio.

 
   

Cataluña y Napoleón. El Museu Nacional d’Art de Catalunya exhibe en Barcelona, con motivo de la conmemoración del bicentenario del inicio de la Guerra de la Independencia (1808-1914), la muestra Monedas en lucha. Cataluña en la Europa Napoleónica, una exploración del papel protagonista de la moneda, la medalla y las condecoraciones a lo largo de la guerra, uno de los períodos más convulsos de nuestra historia contemporánea, a través de los fondos que de estos objetos tiene el Gabinet Numismàtic de Catalunya. Además, la muestra cuenta con una esmerada de objetos y documentos de naturaleza diversa, relacionados directamente con la contienda y destinados a contextualizar y evocar el período histórico napoleónico, procedentes de diversas instituciones. Hasta mayo de 2009. 

 
   

Eugene Smith. El teatro Fernán-Gómez Centro de Arte de Madrid se suma a la fiesta de imágenes de PHOTOESPAÑA 2008 con la exposición “W. Eugene Smith. Más real que la realidad”, un mirada a la fotografía humanista realizada por uno de los más grandes creadores del siglo XX. Más de 200 obras, seleccionadas de entre las series que realizó para la revista LIFE en los años 40 y 50: Country Doctor (Doctor rural), Nurse Midwife (Comadrona), A man of mercy (Un hombre de Mercy) y Spanish Village (Pueblo español), así como los extensos proyectos individuales Pittsburg y Minamata. Hasta el 27 de julio.

Caribe precolombino. El Museo Barbier-Mueller (Barcelona) trae a sus salas la mitología y las costumbres del pueblo caribeño “taíno”, siguiendo el recorrido que en su pequeño y valiosísimo libro “Relación acerca de las antigüedades de los indios” dibujó el religioso catalán Ramón Pané, ermitaño del monasterio de Sant Jeroni de la Murtra, en Badalona, entre 1494 y 1498, y por encargo de Colón. Cincuenta y seis piezas de piedra, madera y cerámica, procedentes sobre todo del British Museum y del Museo de América de Madrid, documentan las creencias, leyendas, rituales mágicos o religiosos y las costumbres de los indígenas caribeños que encontraron los españoles a su llegada al Nuevo Mundo. Hasta  el 20 de agosto.

Goya e Italia. El Museo de Zaragoza profundiza en la trayectoria de Francisco de Goya mostrando cómo determinó su evolución artística su estancia en Roma a lo largo de 1770. Con un total de 359 obras, de 120 artistas diferentes, procedentes de cien museos del mundo, la muestra “Goya e Italia” reúne piezas representativas de su obra pictórica como “La familia del Infante Don Luis de Borbón”, considerado el primer gran retrato colectivo del autor, así como de sus dibujos y grabados, realizadas desde los años de su juventud, en 1770, hasta finales del siglo XVIII, e ilustra acerca de los autores y obras en los que el joven aragonés se inspiró, como Antón Raphael Mengs, Piranesi, Francisco Bayeu, Jean-Honoré Fragonard o Gaspare Traversi. Hasta el 15 de septiembre.

Maier-Aichen. El Museo Thyssen-Bornemisza exhibe, dentro del festival PHOTOESPAÑA 2008, un total de 16 imágenes de gran formato del joven fotógrafo alemán Florian Maier-Aichen, vistas de paisajes naturales y urbanos, en las que el artista utiliza una paleta poco convencional y unos puntos de vista a menudo extremos para conseguir una sensación de irrealidad. Captadas con cámaras analógicas de gran formato, con paisajes de montaña y de la costa californiana de temas recurrentes, las imágenes recogidas son una vuelta de  tuerca sugerente a la pintura y la fotografía monumental y panorámica del siglo XIX. Hasta el 27 de julio.

