El fomento de la lectura y las bibliotecas escolares, factores de calidad educativa

El MEPSYD convoca el Concurso Nacional de Buenas Prácticas para la dinamización e innovación de las bibliotecas de los centros escolares

El Ministerio de Educación, Política Social y Deporte ha hecho pública una orden, recogida en el “Boletín Oficial del Estado” de fecha 5 de junio, por la que se convoca el Concurso Nacional de Buenas Prácticas para la dinamización e innovación de las bibliotecas de los centros escolares para el año 2008.
La LOE señala la necesidad de dedicar un tiempo diario al fomento del hábito de la lectura en la práctica docente de todas las materias en la Educación Primaria y Secundaria. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid.
Los cambios producidos en la sociedad actual por el volumen de información que recibimos diariamente en diferentes medios y soportes, hacen necesario, ahora más que nunca, que el sistema educativo contribuya a formar a auténticos lectores, dotando a niños, jóvenes y adultos de hábitos de lectura basados en competencias lectoras sólidas, en la alfabetización en tecnologías avanzadas y nuevos lenguajes, en la capacidad de acceso a una variada tipología textual, en actitudes críticas, reflexivas y creativas y en el manejo de estrategias de acceso a la información y su posterior reelaboración.
La biblioteca escolar es un recurso educativo de primer orden que debe estar integrado en el proyecto curricular y en el proyecto educativo del centro, convirtiéndose en uno de sus principales activos para favorecer los procesos de enseñanza-aprendizaje y apoyar la labor docente, y según se especifica en el argumentario de la orden ministerial, “tiene que actuar como centro de recursos que facilite el trabajo en equipo del alumnado y del profesorado, enriqueciendo la actividad en el aula y el desarrollo de los diferentes proyectos interdisciplinares, contribuyendo a la participación en los diferentes programas y proyectos del centro”.
Por otra parte, se precisa asimismo en la orden ministerial, la biblioteca escolar debe ser un agente de compensación social ofreciendo a todos los usuarios, independientemente del estrato socioeconómico de procedencia, la posibilidad de acceso igualitario a los bienes culturales y a sus recursos. En este sentido, la apertura extraescolar de las bibliotecas escolares al entorno permite promover un espacio de encuentro que favorece el desarrollo del ocio y complementa la oferta educativa y cultural.
La importancia concedida a las bibliotecas escolares en la Ley Orgánica de Educación, se pone de manifiesto ya desde su título preliminar donde contempla dentro de los fines de la educación (artículo 2.2) la atención prioritaria que los poderes públicos prestarán al fomento de la lectura y al uso de las bibliotecas escolares como factores que favorecen la calidad de la enseñanza.

Fomento de la lectura

El artículo 113 de la LOE menciona expresamente que las bibliotecas escolares contribuirán a fomentar la lectura y a que el alumno acceda a la información y otros recursos para el aprendizaje de las demás áreas y materias y pueda formarse en el uso crítico de los mismos. Asimismo, señala que “la organización de las bibliotecas escolares deberá permitir que funcionen como un espacio abierto a la comunidad educativa de los centros respectivos”.
La LOE también señala la necesidad de dedicar un tiempo diario al fomento del hábito de la lectura en la práctica docente de todas las materias en la Educación Primaria y Secundaria. La importancia que la Ley otorga a la lectura se concreta en los reales decretos de enseñanzas mínimas de la Educación Primaria y de la Educación Secundaria Obligatoria, donde se especifica el interés que adquiere la lectura para la adquisición de las competencias básicas que se establecen en los mismos, especialmente para el adecuado logro de las competencias en comunicación lingüística, en el tratamiento de la información y competencia digital, en aprender a aprender y en la autonomía e iniciativa personal.
Para responder a las necesidades y exigencias señaladas anteriormente, el entonces Ministerio de Educación y Ciencia puso en marcha en el año 2005 un programa dirigido a las Administraciones educativas de las Comunidades Autónomas para la mejora de las bibliotecas escolares. Este programa ha supuesto aportaciones económicas anuales del presupuesto del Departamento, que ascienden a 43 millones de euros, a los que se añadirán otros 9 millones de euros en el año 2008. Además, las Comunidades Autónomas aportan a este fin cantidades, al menos, iguales.
Por otra parte, la Ley Orgánica de Educación, en el artículo 89, señala que “el Ministerio de Educación y Ciencia, sin perjuicio de las competencias de las Comunidades Autónomas, podrá establecer por sí mismo o en colaboración con otras entidades, premios y concursos de carácter estatal destinados a alumnos, profesores o centros escolares”, y el artículo 90 de la misma Ley contempla la posibilidad de que “el Ministerio de Educación y Ciencia, así como las Comunidades Autónomas, podrán reconocer y premiar la labor didáctica o de investigación de profesores y centros, facilitando la difusión entre los distintos centros escolares de los trabajos o experiencias que han merecido dicho reconocimiento por su calidad y esfuerzo”.

