Los escolares participan de forma activa en las actividades programadas para su nivel o ciclo. (Fotos: Rafael Martínez)
Alumnos de Infantil y Primaria descubren la energía solar

La experiencia del centro María Montessori ha
obtenido un beca de 3.000 euros en el concurso de El Corte Inglés Investiga a través del Entorno y Exponlo

La energía solar y su uso doméstico es el tema de un proyecto del centro María Montessori, galardonado con una beca de 3.000 euros en el concurso de investigación didáctica, que patrocina El Corte Inglés. Esta investigación, permite a los alumnos trasladar sus conclu-siones sobre la energía en la vida cotidiana.

Madrid. ROSAURA CALLEJA
Introducir a los escolares en una nueva cultura energética, basada en el ahorro y la eficiencia, que permita la sostenibilidad y haga frente al cambio climático era el objetivo de los profesores del colegio María Montessori, para la puesta en marcha del proyecto “Sol, Solito, caliéntame un poquito... descubriendo la energía solar”, que presentaron al XXI Concurso Investiga a través del Entorno y Exponlo. A esta edición se han presentado 4.157 estudiantes y 373 profesores de 27 centros de Educación Infantil, Primaria, Secundaria y Educación Especial. Los cinco centros ganadores han recibido 27.200 euros en becas, que proporciona El Corte Inglés.
El colegio público María Montessori, ubicado en la localidad madrileña de Móstoles, es un centro de integración preferente para alumnos con deficiencias motóricas. En 3 unidades de Educación Infantil y 8 unidades de Primaria, este curso están escolarizados 160 alumnos, de los que 29 presentan necesidades educativas especiales de carácter motórico simple o asociado a otras deficiencias.
Cada curso escolar, el centro lleva a cabo varios proyectos y, a través de ellos, se articula la coordinación pedagógica y la sistematización de los objetivos y contenidos básicos del Proyecto Educativo de Centro, como una semana cultural, el huerto y un periódico escolar.

Educación Ambiental

Eco-auditoría del agua, realizado en colaboración con el Canal de Isabel II, huerto escolar, jardín de plantas aromáticas y reciclado de papel y plásticos son algunos de los programas de Educación Ambiental que han desarrollado en el centro, integrando diversas actividades e iniciativas.
En este curso 2007-08 el equipo docente se planteó abordar el campo de la energía, haciendo hincapié en aspectos como la incidencia del hombre en el clima y la utilización de las energías alternativas. Los alumnos han estudiado la energía solar y sus aplicaciones, investigando cómo el sol, fuente de luz y de calor, interviene en numerosos procesos cotidianos y descubriendo de una forma práctica y experimental la proyección que pude tener como productor de energía solar térmica y fotovoltaica.
“Comenzamos con una actividad motivadora común, en la que los alumnos descubrían cómo se transforma, por medio de una placa fotovoltaica, la energía solar en energía eléctrica y ésta en movimiento, observando el funcionamiento de diversos juguetes solares”, afirma Alicia de Hevia, directora del centro. Posteriormente, cada ciclo desarrollaba un aparato solar, centrado en la utilización del sol como fuente de energía, para concluir con actividades como la construcción de reloj de sol y una exposición.

Diseño de actividades

Mientras los niños de Infantil observaban la evaporación para la obtención de sal y agua potable, los del primer ciclo experimentaban el aprovechamiento del sol en el invernadero y el secador de plantas. Paralelamente, los alumnos de segundo ciclo se dedicaron a construir un colector solar y los de tercer ciclo un horno solar.
“Queremos que nuestros alumnos tomen conciencia de los problemas del entorno, que adquieran los conocimientos necesarios para intervenir y que lo traduzcan en comportamientos e implicarse para resolver los problemas”, señala esta directora.
En la puesta en marcha del proyecto han colaborado los profesores, las cuidadoras, las fisioterapeutas y la enfermera de este colegio público. Si bien todos los alumnos han participado en la búsqueda de información y han recopilado los datos, para los escolares con necesidades educativas se han realizado adaptaciones conceptuales y materiales.
Por lo que se refiere a los recursos, el centro dispone de los espacios necesarios para el desarrollo de las actividades, los medios informáticos y técnicos de reprografía y fotográfico. No obstante, la mayor necesidad era la placa solar y el material mecánico y eléctrico complementario, además de maderas, cristales, pintura, plásticos y aislantes, imprescindibles para la construcción de los aparatos.
El equipo docente del centro se muestra satisfecho de los resultados del proyecto, ya que los alumnos se han familiarizado con una nueva cultura energética, además de descubrir de forma creativa y sugerente las diversas posibilidades de las energías alternativas. De igual modo, han tomado conciencia de la necesidad del ahorro y la eficiencia energéticos dentro de los parámetros de la sostenibilidad para hacer frente al cambio climático.

 

arriba