Abstracto en China. CaixaForum Barcelona ofrece una visión global del arte abstracto chino contemporáneo, prácticamente inédito fuera de sus fronteras, en la muestra “La escuela Yi. Treinta años de arte abstracto”. Ochenta obras en distintos soportes –pintura, escultura e instalación- creadas por más de 40 artistas de diferentes épocas, durante las tres últimas décadas, dejan constancia de cómo han respondido los artistas chinos al cambio social y cultural, dando paso a una especie de “arte abstracto” o “modernidad” de raíz alternativa y china, que combina la filosofía y la estética tradicionales de este país, el budismo zen, la modernidad occidental y el arte conceptual contemporáneo. Hasta el 21 de septiembre.

Encuadernaciones artísticas. La Fundación Lázaro Galdiano (Madrid) da a conocer la colección de encuadernaciones que el editor de obras de bibliofilia, bibliófilo y coleccionista de encuadernaciones Romero de Lecea configuró y que, a su muerte, ha pasado a formar parte de la Biblioteca de la Fundación, completando el periodo más reciente de este arte. Treinta obras, algunas firmadas por artistas de reconocido prestigio, tanto españoles como extranjeros, realizadas entre 1948 y 1978, que reproducen estilos históricos o los copian fielmente mientras que, en otros casos, siguen corrientes de vanguardia. Hasta el 31 de agosto.                     

Desastres de la guerra. La Calcografía Nacional (Madrid) recuerda, en el bicentenario de la Guerra de la Independencia, el discurso pacifista y de anticipación a la fotografía que contienen Los Desastres de la Guerra de Goya, a través de una muestra que reúne junto a Los Desastres, en su primera edición realizada por la Academia en 1863 y las planchas originales, un resumen audiovisual sobre la historia de la fotografía de guerra, una selección de imágenes del archivo fotográfico sobre la guerra civil española conservado en la Biblioteca Nacional y otros documentos de referencia, como ejemplares de las Ruinas de Zaragoza realizadas por Fernando Bambrila y Juan Gálvez, quienes acudieron junto a Goya a la invitación del general Palafox para contemplar las consecuencias del primer sitio por las tropas francesas a la ciudad de Zaragoza.

Juan Muñoz. El Museo Guggenheim Bilbao acoge la retrospectiva más importante dedicada en nuestro país a Juan Muñoz, considerado uno de los artistas contemporáneos más relevantes en el campo de la escultura y la instalación. Con una selección de cerca de 80 obras –esculturas, instalaciones, dibujos, obras radiofónicas y escritos- la exposición revela algunos aspectos poco estudiados del extenso e innovador registro de este creador madrileño, Premio Nacional Artes Plásticas del 2000: desde sus primeras obras arquitectónicas –escaleras, balcones y pasamanos- situadas en ubicaciones imposibles, pasando por sus suelos ópticos en los que se desdibujan los límites del espacio y el tiempo, hasta sus instalaciones, dramáticas y teatrales, formadas por grupos de figuras humanas que evocan la soledad del individuo ante la sociedad. Hasta el 5 de octubre.  

Everstill. La Huerta de San Vicente, Casa-Museo Federico García Lorca en Granada, muestra la segunda fase del proyecto Everstill, organizado por la SECC y la Fundación García Lorca, en el que una serie de artistas se han inspirado en la casa, la ciudad y la atmósfera familiar y cultural de García Lorca para realizar una obra-homenaje a este creador granadino. Para esta segunda fase Cerith Wyn Evans continúa con la serie de postales que inició en la primera fase y proyectará un vídeo en el interior de la casa; John Armleder proyectará un video basado en los manuscritos del poeta y el escritor Frederic Tuten y el poeta James Fenton, harán una lectura. La pieza de Jorge Macchi consiste en un libro relacionado con el piano de Lorca y un cartel, mientras que Trisha Donnelly presenta su obra en el teatro del Alambra Palace. Democracia ha trabajado sobre una edición del periódico Ideal de granada de 1937; Arto Lindsay, sobre una pieza sonora y una escultura ; el cineasta Pere Portabella está realizando una película e instalación en la fachada de la casa y Paul Chan aporta unos dibujos inéditos creados para la ocasión. Hasta el 20 de julio.

