Premio Marta Mata a la calidad de los centros

Victoria Camps, XXII Premio Internacional Menéndez Pelayo

Contribución española a estudios de evaluación educativa

 

Premio Marta Mata a la calidad de los centros

Madrid. Reconocer la trayectoria de los centros que se distinguen por sus buenas prácticas para conseguir una educación de calidad es el objetivo del Premio Marta Mata. Los centros públicos de Infantil y Primaria podrá optar a la modalidad A, mientras que la B va dirigida a los centros de titularidad pública de ESO, Bachillerato y FP; en la modalidad C podrán participar los centros específicos de Formación Profesional Inicial, Educación de Personas Adultas, Educación Especial, Escuelas Oficiales de Idiomas, Enseñanzas Artísticas y Deportivas; por último, los centros concertados están incluidos en la modalidad D.
El Jurado otorgará un primer premio de 15.000 euros, un segundo de 10.000 euros y un tercero de 6.000 euros, pero también podrán conceder menciones honoríficas.
Los candidatos deberán justificar sus méritos, mediante una memoria que recoja la trayectoria de su acción educativa y podrán ser avalados por otras instituciones, como las consejerías de Educación, Consejo Escolar del Estado o de las comunidades autónomas, Consejos de Formación Profesional, administraciones locales, federaciones y confederaciones de los distintos sectores de la comunidad educativa y asociaciones de renovación pedagógica, Colegios Oficiales Profesionales y departamentos universitarios.
Los aspirantes enviarán el formulario de inscripción y la documentación correspondiente a la Dirección General de Evaluación y Cooperación Territorial, Subdirección General de Relaciones con las Administraciones Territoriales, calle Los Madrazo, nº 15-17, 2014 Madrid. El plazo de admisión de solicitudes finalizará el día 11 del próximo mes de julio.
Los interesados pueden consultar las bases de esta convocatoria, que se publican en el Boletín Oficial del Estado núm. 134, de fecha 3 de junio de 2008. 

 
   

Victoria Camps obtiene el XXII Premio Internacional Menéndez Pelayo

Madrid. La profesora Victoria Camps ha obtenido el XXII Premio Internacional Menéndez Pelayo “por su magisterio filosófico y la influencia moral de su pensamiento tanto en España como en América”, según  han anunciaod el rector de la UIMP, Salvador Ordóñez, y el presidente de la Fundación Cervantina, Eulalio Ferrer.
El jurado distinguió a Camps de entre los 31 candidatos de reconocido prestigio -de los que siete eran mujeres- propuestos para esta convocatoria del Premio, y ha valorado también el discreto proceder con que Camps ha ejercido ese magisterio, a través de sus libros, fundamentales en el ámbito de la Ética, significando que “éstos no sólo se cimentan en un pensamiento filosófico vanguardista, sino que suponen además un apoyo para la comprensión de los problemas acuciantes del mundo moderno”.
Las publicaciones de la doctora Camps son relevantes en lo referente a los valores individuales y al comportamiento social, desarrolladas con un instrumental muy refinado en los dominios de la Ética, la Pragmática y la Filosofía en general. Sus trabajos revierten no sólo en el mundo académico, en el que han de ser consultados, y en el que sirven como base de la investigación, sino que llegan al ciudadano, para proporcionarle una interpretación clara y categórica de los hechos. En este sentido, el jurado destacó que en el extenso debate contemporáneo, que se repite día a día en los ámbitos más diversos, sobre los Derechos Humanos, el pensamiento de Victoria Camps sirve siempre de instrumento de iluminación y solución de las más antagónicas controversias.
El Premio Internacional Menéndez Pelayo se entrega desde el año 1987 y tiene por finalidad distinguir a personalidades destacadas en el ámbito de la creación literaria o científica, cuya obra escrita presente una dimensión humanística capaz de evocar, en nuestros días, la del polígrafo cántabro (Santander, 1856-1912).
Dotado con 48.000 euros en metálico, el premio incluye, además, la concesión de la Medalla de Honor de la institución académica que financia el presidente de la Fundación Cervantina y que se impondrá en un acto solemne que tendrá lugar durante el curso académico estival en el Palacio de la Magdalena de Santander.
Entre los galardonados con este premio en anteriores ediciones destacan los escritores Octavio Paz (1987), Carlos Fuentes (1992), Ernesto Sábato (1997), Mario Vargas Llosa (1999), Nélida Piñón (2003) o Mario Benedetti (2005), así como los lingüistas Julio Caro Baroja (1989) y Fernando Lázaro Carreter (1994) o los filósofos Julián Marías Aguilera (2002) y Emilio Lledó (2004), entre otros premiados.

 
   

Contribución española a estudios internacionales de evaluación educativa

Madrid. El Consejo de Ministros ha aprobado la participación del Ministerio de Educación, Política Social y Deporte en tres estudios internacionales del ámbito educativo que contribuirán a la mejora de la evaluación y los resultados del sistema español. El Ministerio considera que un mejor conocimiento de las opiniones y del rendimiento de los profesionales y los alumnos, es decisivo para desarrollar una buena política educativa.
Además, la elaboración de indicadores internacionales como los que se realizarán con estas contribuciones permite optimizar el proceso de enseñanza y aprendizaje, según coinciden expertos y organizaciones internacionales.
El Ministerio de Educación, Política Social y Deporte contribuirá al Estudio sobre Formación Inicial del Profesorado de Matemáticas y al Estudio sobre Educación Cívica y Ciudadana, realizados por la Asociación Internacional para la Evaluación del Rendimiento Educativo, con un total de 60.000 dólares, a razón de 30.000 dólares cada informe.
El tercer estudio es la Encuesta de Profesores, Enseñanza y Aprendizaje, que está impulsado por la OCDE, a la que España abona 34.000 euros por participar en el mismo.


   

Sarkozy plantea una reforma educativa
en los institutos de Secundaria

Madrid. El presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha trazado los grandes ejes de la reforma de los institutos de secundaria, que serán “mucho más flexibles” y darán más libertad al alumno para “construir un recorrido propio”, y ha propuesto alargar un año la formación de los docentes, informa Efe.
Ante responsables de la Educación nacional, con motivo del bicentenario del decreto fundador del sistema estatal de enseñanza en Francia, el jefe de Estado abogó porque el instituto supere “los impasses” de separaciones estancas por especialidades.
Al estudiante se le ofrecerá una diferenciación de recorridos que le permita construir el que más le corresponda, explicó. Sarkozy, para quien el sistema actual ya “no es sostenible”, quiere que los institutos preparen mejor a los alumnos para la enseñanza superior. Al lamentar los resultados “mediocres” del sistema actual, teniendo en cuenta los medios invertidos, también criticó que perpetúe las desigualdades. “El 80 por ciento de los hijos de docentes y de directivos cursan estudios superiores, frente al 40% de los de obreros”, dijo el jefe de Estado, antes de recordar que un 15% de los alumnos salen de la primaria con “graves dificultades”.
El nuevo instituto a la carta será lanzado de aquí a 2012 y, ya el año próximo, habrá modificaciones para la clase que orienta a los alumnos hacia las distintas especializaciones, como la científica o la literaria. El presidente quiere también que se replantee el equilibrio entre las clases magistrales y el trabajo personal del estudiante.
Con respecto a los profesores, su formación se alargará un año y tendrá lugar en las universidades. A cambio del alargamiento de la formación, que supondrá cinco años de estudios a partir del examen de fin de secundaria (el 'baccalauréat', que da acceso a la universidad), los comienzos de carrera de los profesores serán “evalorizados”.

 
   
arriba