Bases del certamen

En este ámbito de actuación, el Ministerio de Educación, Política Social y Deporte convoca el Concurso Nacional de Buenas Prácticas para la dinamización e innovación de las bibliotecas escolares, dirigido a los centros docentes españoles sostenidos con fondos públicos de Educación Infantil, Educación Primaria, Educación Especial, Educación de Personas Adultas, Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato, Formación Profesional, Enseñanzas Artísticas y Escuelas Oficiales de Idiomas, que hayan desarrollado actuaciones de dinamización e innovación de su biblioteca, con el fin de reconocer el esfuerzo realizado y su contribución a la mejora de la calidad de la educación.
Los premios se concederán a aquellos centros que demuestren haber desarrollado buenas prácticas en el proceso de dinamización e innovación de sus bibliotecas, y que hayan abordado dicho proceso a través de actuaciones y prácticas que se inscriban en los siguientes ámbitos:
* La utilización de la biblioteca como recurso didáctico y de integración curricular por los diferentes departamentos, áreas o materias, a través de proyectos de trabajo aula-biblioteca.
* El uso de la biblioteca como fuente de información, que favorezca el trabajo interdisciplinar mediante proyectos documentales complejos.
* La educación documental y la formación de los usuarios.
* El desarrollo de un plan de lectura integrado en el Proyecto Educativo del centro y que implique a otros sectores de la comunidad educativa, abriendo la biblioteca escolar al entorno y estableciendo redes de colaboración con otras bibliotecas.

Modalidades y participación

Los premios se otorgarán en las siguientes modalidades: a) Centros de Educación Infantil, Educación Primaria, Educación Especial y Educación de Personas Adultas; b) Centros de Educación Secundaria, Formación Profesional, Enseñanzas Artísticas y Escuelas Oficiales de Idiomas, y c) Centros docentes privados concertados que impartan cualquiera de las enseñanzas regladas no universitarias indicadas en las dos modalidades anteriores. Los centros educativos podrán optar únicamente por una de las tres modalidades.
Podrán presentarse todos los centros docentes españoles que no hayan obtenido premio en las convocatorias previas de los cursos 2002-2003, 2003-2004, 2004-2005 del Concurso Nacional de proyectos de ideas para la mejora e innovación de las bibliotecas de los centros escolares ni en los Concursos nacionales de buenas prácticas para la dinamización e innovación de las bibliotecas de los centros escolares para los años 2006 y 2007.
En cada modalidad se concederán 9 premios, con la siguiente distribución y dotación económica: Un primer premio de 12.000 euros; tres segundos premios de 9.000 euros, y cinco terceros premios de 6.000 euros.
El plazo de presentación de las candidaturas será de un mes, a contar desde el día siguiente a la publicación en el Boletín Oficial del Estado de la convocatoria. Las candidaturas se deberán dirigir a la Dirección General de Evaluación y Cooperación Territorial, Subdirección General de Relaciones con las Administraciones Territoriales (Calle Los Madrazo, 15-17, 2.ª planta, 28014 Madrid). El formulario de inscripción será generado por vía telemática en la página web del Ministerio de Educación, Política Social y Deporte, www.mepsyd.es/premiosbibliotecas-escolares .

 

arriba