Hannah Collins. CaixaForum Barcelona reúne por primera vez tres films en pantalla múltiple de Hannah Collins , artista pionera en el género de la fotografía, que trabaja a escala monumental e íntima al mismo tiempo. Historia de un curso, un proyecto que explora la pervivencia en la actualidad de elementos de la era soviética, así como los cambios acelerados y radicales que ha experimentado la población rural del centro de Rusia; Paralelo, una obra que se adentra en términos plásticos en la realidad inherente al fenómeno de la inmigración y la marginación; y La Mina, una visión de la cultura gitana y, concretamente, de los gitanos que viven en el barrio de la Mina (Barcelona), son los tres films que, junto a las grandes imágenes realizadas sobre los temas, presentan el singular estar en la creación de esta magnífica autora. Hasta el 24 de agosto.           

Seicento napoletano.  La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando acoge en Madrid la muestra “El Seicento napoletano. Del Naturalismo al Barroco”, una mirada a la edad de oro artística en Nápoles. Sus cincuenta lienzos, seleccionados como los mejores lienzos de la pintura napolitana realizada en el siglo XVII, proceden del Museo Capodimonte y de colecciones privadas de la región y son, a la vez, una perfecta síntesis de las principales corrientes de la gran pintura italiana de la época. Retratos, vanitas, bodegones, paisajes, mitología y tradición conforman este trayecto entre el realismo y el naturalismo hacia el Barroco en que no sólo se dan cita los creadores napolitanos más relevantes, que forman parte ya de la iconografía de la pintura universal como el español afincado en el virreinato, José Ribera, o los italianos Luca Giordano, Gentileschi o Caracciolo, sino otros menos conocidos para el público en general, pero que constituyeron una verdadera legión de maestros de este período, cubriendo con sus encargos buena parte de los gustos de la Corte española, del Virreinato de Nápoles y otras cortes europeas. Hasta el 13 de julio.

Guerra de la Independencia. La Fundación Lázaro Galdiano rememora en Madrid las realidades íntimas y directas de las experiencias de la Guerra de la Independencia, a través de las impresiones de personas que tuvieron activa presencia en ella. Con relatos y testimonios que se muestran junto a más de medio centenar de piezas entre manuscritos, medallas, pinturas, estampas, armas, abanicos, joyas, libros, cartas...la exposición se estructura en torno a dos manuscritos inéditos conservados por la Fundación Lázaro Galdiano y que salen ahora a la luz por primera vez: el diario del ingeniero militar José María Román, donde describe su peripecia como defensor de Zaragoza en 1808 y su vida como prisionero de los franceses en España y Francia hasta 1814; y el texto de recuerdos de Ceferino Araujo, una fuente espléndida de datos sobre esa época de tránsito del siglo XVIII al XIX y el devenir de los acontecimientos que se sucedieron en los albores de la España contemporánea. Hasta el 14 de julio.

Vanguardias y arte. La Fundación Suñol (Barcelona) presenta en “1970-2001” la segunda parte de su colección, en la que se recogen obras del arte conceptual, minimal y de arte povera, movimientos vanguardistas que cerraron un ciclo que se caracterizó por una carga de fuerte radicalidad en sus planteamientos, contrastando drásticamente con actitudes posteriores. Centrada principalmente en los años 80 y 90, con más de 100 obras, muchas de ellas nunca expuestas, esta exposición, es una síntesis de una época creativa que se caracterizó por la irrupción en la escena del arte, de unos movimientos llamados transvanguardia italiana, neoexpresionismo alemán, bad painting y la nueva escultura británica. Hasta final del 2008.

Goya y sus contemporáneos. La Fundación Lázaro Galdiano (Madrid) abre al visitante la sala de recibir y el pequeño gabinete anejo, que hasta hace poco tenía los balcones cegados, con el rico conjunto de obras de Goya que posee la institución, en lo que es un acto de conmemoración del gesto que José Lázaro Galdiano tuvo el 18 de abril de 1928, al dedicar una muestra en la Casa de ABC y Blanco y Negro al pintor Francisco de Goya, con motivo del primer centenario de su muerte, y exponer el rico conjunto de obras de su colección de pintura y parte de los tesoros de su rica biblioteca, incluyendo óleos, primeras ediciones de las series grabadas, pruebas de estado únicas, dibujos y cartas autógrafas del maestro junto a obras de sus precursores y sus contemporáneos. El aquelarre, Las brujas, La Magdalena, Retrato de José de la Canal, El matrimonio desigual, Escena de disciplinantes, El entierro de Cristo y La era están entre las piezas firmadas por Goya de un recorrido que también refleja la época con lienzos de Paret y Alcázar y Agustín Esteve, Maella o Espinal, o la propia mesa del político Godoy.

Alphonse Mucha. CaixaForum expone, en su sala madrileña, la primera gran muestra española sobre este creador y divulgador del estilo Art Nouveau, pionero en la aplicación del arte a la publicidad y uno de los padres del diseño gráfico moderno. Sus carteles y pinturas causaron admiración en París y contaron con imitadores en todo el mundo, que intentaban reproducir sus elaboradas composiciones, de elementos teatrales y alegóricos, inmersas en una ambientación misteriosa cercana a la poética simbolista. Todas las facetas del artista son recogidas en este conjunto de 200 obras distribuidas a partir de cuatro grandes temas fundamentales -teatro, belleza, misterio y modernidad- y que también refleja otros  aspectos particulares que permiten comprender mejor el alcance de su obra: la metrópolis como escenario; la fotografía como medio y como arte; la epopeya eslava, una visión, y la difusión del «estilo Mucha», para el que se toma como ejemplo el modernismo en Madrid y Barcelona.
Hasta el 31 de agosto.

Blanca y radiante. El Museo del Patrimonio Municipal de Málaga rememora en una muestra los usos y costumbres que, hasta muy adentrado el Siglo XX, la mujer española cultivó para llegar a cumplir el casi único destino posible, el ser casada: objetos de seducción, como el abanico –del cual se describe sus más afamados mensajes al cortejante-, el carnet de baile o el pañuelo; escenas de cortejo recogidas en lienzos; figurines de moda y revistas dedicadas al mundo de la boda; una completa indumentaria de la novia burguesa; el ajuar tipo que siempre aportaba una mujer; imágenes de bodas del siglo XIX; retratos de casadas que supieron alternar en sociedad….recuerdan cuánto de escenografía tienen algunos actos humanos. Hasta el 24 de agosto.

Los Escitas. El Museo Arqueológico Provincial de Alicante acoge en sus salas temporales la exposición Los Escitas. Tesoros de Tuva , producida por el Instituto de Historia de la Cultura Material de San Petersburgo, institución de carácter cultural y científico que dispone de colecciones arqueológicas procedentes de las excavaciones que ha venido realizando en las regiones de Tuva y Jakasia. Con más de 600 piezas, gran parte de ellas realizadas en oro, datadas las más antiguas en el año 4000 a. de C., la muestra resume el conocimiento que actualmente se posee sobre los escitas, un pueblo nómada indoeuropeo que habitó las estepas entre Europa oriental y el Asia Central, y que alcanzó su apogeo entre los siglos VII y III a. de C. Hasta el 14 de septiembre.

Cine y fotografía. El Centre de Cultura Contemporània de Barcelona muestra en “Mágnum. Diez secuencias” el influjo que el cine ejerce sobre los grandes maestros de la fotografía. Diez autores, entre los que se encuentran Abbas, Gilles Peres, Mark Power, Donovan Wylie y Antoine d’Agata, miembros de distintas edades y sensibilidades de la mítica agencia Mágnum, han realizado trabajos originales que reflejan cómo el cine puede infiltrarse en su labor de captación de la realidad. Sus piezas, fotografías o instalaciones audiovisuales, revelan cómo un realizador cinematográfico, una película o un plano han dejado una huella en su imaginario y en su obra. Hasta el 7 de septiembre.

Goya en tiempos de guerra. El Museo del Prado, coincidiendo con el 200 aniversario del levantamiento popular y el inicio de la guerra de la Independencia, expone la mayor exposición organizada sobre Goya, con cerca de doscientas obras del pintor. Centrada en torno a los dos grandes lienzos del 2 y 3 de mayo de 1808 en Madrid, estudia y presenta la figura del artista en un contexto más amplio al integrar, sin contar obra gráfica, más de 65 pinturas procedentes de otras instituciones y colecciones privadas, como Majas al balcón y retrato de la Marquesa de Montehermoso, ambas de colecciones particulares; Fraile Pedro aporreando a Maragato con la culata de la pistola, del Art Institute de Chicago; el Prendimiento de Cristo, de la Catedral de Toledo o el conjunto de 9 pinturas procedentes de la real Academia de Bellas Artes de San Fernando, que por primera vez se muestra en el contexto de la evolución del pintor. Hasta el 13 de julio.

Porte-bouquets. El Museu Marès (Barcelona) exhibe en “Porte-bouquets. Joyas insólitas de la colección Kenber” las extraordinarias piezas, a medio camino entre el complemento y la joya, que las mujeres de la burguesía y la realeza usaban como parte de su indumentaria en el siglo XIX. Ciento treinta y una pequeñas filigranas en oro, plata, carey, nácar, perlas, con incrustaciones de piedras preciosas, auténticas obras de arte, que servían para sujetar y mantener frescas las flores con las que las damas europeas enriquecían su indumentaria. Procedentes de la colección Kenber, evocan una moda y unas formas de vida alejadas de la actualidad y que dado su número y variedad, permiten estudiar y contextualizar este complemento femenino. Hasta el 5 de octubre.

Tesoros sumergidos de Egipto. El antiguo Matadero de Legazpi muestra más de 1.500 años de historia de Egipto a través de las obras que el arqueólogo Franck Goddio ha logrado extraer del mar. Con más de quinientas piezas, la exposición abarca los periodos de las últimas dinastías faraónicas, de las épocas Ptolemaica a inicios de la islámica, del 700 a.C. hasta el 800 d.C., y es el fruto de las exploraciones realizadas en los yacimientos de Alejandría, Heraclion y Canopo. Una cabeza del dios Serapis, joyería, monedas de oro, esfinges, cerámicas, un calendario egipcio inscrito, estatuas de hasta seis metros de altura...son parte de esta superproducción expositiva que ya ha recorrido Berlín, Bonn y París con enorme éxito. Hasta el 15 de septiembre.

Cosas del Surrealismo. El Museo Guggenheim Bilbao exhibe una muestra coproducida con el Victoria and Albert Museum de Londres donde se examina por primera vez el impacto de este movimiento artístico vanguardista en la arquitectura, el diseño, y las artes decorativas: desde los objetos diseñados por Elsa Schiaparelli, hasta las obras de Meret Oppenheim o el vestuario creado por Giorgio de Chirico para Le Bal; desde las cerámicas y pinturas de Joan Miró o Jean Arp, hasta las esculturas de Alberto Giacometti; sin olvidar las joyas de Alexander Calder o los muebles de Carlo Mollino. Doscientas cincuenta piezas, provenientes de colecciones públicas y privadas de todo el mundo, muchas de ellas nunca antes expuestas en nuestro país, repartidas en cinco secciones temáticas: “El ballet”, “El Surrealismo y el objeto”, “La naturaleza se vuelve extraña”, “La exposición del cuerpo” y “El interior ilusorio”. Hasta el 7 de septiembre.  

arriba